ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 393 El embarazo de Rachel, la furia de Edward (parte dos)

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8447

Actualizado: 2019-09-09 00:02


Rachel también llamó al teléfono de Roger para decirle lo que Edward le había hecho.

Al escuchar la voz de Charles, pensó que era seguro salir de la habitación. Y ella rápidamente se escondió tras sus espaldas para evitar ser lastimada por Edward. "Por favor, ayúdame", ella reiteró su súplica.

Rachel sabía que su futuro hijo era la clave para obtener una parte de la riqueza de Edward, así que ella haría todo lo posible para protegerlo.

"¡Ven aquí, perra!" Edward rugió y trató de sujetar a Rachel.

Estaba tan furioso al ver a Rachel y la habría alcanzado si Chris no lo hubiera detenido. La mujer continuó encogida detrás de Charles.

Pero Edward era imparable. Él continuó despotricando: "¡Perra desvergonzada! Será mejor que me digas la verdad. ¿Quién es el padre de ese bebé?"

Temblando de miedo, ella replicó: "¡Deja de decir tonterías! ¿Quién más podría ser el padre del bebé?"

Rachel seguía pensando que nadie sabía de su aventura con Roger, así que tuvo que seguir con la mentira de que el bebé era de Edward.

Pero su esposo no aceptaría nada de eso. "¡Te mataré si no dejas de mentir!", Edward también estaba temblando de ira. Y tenía muchas ganas de golpear a su esposa después de lo que ella dijo. Chris, sin embargo, usó toda su fuerza para evitar que su padre lastimara a su esposa.

A pesar de que estaba sangrando de la mano, se aferró a Edward con fuerza y lo abrazó. Ella gritó: "Papá, la matarás si no te calmas. Por favor, sentémonos y hablemos de esto".

Pero Edward se mantuvo inflexible. "¡Chris, suéltame! ¡Lo único que quiero hacer en este momento es tener en mis manos a esa mujer!"

Con los ojos ardiendo, miró a su hija y dijo: "No confié en ti cuando me dijiste la verdad sobre esta mujer. Y ahora lo lamento. ¡Si tan solo te hubiera escuchado, esta perra no me habría engañado! Ella necesita que le den una lección, así que no trates de detenerme".

Rachel no iba a dejarse vencer. "¿De qué estás hablando? ¡Nunca te he engañado!", gritó ella.

El miedo, la ansiedad y los nervios la estaban afectando, pero ella siguió negando sus acusaciones.

Chris trató de razonar con su padre. "Papá, no vale la pena matarla. ¿A costa de qué? ¿De tu libertad?".

Ella acarició su espalda para apaciguarlo. "Vamos a tranquilizarnos y hablemos. Pelear nunca resolverá los problemas".

Edward fue calmándose paulatinamente, mientras que su hija seguía aferrándose a él. Después se dirigió hacia Charles: "No debiste haberte involucrado en este desastre. Esto no tiene nada que

bebé que llevas no es mío?".

Su confesión sorprendió tanto a Charles como a Chris. Se miraron entre ellos y luego se volvieron hacia Edward, cuyos ojos estaban llenos de aflicción. Ambos se dieron cuenta de que se les ocultaba la verdad porque en aquel tiempo eran muy jóvenes.

Sin embargo, Autumn tuvo una idea de lo que pudo haber desencadenado la reacción violenta de Edward cuando le dijeron que Rachel tenía un bebé de él. De hecho, ella nunca pensó que él admitiría esto ante otras personas.

Edward le habló a Rachel en voz baja: "Es una vergüenza que un hombre admita que no puede tener hijos, así que lo mantuve en secreto durante muchos años. No hay manera de que yo crea que estás teniendo un hijo mío a menos que me hayas engañado.

¡Y fui tan estúpido que caí en tu trampa!", dijo él.

Con incredulidad, Rachel gritó: "¡No! ¡Eso es imposible!".

Ella miró con rabia a su marido, tratando de mantener la compostura. Ahora entendía por qué Edward se veía tan infeliz cada vez que ella le decía que quería tener un bebé. Para él era imposible tener un hijo.

La realidad de la situación hizo que Rachel entrara en pánico. Había cometido un grave error y no tenía idea de cómo salir de esto.

Aun así, ella se negó a rendirse.

"Tal vez el médico que te atendió cometió un error con el diagnóstico".

Rachel sugirió: "A veces, los médicos pueden cometer errores".

Ya atrapada, Rachel continuó negando que había engañado a Edward y que estaba teniendo un bebé de otro hombre. Comenzaba a sentirse nerviosa, tratando de inventar más mentiras. El secreto de su esposo era algo que ella nunca había imaginado y ahora lamentaba haberse quedado embarazada.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir