ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 367 Hospitalizada

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8608

Actualizado: 2019-09-03 05:29


Abby apartó a Amy y la consoló con voz suave y relajante. Todos sabían que llorar no resolvería ningún problema, sino que en realidad aumentaría la ansiedad sobre esta precaria situación.

Autumn empezó a despertarse al atardecer, cuando el sol comenzaba a ponerse. El primer pensamiento que cruzó por su mente fue que Yvonne enterraba el cuerpo en el fondo de la casa mientras gritaba en pánico. En seguida recordó lo que Aron le había dicho, y eso hizo que su corazón se llenara de culpa y arrepentimiento por su reacción inicial. En el momento en que abrió los ojos, las lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas.

Charles se dio cuenta de que algo estaba muy mal con Autumn, aunque estaba completamente despierta, no pronunció ni una sola palabra, solo siguió llorando. Le dolía mucho el corazón mientras las lágrimas rodaban por su rostro. "Autumn, ¿qué te pasa, amor?".

Ella no respondió, sino que siguió sollozando, era casi como si el dolor le impidiera escucharlo. Cuando por fin reaccionó, se sintió más culpable y avergonzada al descubrir que estaba rodeada por su preocupado abuelo y otros parientes. "Lo siento... todo esto es culpa mía".

Autumn seguía disculpándose y las lágrimas seguían fluyendo. El corazón de Amy se rompió de dolor al verla así, porque no sabía que podía hacer para ayudarla, sin importar cuántas veces trató de calmarla y decirle lo que sentía, Autumn no paraba de llorar. Charles la miró con expresión preocupada y luego se dirigió a los presentes: "Han estado esperando aquí desde que ingresó al hospital, deben estar cansados. ¿Por qué no van a tomar un café y refrescos abajo mientras trato de calmarla?".

"Pero..." Amy estaba muy preocupada y no quería nada de dejarla sola en esta condición tan delicada, pero antes de que pudiera terminar de hablar, Abby la sacó de la habitación. Luego le dijo: "Mamá, solo déjalos estar solos por un rato, estoy segura de que Charles puede manejar la situación. Ella solo parece abrumada por las emociones, dale algo de tiempo para que pueda componerse".

En cuestión de segundos, Autumn y Charles quedaron solos en la sala. Charles limpió con suavidad las lágrimas en las mejillas de Autumn, "Estoy aquí contigo, respira hondo y dime qué pasó. Por favor, querida, libérate de esa carga mental y sácame a mí también de la angustia".

Autumn levantó la cabeza y al ver su mirada de preocupación, más lágrimas comenzaron a fluir por sus mejillas sonrosadas. Por fin reunió algo de fuerza y comenzó a narrar lo que había sucedido la noche anterior. "Charles, me siento muy culpable y ab

tro. Solo después de consolarla durante un largo rato logró que se calmara.

"Niña tonta, creo que tienes un solo defecto..." Arthur suspiró mientras continuaba: "Estás acostumbrada a asumir todas las responsabilidades y a culparte de todo... ¿Por qué no te preocupas un poco más por ti misma?".

Autumn no respondió, se sintió culpable también por eso.

Charles deambuló por el hospital, pero se decepcionó al descubrir que no había ningún alimento adecuado para Autumn, así que al final condujo hasta un restaurante cercano y compró algo de comida para ella, también ordenó algunos aperitivos y otros platos para los familiares que esperaban en el hospital. Mientras esperaba que le prepararan la comida, una voz inesperada lo sorprendió. "Señor Lu, ¿eres tú?".

"¿Leila? ¿Qué haces aquí?", preguntó Charles muy sorprendido al volverse y encontrar a Leila.

"Estaba por ir a la empresa, pero antes vine aquí para comer algo rápido. Ayer por la tarde entretuve a esos clientes, estuve con ellos toda la noche. Pude dormir solo dos horas antes de salir para acá. ¿Y tú?". Leila mencionó a propósito a los clientes para hacerle notar a Charles que ella había resuelto el problema ocasionado por él.

"Muchas gracias..." Charles sonaba avergonzado después de escucharla. "Ayer, Autumn fue ingresada al hospital, recién acaba de despertarse, así que vine aquí para comprarle algo de comida. Gracias nuevamente por ocuparte de ese negocio".

"Es mi trabajo, no hay nada que agradecer, en realidad...". Leila dijo eso con una sonrisa: "Cuida de Autumn y concéntrate en su bienestar, yo puedo hacerme cargo de todo en la empresa. Si mi futuro novio me trata de la misma manera, me sentiré una mujer muy feliz".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir