ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 328 Un romance secreto con otro hombre

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8263

Actualizado: 2019-08-26 07:40


Sin embargo, ella nunca había imaginado que Giant Promise Company saldría a proteger a Autumn de esa manera, y esto la sorprendió.

Edward sacudió la cabeza con impotencia mientras miraba a Rachel; sabía que nada bueno saldría de una mayor investigación. No tenía otra forma de cambiar, solo dejó escapar un suspiro débil.

Rachel no se atrevió a ofenderlo en este momento, pero cuando vio que se había calmado, comenzó a actuar como una malcriada. "Lo siento mucho, no quería que sucediera algo así, de haberlo sabido, habría pospuesto la renovación, simplemente no esperaba estas consecuencias", se disculpó.

Sin embargo, sus palabras no lograron conmover a Edward, así que tuvo que esforzarse más para convencerlo. "Lo siento, Edward, el error fue mío. Es la primera vez que asumo la responsabilidad de administrar un hotel tan grande. Yo solo quería que todo fuera perfecto, pero... no esperaba estropearlo de esta manera, de verdad. Realmente me esforcé al máximo".

De pronto se echó a llorar mientras hablaba, después de una pequeña pausa, continuó: "No pensé que fuera tan serio, debería haber tiempo para tomar algunas precauciones, pero estaba ocupada preparándome para nuestra boda y eso me distrajo del negocio. Le dije a la señorita Ye que no avanzara tan rápido, pero ella rechazó mi sugerencia".

"¿La señorita Ye? ¿De quién estás hablando?". Cuando escuchó decir esto a Rachel, Edward sintió que todo comenzaba a encajar.

Rachel lo miró apesadumbrada, con lágrimas brillando en sus ojos. "Me refiero a Autumn, la esposa de Charles".

Había encontrado un nuevo motivo y determinación: culpar a Autumn. "Quizás es porque soy la ex novia de Charles, pero siempre parece que ella está en mi contra, le expliqué muchas veces que Charles y yo ya no tenemos nada, pero hizo oídos sordos", dijo mientras las lágrimas seguían corriendo por sus mejillas, lo que comenzó a molestar a Edward. "Deja de llorar, ya basta de melodrama", la interrumpió Edward impaciente.

"No tiene sentido llorar ahora", agregó suspirando.

"Edward... ¿todavía me culpas por lo que pasó?", preguntó Rachel con voz temblorosa mientras se secaba las lágrimas.

Edward respiró hondo y comenzó a hablar: "No tiene sentido culparte ahora que ya pasó, pero debes recordar que no importa lo que vayas a hacer, debes tener cuidado y ser consciente de que todo tiene consecuencias, no lo vuelvas a hacer, ¿de acuerdo?".

"Lo entiendo, y nunca volveré a cometer ese error", respon

ensificara.

Pero ahora que había dicho eso, Rachel ya no podía arreglarlo. Tenía una cita por la tarde y ya era hora de irse, así que

regresó a su habitación y se cambió de ropa. Cuando estaba a punto de salir, vio a Edward sentado en el sofá, leyendo un periódico. Ni siquiera la miró. Se habían casado apenas ayer, y ahora él se había vuelto tan indiferente que a Rachel le parecía ridículo.

Se acercó a él y dijo con voz suave: "Edward, tengo algo de trabajo que hacer y tengo que ir a filmar unas escenas ahora, pero volveré a cenar contigo, ¿de acuerdo?".

"Mm, claro", respondió Edward sin una pizca de emoción.

Después de obtener su aceptación indiferente, Rachel se volvió para salir. Condujo hasta un hotel, y antes de entrar miró cuidadosamente alrededor para asegurarse de que nadie la hubiera seguido. Salió del auto y se apresuró a llegar a una habitación, tan pronto como tocó el timbre, la puerta se abrió. Un brazo fuerte la atrajo hacia el interior y cerró la puerta inmediatamente dejando el pasillo vacío detrás de ellos.

Rachel se rió cuando el hombre agarró su cintura delgada. "¡Mantén tus pantalones puestos! Déjame recuperar el aliento por un momento", dijo Rachel en un tono tímido y coqueto.

"Cariño, te extrañé tanto, hace días que no nos vemos", dijo el hombre. Estaba vestido con una bata de baño que dejaba ver su cincelado torso desnudo a través de la abertura. El hombre tenía un cuerpo musculoso, fuerte y definido, era también una estrella famosa del mundo del espectáculo. Besó el cuello de Rachel y ya no pudo contener su deseo, mientras que ella disfrutaba de sus besos con los ojos cerrados.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir