ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 468 El fastidio de Leila (Parte Ⅲ)

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9923

Actualizado: 2019-09-24 02:24


"¿Vas a renunciar?" Anthony se quedó atónito ante las palabras de Burke, y después volvió a preguntar con incredulidad: "¿Por qué? ¿Qué fue lo que te hizo renunciar de esta manera tan abrupta?".

"No, en sí no pasó nada. Pero mis asuntos personales requieren mi atención inmediata, así que me vi obligado a hacerlo". Con una leve sonrisa, Burke continuó y agregó: "Aunque ya no seremos colegas cuando termine mi trabajo aquí, siempre seguiremos siendo amigos y con frecuencia te invitaré a cenar conmigo o a que tomemos un trago juntos".

"Bien, eso me gustaría mucho". Era obvio decir que Burke estaba desanimado y tal vez tenía algo que ver con la mujer que yacía enferma en la cama. Parecía que Burke hacía todo lo posible para distraerse de la presencia de Leila en el hospital. Sin embargo, Anthony no preguntó nada, pero sonrió para asegurarle: "Burke, por favor, si llegas a necesitar algo, puedes pedírmelo en cualquier momento. Bueno, todavía tengo trabajo que atender, así que ya tengo que irme".

"Está bien. Anthony, gracias por tu amabilidad", respondió Burke. Después de terminar su frase, regresó a su oficina para empacar sus pertenencias. De hecho, tenía un gran apego por este lugar, ya que había estado trabajando aquí durante mucho tiempo. De repente, un ligero golpe en la puerta interrumpió su flujo de ideas y Pamela entró en su oficina. Sorprendido, Burke le preguntó: "Pamela, ¿qué haces aquí?".

"Yo...", murmuró Pamela con miedo. De hecho, ella vino a ver a Burke de manera casual. Pero inesperadamente escuchó de parte de las enfermeras que estaban afuera, que Burke iba a renunciar, por lo que no sabía si había venido aquí en el momento adecuado o en el peor.

"Burke, estaba pasando por aquí, y es la hora del almuerzo, así que vine a ver si tienes tiempo para ir a comer conmigo. Entonces ¿estás disponible en este momento?", preguntó Pamela y esperó su respuesta.

Después de dudar unos segundos, Burke finalmente aceptó su petición. "Está bien. Hay cerca de aquí un buen restaurante occidental. Te llevaré allí. Espero que te guste".

"¿Un restaurante occidental?", Pamela sonrió y luego dijo: "He estado viviendo en el extranjero durante muchos años y estoy cansada del sabor insípido de la comida occidental. Burke, quiero probar algo nuevo. ¿Conoces algún buen restaurante chino cerca de aquí? Por favor, comamos hoy algo de comida china".

"Bueno, como tú quieras", Burke sonrió y agregó: "Pamela, por favor, espérame. Solo me tomará un instante. Disculpa, primero tengo que acudir al sanitario".

Pamela estaba esperando junto a la puerta de su oficina. Esbozaba una gentil sonrisa a los médicos y enfermeras que iban pasando. Cuando Burke salió del baño, algunos médicos le preguntaron: "Burke, ¿ella es tu novia? ¿Cuándo te vas a casar? Por favor, tienes que invitarnos a la gran boda". Todos reían y bromeaban con Burke.

"Por supuesto que lo haré", respondió Burke con una sonrisa pícara. Sin embargo, Pamela pront

él. Al ver esto, Leila corrió hacia él y le bloqueó el paso al pararse justo frente a él. "Burke, tienes que aclarar las cosas conmigo. Soy tu novia, y anoche dijiste que querías casarte conmigo. ¡Pero ahora te has retractado de tus palabras por culpa de esta perra! ¿Cómo pudiste traicionarme de esta manera?", se lamentó Leila mientras sus ojos se llenaban de lágrimas y resentimiento.

Ella señaló a Pamela furiosamente y esperó la respuesta de Burke, en búsqueda de algo de alivio.

"¡Leila, no digas estupideces ni hagas ninguna escena!". Burke se quitó sus manos de encima y dijo: "Anoche te lo dejé muy en claro. Esto no tiene nada que ver con Pamela. No la involucres en este montón de porquerías".

"Guau, ya comenzaste a defenderla", se burló Leila y le dijo a Burke con sarcasmo: "Bueno, entonces explica por qué decidiste romper conmigo tan de repente".

"Leila, ¿lo dices en serio? Eres increíble. Fuiste tú quien anoche decidió romper conmigo después de que te propuse matrimonio. Entonces, ¿cómo se te ocurre ahora culparme a mí?". Él tenía ganas de estallar debido a la creciente ira.

"Yo..." Al escuchar esto, Leila titubeó pero luego agregó: "Pero ahora lamento lo que dije". Al decir esto, Leila se acercó a Burke y le dijo: "Burke, sé que me equivoqué al ignorar tus sentimientos de la manera que lo hice anoche. No quiero terminar contigo. Por favor, ¿podrías darme una oportunidad para arreglar la situación? Prometo que no te decepcionaré...".

Pamela se sintió incómoda cuando se dio cuenta de que Leila se comportaba como una niña malcriada frente a Burke, pero ella permaneció allí en silencio, ya que sabía que si Burke entraba en razón, él manejaría correctamente la situación. Ella confiaba plenamente en él.

"Leila, no hagas aquí una escena". Burke volvió a quitarse sus manos de encima y respondió: "Ya hemos terminado y no existe manera de que podamos reconciliarnos. Sabes que desde antes debimos haber terminado nuestra relación".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir