ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 23 La prima misteriosa

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7264

Actualizado: 2019-06-14 17:05


Con ojos adormecidos, Wendy abrió la puerta. Aunque Charles y Autumn iban a almorzar a casa, Wendy no tenía que hacer nada en realidad. Los sirvientes se habían levantado temprano y se habían encargado de todo. Lo único que tenía que hacer era fingir que lo había hecho todo ella.

Bostezó y dijo: "¿Por qué vuelves a casa tan temprano?".

"Quiero mi dinero e irme rápido. Joe y yo nos vamos a una cita", dijo Yvonne y le insistió a su madre que le diera el dinero.

Wendy alcanzó su bolso y sacó una tarjeta del banco. "Ahí tienes medio millón, suficiente para disfrutar una buena vida por un tiempo. Sin embargo, te diré la contraseña sólo si te quedas a almorzar".

"Madre...". Yvonne se enojó. "¡Estuviste de acuerdo en que me fuera! Le pediste a Autumn que se casara con él por mí. Cuando estaba abajo, escuché a los sirvientes decir que ellos vendrían a almorzar. ¡¿Cómo podría quedarme aquí?! ¿Y si él se da cuenta?".

"No te preocupes. No lo hará". Wendy la consoló. Quería que su hija viera lo amable que era Charles. Quería que se arrepintiera de haberse perdido a un marido tan dulce.

"Acepté que te fueras porque me pareció que él era un bastardo manipulador. No quiero que sufras, así que acepté que te fueras con Joe, pero ahora creo que cometí un error, por lo que debo corregirlo", dijo Wendy.

"¿Sólo un almuerzo? ¿No hay más prerrequisitos?", dijo Yvonne dudosa.

"Por supuesto no", respondió Wendy, que sabía que lograría persuadirla. Luego continuó: "Sé que, desde pequeña, no te grada Autumn. ¿No quieres ver cómo es su vida ahora?".

Yvonne se quedó en silencio por un rato. Entonces asintió y aceptó quedarse.

Charles y Autumn llegaron temprano. Traían consigo los productos para la salud y contra el envejecimiento que Gary había traído de América. Parada en la puerta, Yvonne los vio bajar de la limusina. También vio a Charles hacerse cargo de las cosas de Autumn y tomar su mano. Luego caminaron hacia la puerta.

Autumn se torció accidentalmente el tobillo. Preocupado Charles le preguntó si estaba bien. Ella asintió con una sonrisa.

Su sonrisa le dio celos a Yvonne.

Cuando se acercaron a la puerta, Autumn vio a Yvonne en las escaleras. Autumn se puso blanca y se detuvo.

"¿Estás bien? ¿Por qué te detienes a medio camino?", le preguntó Charles, pero no obtuvo respuesta. Ella seguía mirando a Yvonne.

Yvonne tuvo la oportunidad de mirar a Charles.

Ella había oído hablar de su mala reputación de mujeriego y de que era un hombre de mal carácter, pero cuando finalmente lo vio, se dio cuenta de que juzgar a las personas a partir de rumores fue el error más grande que cometió.

Él llevaba una camisa a cuadros de color azul claro, con las mangas enrolladas casualmente hasta la muñeca. Tenía cejas gruesas y ojos penetrantes; las sombras en su rostro lo hacían ver como una persona afable.

"Estoy bien". Autumn volvió en sí misma cuando notó el rastro de envidia presente en los ojos de Yvonne. Autumn tomó el brazo de Charles y, con una sonrisa, dijo:. "Entremos".

Charles asintió levemente y caminó directo hacia adentro sin siquiera mirar a Yvonne. Incluso volteó la cabeza a Autumn para recordarle que mirara dónde pisaba, lo que cortó a Yvonne abruptamente. Sin pensarlo dos veces, Yvonne le dijo a Autumn: "Hermana...".

Autumn apretó el puño, pero lo aflojó luego de unos instantes. Si no hubiera sido por ella, no tendría que vivir con el temor de que la atraparan mintiendo ahora.

¿Cómo se atrevía a volver esta culpable?

Volteó hacia Yvonne y le preguntó con una sonrisa: "Disculpe, ¿nos conocemos?".

"¡Yvonne, Charles, están aquí!"

, dijo Wendy saludando a Autumn y a Charles. Wendy no salió a darles la bienvenida, porque sabía que su querida hija Yvonne estaba afuera. Ella había elogiado mucho a Charles, pero simplemente no confiaba en él.

¡Así que decidió dejar que Yvonne viera lo caballero que Charles era!

Al ver que Autumn e Yvonne estaban a punto de comenzar una discusión, salió corriendo, se paró delante de Yvonne y le dijo a Autumn: "¿No te acuerdas de ella? Es tu prima, Yvonne. Solías jugar con ella cuando eras pequeña".

"Ah, ¿sí? Claramente, se me había olvidado", respondió Autumn con frialdad.

"Da la casualidad que hoy está de visita por lo que la invitamos a almorzar con nosotros", continuó Wendy con una sonrisa. "Es muy amable de tu parte traerme tantos regalos, Autumn. Venga, pasen".

Wendy los invitó a entrar. Yvonne estaba un paso detrás de ellos. Wendy la hizo a un lado y le dijo en voz baja: "¿Qué piensas? Él es diferente de lo que te habías imaginado, ¿no?".

Yvonne la miró con resentimiento, gruñó y luego, dijo: "Madre, ¿por qué no me dijiste esto antes? ¿Por qué le dimos un hombre como él a Autumn?".

Para ella, Joe no tenía comparación con Charles.

Yvonne no pudo evitar quejarse. Si Wendy le hubiera impedido huir con Joe, ella habría sido la que sostenía la mano de Charles ahora. Entonces habría sido imposible para Autumn tener su suerte.

Sin embargo, Yvonne había olvidado por completo que fue ella quien insistió en escapar de la boda.

"Llegué a conocer su verdadero ser ayer así que te pedí que regresaras hoy", dijo Wendy con el ceño fruncido. Para ella, Yvonne era la luz de sus ojos. Yvonne se merecía lo mejor del mundo. "Enviaré a Autumn lejos con alguna excusa. Tú utiliza ese tiempo para hablar con Charles y construir una relación", le dijo Wendy a Yvonne y luego le dio una pequeña palmada en el hombro. "No te preocupes, mi amor, te conseguiré lo que quieras y a quien quieras".

La promesa de Wendy puso feliz a Yvonne. Incluso comenzó a caminar a paso ligero.

Cuando Charles y Autumn entraron, Wendy llamó a Autumn: "Autumn, por favor, ayúdame en la cocina y pídele a Charles que se siente en la sala de estar y descanse un poco".

Wendy fingió una sonrisa amable, tomó la mano de Autumn y la llevó a la cocina. Al mismo tiempo, miró a Yvonne para darle una pista antes de ir a la cocina.

Yvonne leyó sus pensamientos. Se quedó en la entrada por un rato antes de llevarle una taza de té a Charles. "Charles, aquí está el té".

Se paró junto a Charles a propósito y luego se pasó los dedos por el pelo alisándolo. Yvonne fingió caerse mientras le daba la taza de té y trató de aterrizar en sus brazos.

Ella dejó escapar un grito. Se creía lo suficientemente atractiva y creía que podría seducirlo.

Inesperadamente, Charles se negó a atraparla, y ella aterrizó en el sillón. Todo el té se derramó sobre su cara. Era gracioso verla con todo el tabaco en el cabello.

"Charles...". Lo miró con una pena profunda. En el interior, su odio hacia Autumn se profundizó.

Si no hubiera aparecido la perra de Autumn entre ellos, Charles le habría dado una mano ahora sin dudarlo.

No se dio cuenta de que, para Charles, sólo era una extraña, y hoy era la primera vez que se conocían.

Charles la miró con frialdad. Él había estado a la defensiva con respecto a ella desde el principio. Por un lado, se dio cuenta de la indignación en la cara de Autumn cuando vio a la llamada 'prima' y por otro lado, ella no actuaba como si fuera una visitante, parecía conocer la casa muy bien; así que cuando ella le entregó el té, él estaba muy atento a sus movimientos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir