ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 456 Beberlo todo

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 13910

Actualizado: 2019-09-22 00:12


Anthony y Craig guardaron completo silencio mientras conducían de vuelta a casa. Anthony aparcó el coche y condujo a Craig adentro de la casa. Aún no había intercambio de palabras entre el abuelo y su nieto. Craig no podía entender por qué Anthony estaba tan enojado. Y a Anthony le resultaba muy difícil explicar por qué no podía casarse con Lisa.

Ya dentro de la casa, respiró hondo para calmarse y luego miró a Craig. "Abuelo, por favor trata de entender. Ya soy un adulto. Sé lo que estoy haciendo y lo que debo hacer. Si sigues obligándome a casar, yo...".

"¿Entonces qué quieres hacer?". Craig lo detuvo a mitad de camino y le preguntó: "Anthony, ¿por qué eres tan terco? ¿Por qué te resistes tanto a Lisa? Creo que es una chica hermosa y de carácter bondadoso. ¡Y lo más importante es que ella te ama tanto!". Con solo un encuentro breve, Craig desarrolló un cariño hacia Lisa. Creía que ella sería una buena esposa para su nieto.

"Abuelo, es asunto mío. Eres capaz de comprenderme". Después de decir esto, inmediatamente se controló y bajó la voz. Y alegó: "Abuelo, no puedo estar con Lisa. Por favor, no me obligues a casarme con ella". Se sentía impotente porque no podía explicarle a su abuelo por qué no podía casarse con Lisa.

Craig lo miró a los ojos y sintió la seriedad de su voz. Pero las palabras de Anthony le dolieron demasiado. No podía pronunciar ni una sola palabra. Salió por la puerta seriamente y la cerró fuerte justo detrás de él. Anthony miraba fijamente la puerta cerrada mientras veía a su abuelo salir de la casa. Tan pronto como Craig salió, su teléfono sonó. Cuando vio quién era, sonrió con el nombre que leyó. Relajó los músculos de su cara al contestar el teléfono. Era Arthur. "Craig, ¿cuándo regresaste? ¿Por qué no viniste a verme? ¡Qué bueno que estés de vuelta!".

Craig se sintió animado al escuchar la voz de Arthur. Suspiró profundamente para aligerar su estado de ánimo y dijo: "¡Es una larga historia, amigo! Bueno, ¿estás libre ahora? Tomemos un trago juntos".

Arthur le respondió con la misma emoción, y dijo: "Está bien. ¿Cuándo nos vemos? Iré pronto". Al terminar la llamada, Arthur se veía más animado. Se cambió de ropa y se preparó para salir. Amy se sorprendió al ver que su esposo se levantaba de una manera tan apresurada a una hora tan tarde. Ella le expresó su preocupación cuando preguntó: "¿A dónde vas? Ya es muy tarde".

"Craig ha vuelto", respondió Arthur de inmediato. Después de un tiempo, explicó: "Parecía estar de mal humor. Me llamó para tomarse un trago conmigo. Volveré pronto. No te preocupes por mí, y no me esperes. Duerme temprano".

"Está bien, cuídate". Amy sabía que cuando se trataba de Craig, nadie podía impedir que Arthur estuviera con él. Así que solo asintió despacio con la cabeza para expresar su consentimiento a su esposo.

Los dos amigos se encontraron en una pequeña caseta al costado de la carretera. Solían beber en casetas al costado de la carretera cuando eran jóvenes; pero a medida que se hacían mayores, rara vez visitaban este tipo de lugares. A veces esos lugares les hacían sentir como si volvieran a casa.

Cuando Arthur llegó, Craig había empezado a beber solo. Al verlo entrar, levantó su copa y lo recibió con una sonrisa. Se sentía como en los viejos tiempos, como cuando tenían treinta años. La vida había cerrado un círculo completo con sus familias, desde hijos hasta nietos. Pero incluso ahora, cuando los dos amigos se encontraban, se sentían igual de jóvenes. Los buenos amigos son como el buen vino. Cuanto más pasa el tiempo, sabe mejor.

Craig le indicó que se sentara frente a él. "Arthur, ven. ¡Siéntate aquí!". Craig era nuevo en la Ciudad Y, y por casualidad encontró un lugar para beber tranquilamente. Así que entró al restaurante. Pero para su sorpresa, un pequeño restaurante como este tenía una mejor oferta de comida.

Craig no pudo sobreponerse al comportamiento de Anthony esa noche. Se le estrujaba el corazón cada vez que pensaba en su nieto y en cómo reaccionaba ante la mención de Lisa. De manera que decidió ordenar un poco de vino blanco, incluso antes de que Arthur llegara.

Cuando Arthur lo miró, pudo nota

el hombro de Arthur y arrastraba los pies dentro de la casa. Anthony lo tomó y se lo quitó a Arthur para que descansara. Arthur puso su mano en la espalda de Craig mientras se apoyaba en los hombros de Anthony.

"Él está bien. Solo está borracho", respondió Arthur con calma. "Cuídalo bien. Me tengo que ir".

"Abuelo Arthur, por favor, venga y siéntese con nosotros un rato", dijo Anthony de una manera hospitalaria. Arthur movió la cabeza con una sonrisa y respondió: "Es demasiado tarde ya. Tengo que regresar a casa".

Anthony detuvo a Arthur antes de que saliera. "Por favor, espere un segundo, abuelo Arthur. ¿Por qué bebió tanto mi abuelo? ¿Qué le sucedió?". Nunca había visto a su abuelo en esas condiciones. Realmente estaba preocupado. Temía que fuera el resultado de la discusión que tuvo con él por la noche.

Arthur sonrió mientras miraba los ojos de preocupación que tenía Anthony. "Solo está preocupado por tu matrimonio, así que se emborrachó", contestó con una sonrisa. "Tu abuelo está impaciente por jugar con su bisnieto. Así que está ansioso".

Arthur se detuvo un momento para observar la expresión en el rostro de Anthony. Luego continuó: "Anthony, se supone que ya debes estar casado o, a lo sumo, empezar a salir con alguien. Tu abuelo está preocupado porque ni siquiera tienes novia". Ya que Anthony había tomado la iniciativa de preguntarle, Arthur aprovechó la situación para darle un consejo.

"Lo sé. Siempre lo he sabido. Gracias, abuelo Arthur", respondió Anthony con una amarga sonrisa. "Estoy muy agradecido de que haya traído a mi abuelo a salvo a casa. He estado realmente muy preocupado por él por mucho tiempo".

Después de que Arthur se fue, Anthony llevó a Craig a su habitación. Craig tuvo los ojos medio cerrados todo el tiempo. Anthony lo acostó suavemente en la cama. En el momento en que iba a apagar las luces, oyó un gemido que salía de la boca de Craig. Y antes de que pudiera siquiera darse la vuelta, lo escuchó vomitar. Anthony se ocupó inmediatamente de él. Se quedó despierto cuidándolo durante toda la noche mientras Craig seguía vomitando intermitentemente hasta las tres. Después, Anthony tomó una pequeña siesta y se levantó a las seis para prepararle el desayuno a su abuelo.

Había cocinado gachas y verduras en vinagre desde que Craig se emborrachó la noche anterior. Hacer parte de la industria médica tenía sus ventajas. Anthony sabía exactamente qué tipo de dieta debía tener Craig. Y por eso preparó un desayuno ligero.

Para cuando terminó de cocinar, Craig se despertó.

Y seguía enojado con su nieto. Pero Anthony se comportaba como si nada hubiera pasado. Saludó a Craig con una gran sonrisa, y le dijo: "Abuelo, te he preparado el desayuno. Ven. Cómete las gachas. Todavía están calientes".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir