ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 139 Te he extrañado mucho

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8200

Actualizado: 2019-07-12 09:17


Johnson estaba sorprendido, y aunque había escuchado las tácticas de Aron antes, pensó que era solo un junior. No estaba acostumbrado a sus ojos afilados y asesinos, así que se incorporó y actuó como el mayor y superior, mirando cuidadosamente a Aron de arriba abajo.

Aron era guapo, pero parecía demasiado reservado, y ese temperamento no mostraba su edad. A pesar de que era joven, era difícil de descifrar, ya que sus ojos eran agudos y profundos. Johnson se sintió muy incómodo bajo su mirada, como si Aron pudiera leer su mente.

"¿Ya terminaste?", dijo Aron en voz baja e inexpresiva;

su tono era tan firme que intimidaba a Johnson, por lo que él solo asintió en silencio.

"Tú eres mayor que yo, por ello te dejo hablar primero, pero ahora me has hecho perder veinte minutos, así que seré breve. Solo hay dos opciones para ti, o renuncias o lo olvidas, tú decides".

Johnson estaba tan enojado que golpeó su vaso sobre la mesa. "¿Cómo te atreves?".

Aron extendió su mano y su asistente inmediatamente colocó un archivo en ella, luego lo abrió y sacó un pequeño pedazo de papel. No prestó mucha atención a lo que estaba escrito en él, pero estaba familiarizado con el estilo de la escritura, y al verlo, rápidamente vino a su mente una mujer. '¿Qué pasa si me convierto en una celebridad algún día? Mi firma valdría la pena entonces, así que tengo que practicar mi escritura a mano con un estilo único para que nadie pueda copiarla'. Podía escuchar las palabras que ella le había dicho una vez.

Su asistente hizo una tos obvia para que Aron, quien estaba absorto en sus pensamientos, regresara al presente, y sus ojos volvieron a ser gélidos mientras sostenía el pedazo de papel con fuerza y en silencio.

Después golpeó sobre la mesa el archivo del documento, el cual contenía el registro de malversación y fraude de Johnson todos estos años. Toda la evidencia estaba allí y Aron no tenía nada más que decir.

Johnson se quedó sin habla al ver el documento; nunca pensó que Aron se enteraría. Cuando estaba a punto de dar una explicación, Aron ya se había puesto el abrigo, y entonces el asistente lo sacó a toda prisa y dijo: "Señor Shen, el punto de mi jefe es muy claro. La bondad es fuente de riqueza. No hay necesidad de que ofenda a mi jefe por alguien más".

Por supuesto, la otra persona a la se refería era al hermano de Aron, quien se esforzó por arrastrarlo al lodo a cualquier costo.

Johnson dejó escapar un suspir

viada, pero no podía creer lo que había oído. "Bueno, entonces, ¿por qué quería que hoy lo encontrara aquí?", preguntó Isla, desconcertada.

Chou sonrió suavemente y respondió: "Mi jefe siente curiosidad por usted. Dijo que es la primera vez que se encuentra con una persona que toma la iniciativa de pagar por tales daños, por eso le pidió que lo viera aquí. Puede comer con él e incluso hacerse su amiga, no se preocupe, es una buena persona".

"¡Oh!, ahora lo entiendo". Isla se iluminó con sus palabras y frunció un poco las cejas. Sonaba raro. Hizo añicos su lujoso auto, así que ahora que ella había venido, le gustaría conocerlo. Al menos debería disculparse con él y expresarle su agradecimiento.

Cuando el ascensor se detuvo en el piso 22, Isla sintió que su corazón latía rápido; no había olvidado este número de piso. Vaciló antes de salir con Chou.

Ahora, de pie frente a una habitación familiar, sentía que se iba a desmayar. ¿Era solo una coincidencia?

"Por aquí, por favor. Mi jefe está dentro". Los viejos recuerdos volvieron a toda prisa. Isla se paró frente a la puerta con nerviosismo y luego dejó escapar un grito, cayó al suelo y rompió a llorar.

Unos segundos más tarde, un par de zapatos de cuero brillantes aparecieron frente a ella, después un hombre le entregó un pañuelo y le preguntó: "¿Estás bien?".

Al siguiente momento, Isla se levantó de un salto, abrumada, como si hubiera visto a un fantasma. Entonces, apartó al hombre que tenía delante y salió corriendo. El hombre a quien ella había extrañado todo este tiempo acababa de aparecer, pero ahora no quería verlo.

No, no se atrevió.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir