ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 416 Leila es despedida

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10052

Actualizado: 2019-09-13 14:45


"Sólo detén tu farsa aquí mismo, ¡no aguantaré más de este drama!", Charles miró a Leila y le advirtió: "Esta es mi casa, no Shining Company, hazme un favor y no vengas aquí a menos que sea urgente". Él trataba a Leila como su secretaria, no obstante, parecía que ella se consideraba a sí misma como la Sra. Lu. Leila quería reemplazar a Autumn y Charles finalmente se dio cuenta del porqué a su esposa no le agradaba Leila en absoluto.

"Yo...", después de ver la expresión de disgusto de Charles, Leila se quedó sin palabras al darse cuenta del gran error que había cometido. Ella estaba ansiosa y dijo para sí misma: 'No debería haber venido aquí, además, si hubiese sabido que a Charles le molestaría que yo adquiriera el mismo collar que él compró para Autumn, no lo habría hecho para hacerlo enojar. Lo que hice hoy fue muy imprudente y estuvo mal calculado, afortunadamente traje un documento conmigo, es una excusa razonable para explicar mi visita'. Leila sacó el documento de sus brazos y dijo con tono adulador: "Nuestra fábrica detendrá la producción a menos que firmes este documento, así que no tuve más opción que venir aquí, si no fuera una emergencia, no te habría molestado de esta manera".

Charles examinó el documento y lo firmó rápidamente, después de entregarle el papel a Leila y notificarlo mientras arrugaba su frente, le dijo "Lleva este documento a la compañía, llamaré al Departamento de Recursos Humanos para que se encargue de entregarlo, no hay necesidad de que te presentes a trabajar mañana". Él no esperaba que ella sacara un documento, lo que aumentó su disgusto por esta mujer manipuladora. Aunque Leila era una secretaria calificada, Charles insistió en despedirla, después de todo, no había necesidad de arriesgar la felicidad de Autumn y la seguridad de su bebé para que ella se quedara en su compañía, no llevaría mucho tiempo encontrar otra buena secretaria.

Leila se paralizó y se sorprendió por el anuncio de Charles, no fue buena idea conseguir el mismo collar que compró él para su esposa, sin embargo, ella pensó que no había necesidad de hacer un alboroto al respecto.

"Sr... Sr... Lu, ¿qué quieres decir? ¿Por qué me pides que renuncie a mi trabajo por esto? ¿Hice algo mal?", Leila se quedó quieta y preguntó con desconcierto a pesar de que sabía exactamente lo que había sucedido.

"¿Qué piensas de eso?", Charles replicó enojado: "¿Crees que puedes quedarte en mi empresa después de lo que has estado haciendo?".

"¿Te molestó mi visita el día de hoy con la misma gargantilla que Autumn?", Leila se sorprendió de que Charles la despidiera por esto de forma tan abrupta. Ella reflexionó, 'He estado haciendo bien mi trabajo desde el día en que me uní a su empresa como su secretaria, estoy segura de que he creado una impresión muy buena. ¿Por qué es tan cruel y decisivo? Si me despiden, ¿cómo podría acercarme a él y hacer que se enamore de mí? No me resignaré a su decisión, no puedo quedarme de brazos cruzados'.

"Sr. Lu, yo... ya te expliqué l

atrevió a quitarse la venda por miedo a que la mataran si veía su rostro.

A medida que los pasos se acercaban más y más, ella se ponía cada vez más nerviosa. Después de un largo silencio, el hombre parado frente a Leila, dijo rotundamente: "Relájate, te traje aquí para ayudarte".

El sujeto extendió la mano para desatar la tela negra que rodeaba los ojos de Leila, hubo un momento de dolor cegador después de ver la luz. Ella se cubrió los ojos con las manos hasta que su vista volvió a la normalidad, entonces descubrió que estaba en un gran almacén. La voz resonaba desde las paredes y

había una tenue luz colgando sobre el techo.

Leila miró al hombre que hablaba con ella, él llevaba puesto un traje brillante y tenía una cicatriz larga y curva en su atractivo rostro, lo que lo hacía ver feroz. Leila tenía curiosidad acerca de por qué el hombre tenía una cicatriz, pero ocultó sus expresiones. 'Si lo irrito accidentalmente, seguro me matará', pensó para sí misma.

"Es fea, ¿no?", dijo el sujeto, con una mezcla de tristeza y burla. "No estés nerviosa, no te voy a matar, puedes confiar en mí".

Eso calmó un poco los nervios de Leila, sin embargo, ella seguía sin saber por qué el hombre la había traído aquí de tal manera. Pensar en sus intenciones era inútil, por lo que ella le preguntó directamente: "¿Qué quiere hacer? ¿Por qué me trajo aquí? No lo conozco, ¿acaso me confundió con alguien más?".

Luego de que Leila soltó una serie de preguntas, el hombre se echó a reír. "No me conoces, pero yo sí te conozco a ti", después de hablar, el sujeto se apartó de ella. Leila se quedó quieta y miró al hombre, sabía que no debía confiar en sus palabras, aunque no tenía otra opción. De pronto, el extraño sujeto volvió y le dijo a Leila: "Sólo quiero preguntarte algo, ¿quieres estar con Charles?".

"¡Por supuesto, con todo mi corazón!", ella respondió sin dudar.

Leila pensó en ser la amante o esposa de Charles día y noche, todos los días, esos pensamientos la consumían.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir