ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 1851 La intención de Franklin

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 11338

Actualizado: 2020-06-30 05:28


Charles no pudo evitar sospechar cuando reconoció que era la voz de Franklin, entonces la inquietud comenzó a apoderarse de él. Con el ceño fruncido, el hombre se preguntó: '¿Cómo sabe Franklin que estoy en esta habitación? Si él sabe sobre mi paradero, entonces existe la posibilidad de que otros también lo conozcan'. Aun así, Charles abrió la puerta y le permitió entrar.

"Hola, ¿cómo sabías que estaba aquí?", Charles lo saludó con una sonrisa amistosa.

"Sr. Lu, me informaron de que su recuperación fue muy buena, entonces vine para visitarlo. Además, me di cuenta de que se iría una vez que estuviera completamente recuperado, por eso quería verlo, ¡esa es la razón detrás de mi visita inesperada!", Franklin había tratado de encontrar una excusa creíble, pero la verdad era que esta visita tenía la única intención de tocar el tema del matrimonio de su hija.

Charles esbozó una sonrisa de agradecimiento y asintió: "Bueno, de hecho me iré muy pronto".

Después de recibir tal respuesta, Franklin entendió que esta podría ser su última oportunidad de ver a Charles, por lo que se dijo a sí mismo: 'Tengo que aprovechar este momento para proponerle que se case con mi hija, o de lo contrario, ella jamás podrá desposarse ni volver a verlo de nuevo'.

"Sr. Lu, antes de que se vaya, ¿podemos cenar? Ya sabe, como despedida", Franklin sugirió un poco nervioso.

Charles se sentía un poco extraño porque Franklin le había hecho tal petición, sin embargo, pensaba que era algo inofensivo y aceptó sin dudarlo.

Franklin se puso eufórico en su interior pero no demostró nada, como había logrado su objetivo, estaba dispuesto a irse ahora. Aunque antes de partir, un pensamiento cruzó por la mente del hombre, él se dio la vuelta y preguntó: "¿Está disponible en este momento? ¿Qué tal si salimos y tomamos un trago?".

Charles seguía tratando de encontrar una explicación para la visita de Franklin, a estas alturas, él tenía mucha curiosidad por saber sus verdaderos motivos, así que aceptó de inmediato. Por si fuera poco, Franklin le había salvado la vida y esto era lo menos que podía hacer por él.

"Mmm... ¿por qué no?", Charles respondió con una sonrisa amable.

Poco después, los dos hombres entraron en un bar.

Era muy temprano, así que no había mucha gente en el lugar, el ambiente tranquilo creó una atmósfera relajante para que ellos pudieran charlar en privado.

Beber siempre era la forma más sencilla para que los hombres pudieran abrir sus corazones, después de proponer un par de brindis, Franklin comenzó a platicar acerca de la afinidad y las relaciones predestinadas.

Charles estaba un poco incómodo pues se percató de que Franklin estaba insinuando algo más, aun así, él fingió no saber nada y continuó bebiendo de su copa.

"Sr. Lu, sé que usted tiene una gran empresa, si no me equivoco, su negocio es famoso en todo el país, ¿cómo lo maneja?", Franklin cambió de tema al notar que Charles estaba siendo indiferente.

"Bueno, como sabes, los negocios tratan principalmente de suerte, es algo así como un juego que funciona con dinero", Charles respondió con una ligera sonrisa.

"Ya veo, en conclusión, usted es un hombre muy ocupado, pero no debería olvidar a sus amigos aquí, ¿vendrá a visitarnos?", Franklin trató de mantener una conversación fluida antes de revelar lo que en verdad quería decir.

"No puedo decirlo con certeza, pero h

por completo la apariencia del pobre hombre. Charles se inclinó un poco más y notó lo pálido que se había puesto el rostro de él.

Franklin asintió con la cabeza a pesar del dolor, daba la impresión de que la herida no le preocupaba en absoluto. Aunque estaba débil, él aún hablaba con una sonrisa: "Estoy bien, no se preocupe por mí. ¿Usted cómo se encuentra? ¡Dígame que no le han hecho daño!".

Charles se conmovió al escuchar las palabras de este hombre desinteresado. De repente, él se dio cuenta de que era la segunda vez que Franklin le salvaba la vida, esta vez, su favor era mucho más fuerte que el anterior. Franklin había arriesgado su propia vida para salvar a Charles, por un momento, este último luchó impotente por encontrar las palabras correctas que expresaran su gratitud.

La culpa en el corazón de Charles era tan profunda como la herida de Franklin.

Sin perder tiempo, Charles llevó a Franklin al hospital más cercano, el cargo de conciencia no dejó de consumir a Charles hasta que el médico le aseguró que la herida del otro hombre estaba bajo control.

"Vayan a casa y descansen un poco, afortunadamente la herida no es demasiado profunda, ¡pero no olviden volver en tres días!", el doctor los exhortó antes de que les permitiera retirarse.

La herida de Franklin había sido atendida con la ayuda de un vendaje y ahora su rostro pálido comenzaba a mostrar un ligero rubor.

"Déjame llevarte a casa, por favor", Charles insistió.

Aunque el hombre consideraba a Franklin como su amigo, hasta ahora no había visitado su casa, entonces creía que este era el momento de hacerlo.

Durante el camino, Franklin permaneció en silencio, su lesión había sido atendida pero él seguía un tanto aturdido, al notar esto, la culpa de Charles se intensificó.

En sólo unos minutos estaban en la puerta principal de la casa de Franklin, Charles lo ayudó cuidadosamente a cruzar la puerta y a sentarse.

Él sabía que Franklin todavía recordaba el horrible encuentro que habían tenido en la calle porque parecía un hombre que no estaba acostumbrado a lidiar con situaciones tan alarmantes. Probablemente era la primera vez que él experimentaba algo tan abrumador, por lo que Charles comprendió la razón detrás de su mirada traumatizada.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir