ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 368 Una visita

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8346

Actualizado: 2019-09-04 00:02


"Ella es mi esposa, por supuesto que le dedicaré toda mi atención. ¿Qué te gustaría comer? Por favor, pídelo. Será mi regalo en agradecimiento por tu trabajo de ayer", dijo Charles con una cálida sonrisa.

Después de elegir varios platillos, Leila se sentó junto a Charles y conversó con él. Esta reunión fue una mera coincidencia. Sin embargo, a Leila le parecía que era el destino encontrarse con él de una manera tan afortunada. Ella estaba realmente feliz.

"Bueno, señor Lu, ¿ahora cómo se encuentra Autumn?", preguntó Leila abruptamente.

"Ella está muy bien. Solo unos cuantos contratiempos menores. Ella se recuperará pronto", respondió Charles con optimismo. "Ahora yo debería regresar al hospital para ver cómo se encuentra ella. Hasta que ella sea dada de alta del hospital, estaré ausente en la compañía. Espero que... puedes ayudar a manejar todos los asuntos de negocios".

"Señor Lu, no te preocupes por la compañía. Todo estará perfecto", respondió Leila asegurándolo con una sonrisa. 'Esta es una buena oportunidad para mí. No debería dejarla ir', pensó ella. "Señor Lu, ¿qué tal si voy al hospital contigo? También me preocupa la salud de Autumn. Después de todo, ella es mi salvadora", ella mencionó su idea despreocupadamente.

"Eso me parece bien, definitivamente", Charles aceptó su petición. Como la comida que Charles había pedido estaba empacada y lista para llevar, también se preparó para retirarse. "¿Cómo llegaste aquí?", le preguntó a Leila.

Leila había conducido hasta allí, pero como no podía encontrar cerca del restaurante un lugar para estacionar, tuvo que estacionar su auto un poco lejos de allí. "Tomé un taxi", mintió convenientemente mientras trataba de ocultar su placer sobre lo bien que el destino le iba favoreciendo.

"Bueno, entonces puedo llevarte hasta el hospital", sugirió Charles de inmediato. Justo cuando pasó por una florería, Leila le pidió que se detuviera y esperara un momento. Como ella insistió, Charles no tuvo más remedio que detenerse. Luego ella salió del auto y regresó con un ramo de flores, magníficamente frescas y fragantes. Cuando entró en el auto, tenía una sonrisa de satisfacción en su rostro.

"En realidad no tenías que molestarte con tal gesto. Pronto será dada de alta del hospital", dijo Charles.

"Es de mala educación visitar a alguien con las manos vacías", respondió Leila con una sonrisa brillante. "Autumn siempre me ha tratado muy bien e incluso me ayudó a encontrar este trabajo. Ahora que se ha enf

iste cuenta de la tensión que había en la habitación? Es obvio que Autumn no quería verla", dijo Abby mientras fruncía el ceño. "De todos modos, hay una cosa que espero que puedas recordar en todo momento. Autumn no es una huérfana. Más te vale tratarla bien. De lo contrario, no te lo perdonaré", le advirtió ella.

"Además, si en algún momento te atrapan teniendo una aventura con Leila, no te dejaré ir", agregó.

En cuanto terminó su oración, se dirigió directamente a la sala. Charles se quedó allí inmóvil, perdido en sus pensamientos. '¿Leila y yo? ¿Cómo podría ser eso posible?

Pero ahora que Abby me ha mencionado esto y que a Autumn claramente le desagrada Leila, intentaré evitar a toda costa a Leila, excepto en el trabajo. De esta manera, Autumn no se molestará'.

Justo cuando se dirigía a la sala, recibió una llamada de David. David le dijo que había algo importante esperando a ser atendido por él. "Volveré lo antes posible", accedió él después de dudarlo por un buen rato.

Fue a la sala de Autumn y dijo que tenía que encargarse inmediatamente de algunos negocios. Con el permiso de ella, fue deprisa hacia la oficina.

Llamó a Chris y le pidió que le hiciera compañía a Autumn. A los pocos minutos, Chris llegó al hospital acompañada de Sam.

Para asegurarse de que Chris y Autumn pudieran hablar con libertad, la familia Zhao salió de la sala. "Autumn, ¿por qué nuevamente estás en el hospital? ¿Ahora qué te hizo Charles?" Chris sollozó, con los ojos llenos de lágrimas y temor.

"No es culpa suya, para nada". Autumn lo defendió. "Por favor, no llores. Estoy bien, de verdad", le aseguró a Chris con una sonrisa confortante.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir