ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 449 No es una cita

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8223

Actualizado: 2019-09-20 09:21


"Te estaba pidiendo que esta noche cenaras conmigo", repitió Anthony. Anteriormente revisó el horario que Lisa tendría en el hospital y supo que estaba en servicio. Así que ambos estarían libres esa noche.

"¿Esta noche estás libre?", añadió él. Lisa asintió con la cabeza de inmediato, y había una mezcla de alegría y sorpresa en su rostro. "Sí, sí estoy libre. Y claro que cenaré contigo", dijo ella tratando de ocultar su emoción.

"Entonces está decidido. Más tarde pasaré por ti a tu casa", dijo él con el rostro desprovisto de emociones. Pensó: 'De todos modos vivimos en el mismo vecindario, así que podré ir a su casa'.

"Gracias. Eso estaría bien", Lisa estuvo de acuerdo al instante. "Ahora tengo que regresar a trabajar", dijo ella y agregó: "Trata de descansar un poco, ¿de acuerdo?".

Cuando Lisa se fue, Anthony regresó a su oficina con el ceño fruncido en su atractivo rostro.

Esa noche, condujo hasta la casa de Lisa y se estacionó afuera. Le llamó por teléfono para avisar que había llegado y esperó a que ella saliera de su edificio. Estaba arreglada de una manera hermosa y llamó la atención de muchos transeúntes. Pero Lisa los ignoró a todos, sus ojos solo estaban fijados en Anthony.

Abrió la puerta del co-piloto y le preguntó tímidamente a Anthony: "¿Estuviste esperando mucho?"

Él respondió brevemente: "No". Anthony miró fijamente a Lisa y notó que parecía llevar muy poca ropa. "Entra rápido. ¡Hace demasiado frío afuera!"

Lisa malinterpretó su preocupación. Rápidamente se subió al auto y luego preguntó: "Entonces, ¿a dónde vamos a comer?".

Ella esperaba que Anthony la llevara a un restaurante occidental. Ella ocultó discretamente su decepción cuando él condujo hacia un restaurante de caldero chino. Pidieron un caldero caliente de dos sabores. Cuando terminaron de comer, el maquillaje de Lisa, al inicio perfecto, ahora estaba hecho un desastre.

Al darse cuenta de que Lisa estaba ocupada con su comida, Anthony habló: "Te invité a cenar porque quería disculparme".

"¿Perdón? ¿Disculparte de qué?". Lisa dejó de comer para mirar fijamente a Anthony. Estaba desconcertada y preguntándose por qué se estaba disculpando.

"Quería pedirte disculpas por el malentendido que tuve contigo el día que Autumn ingresó al hospital", comenzó él. Hizo una pausa, pensando en cómo continuar.

Lisa rechazó su disculpa. "No fue gran cosa", dijo Lisa sin rodeos. "No hace falta que te disculpes". Ella quería hacer a

en que no podían tener.

"¡Detente! ¡Cállate!", le gritó Anthony a Lisa, su arrebato atrajo la atención. Pensó para sí mismo: 'Pensé que aquí nadie podría ver lo que siento por Autumn, para evitar meterla en problemas. Pero Lisa es capaz de leer mis sentimientos y los pensamientos que albergo por ella. Ahora no tengo más remedio que enfrentar estos sentimientos que tengo por Autumn'.

Él escuchó la voz de Lisa. "¡No, no voy a parar! Por tus ojos me doy cuenta de que sientes algo por ella. ¿Crees que le estás haciendo algún bien al ocultarle tus sentimientos?". Lisa seguía insistiendo. "Déjame decirte esto: no puedes mantenerlo oculto para siempre. Aun así la verdad saldrá a relucir. Algún día, todos tus secretos serán revelados. ¿Qué vas a hacer cuando llegue ese momento?".

De repente ella se sintió tranquila. Cambiando a un tono más amable, miró a Anthony y dijo: "Tu amor es una carga para ella. ¿Por qué no puedes quitarle los ojos de encima y en su lugar prestar un poco de atención a mí?". Con desesperación, agregó: "Lo único que anhelo en esta vida es que puedas mostrarme aunque sea un poco de amor".

Anthony entró en pánico ante la declaración de Lisa. "¡Suficiente! ¡Ya deja de hablar!", gruñó él, fijando una mirada fría sobre ella. "Nadie verá ni sabrá lo que siento por Autumn. Y si tú lo llegas a decir, nunca te lo perdonaré", amenazó él.

"¿Por qué lo haría?", respondió Lisa con una sonrisa amarga. "Mi deseo es que nunca descubra lo que sientes por ella. De esta manera, tú serás todo mío".

Anthony se rindió. Se puso de pie para pagar la cuenta. "Ya es tarde. Te llevaré a casa", le dijo a Lisa.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir