ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 385 Haciendo las paces

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10122

Actualizado: 2019-09-07 03:57


Leila hizo una pausa, luego decidió sonar menos amenazante. "Definitivamente me disgustaría si llegaras a quejarte de mí ante el señor Lu. Somos compañeros de trabajo, así que no creo que sea necesario que lo hagas. Además, es mejor mantener una relación de trabajo armoniosa, ¿no lo crees?".

David asintió con la cabeza. "Sí, estoy de acuerdo con algunas de las cosas que dijiste. Y tienes razón, somos colegas. Pero... no me siento cómodo sabiendo que alguien quiere tomar algo que le pertenece a otra persona.

Simplemente no puedo soportar pensar en eso". Luego desafió a Leila: "¿Por qué? ¿Hice algo mal?", se burló él, luego le advirtió: "Leila, ¿realmente crees que soy estúpido? ¿Crees que no sé quién ha estado difundiendo esos desagradables rumores en la oficina? Aquí tienes algunos consejos aunque no pediste: Es mejor que estés consciente de tu lugar en esta empresa. De lo contrario, no saldrás bien librada si descubro que lo vuelves a hacer".

Ella enderezó los hombros y puso una mirada de desesperación. "¿De qué tonterías estás hablando? No soy yo quien está difundiendo los rumores de que el señor Lu está teniendo una aventura conmigo. Y no tengo idea de quién lo hizo. Además, ¿por qué yo difundiría ese chisme cuando es mi reputación la que se está arruinando?".

Leila frunció el ceño y miró fijamente a David en el momento en que él estalló en carcajadas.

Entre risas, David mencionó: "No has estado trabajando durante varios días. Y no recuerdo haberte dicho qué rumor se estaba difundiendo. Entonces, ¿cómo es que parece que sabes sobre esto?".

Leila tartamudeó: "Yo... yo...", al darse cuenta de que se había delatado a sí misma.

Pensando rápidamente, dio una explicación. "Mira, David, te equivocas. Fue Liz quien me lo mencionó justo antes de irse. Y me siento tan impotente al respecto. Tú sabes que la señora Lu es mi benefactora, así que nunca haría nada para traicionarla o lastimarla. Si se llega a enterar de esto, estoy segura de que ya no seremos amigas".

David levantó una ceja. "¿De verdad?"

Con una sonrisa sombría, él continuó: "Si en realidad no eres la responsable de difundir el rumor, ¿por qué te preocupa que yo le diga algo al señor Lu?".

La furia en el rostro de Leila complació a David. Él dijo: "Leila, sabes que aunque la verdad se oculte, tarde o temprano será develada, ¿cierto? Si realmente te preocupas por la señora Lu, entonces sabes que lo correcto es que te alejes del señor Lu, quien no es tu esposo", él continuó burlándose de Leila. "Y supongamos que algún día te conviertes en la señora Lu, seguirá siendo un hecho que primero fuiste la amante".

Leila balbuceó de ira. "¡Tú!" Pero ella no pudo decir nada más.

Cuando David se marchó, su rostro sonrojado se puso pálido mientras meditaba sus palabras.

De repente ella se agitó. Sus planes de acercarse a Charles ya estaban dando frutos gracias al enorme esfuerzo que ella dedicaba. Pero sabía que en el momento en que David dijera algo que no debería decirle a Charles, todos sus esfuerzo

umn le tocó el brazo para tranquilizarlo. "No te preocupes, estoy bien".

Satisfecho de que ella estuviera bien, Charles limpió con toda tranquilidad los alrededores, recogiendo las malezas que rodeaban las tumbas de sus padres. Después, Autumn les puso las flores que trajeron. Él dijo: "Papá, mamá, quiero que conozcan a mi esposa. Se llama Autumn Zhao. ¿Acaso no es hermosa?".

Autumn sonrió ante sus palabras y luego se burló de él: "Charles, ¿has escuchado el viejo dicho que dice que todos los comerciantes elogian a su propia mercancía?".

Él la miró desconcertado. "¿Qué? ¿Por qué dices eso?", Charles continuó: "Solo estoy afirmando un hecho. Tú eres hermosa".

Hizo una pausa para pensar: 'Si mis padres hoy siguieran estando vivos, estoy seguro de que estarían muy contentos de que yo estuviera casado no solo con una mujer hermosa, sino también con una muy respetable'.

Las palabras de Charles hicieron que Autumn pensara en su propio padre, Bowen. Si todavía estuviera vivo, estaría muy feliz de que su hija estuviera casada con un hombre tan brillante.

Autumn se arrodilló frente a la tumba y luego limpió cuidadosamente el polvo que cubría la lápida. Gentilmente, ella dijo: "Suegra, suegro, no se preocupen. Pueden descansar en paz, porque yo cuidaré de Charles por ustedes".

Charles sintió una punzada de tristeza ante las palabras de Autumn, pero compartió la misma idea. "Sí, papá, mamá... Autumn cuidará de mí. Ya pueden descansar en paz. Les aseguro que ahora tengo una vida feliz a su lado".

Entonces comenzó a animarse: "Quizás cuando vengamos a visitarlos el próximo año, les presentaremos a su nieto".

Autumn lo miró en tono de broma: "¿Y qué te hace estar tan seguro de que tendremos un hijo, pero no una hija?".

Charles respondió: "Tengo la sensación de que será un niño".

"Pero yo quiero una hija", Autumn fingió quejarse.

Charles meditó sobre esto por un momento. "Bueno, podríamos tener gemelos. De esa manera, tendremos un hijo y una hija. ¿Qué te parece?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir