ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 469 El fastidio de Leila (Parte Ⅳ)

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10258

Actualizado: 2019-09-24 07:53


"Tú... me estás tratando de una manera tan fría y cruel debido a ella, ¿verdad?", le preguntó Leila mientras alzaba la voz, siendo plenamente consciente de dónde estaban parados. Al darse cuenta de que cada vez más transeúntes se reunían a su alrededor, Leila trató de utilizar esta creciente atención para avergonzar a Pamela. Con una expresión de dolor, miró a Burke y preguntó: "Cambiaste de opinión de un día para el otro por culpa de ella, ¿verdad? Solo dime la verdad".

"Todo esto es entre Burke y tú. Yo no tuve nada que ver en todo esto. Entonces, ¿por qué de repente me estás echando la culpa a mí?", espetó Pamela en su defensa mientras se sonrojaba de vergüenza. Pamela era una chica tímida. Al darse cuenta de que las personas entre la multitud estaban susurrando y lanzando miradas de reproche, se avergonzó en demasía. De inmediato, ella explicó y se defendió para salvar su reputación: "Acabo de llegar del extranjero. No sabía nada acerca de ti. De esa manera, ¿cómo puedes culparme por tu relación fallida? Esto no es justo".

"¡Oh, vamos!" De manera sarcástica, Leila trataba de embaucarla: "Antes de que tú aparecieras en escena, Burke y yo nos llevábamos muy bien, e incluso ayer me propuso matrimonio. Pero ahora, de repente, las cosas han cambiado y se han tornado peores para mí. Eres una perra hipócrita y engreída. Seguramente debiste hablar mal de mí enfrente de él, ¿no?".

"Tú..." A esas alturas, Pamela estaba demasiado furiosa como para terminar su frase. Su buena crianza y recato le impidieron rebajarse a su nivel y reñirle, tal como Leila lo hacía con ella. Ella frunció el ceño y señaló: "Estás siendo demasiado irrazonable, así que no tiene sentido entablar una conversación".

"Te daré una lección por lo que hiciste", Leila se abalanzó sobre Pamela con una mirada furiosa. Burke se lanzó hacia delante y se interpuso entre Leila y Pamela. Sujetó las manos de Leila mientras le gritaba: "Es suficiente de esta farsa. ¿No te parece suficiente haber creado un espectáculo público sobre nada y culpar a esta chica por tus errores?".

"Burke..." Leila lo llamó de manera cariñosa y con una mirada lastimera. Miró fijamente a Burke y suplicó piedad: "Por favor, no me dejes. Por favor, solo dame otra oportunidad. Sé que todavía me amas".

"Eso es imposible", respondió Burke con una expresión decidida. Él se dio cuenta de que la única forma de deshacerse de Leila era abandonar las instalaciones del hospital. Un médico que pasaba junto a Burke se detuvo y de buena voluntad, se dirigió hacia Burke y susurrando le recordó: "Burke, no permitas que las cosas empeoren. Después de todo, estamos en el hospital".

"Lo sé", respondió Burke, luciendo un poco culpable e incómodo por la situación en la que estaba atrapado. 'Afortunadamente ya renuncié. No traeré vergüenza al hospital, incluso si Leila sigue provocando problemas como este', pensó para sí mismo.

Miró a los transeúntes y les dijo: "Solo váyanse y métanse en sus propios asuntos. ¡No hay nada que ver aquí!".

Leila se acercó a Burke y dijo: "Esto aún no ha term

verdad quiero lograr que esto funcione. Cambiaré por ti en cualquier aspecto que apetezcas, pero solo dame otra oportunidad".

"No hay necesidad de medidas tan drásticas", dijo Burke con un tono firme mientras miraba a Leila. Después él abrió la puerta y le dijo a Pamela, quien estaba esperando a la puerta: "Pamela, por favor, entra ahora. Lamento haberte hecho esperar. Enseguida nos iremos a almorzar".

"Está bien, voy entrando", Pamela entró en la habitación. Pamela era una chica sensata. Se dio cuenta de que Burke necesitaba despedirse de su amor no correspondido de hacía diez años, por lo que hasta ese momento no había seguido a Burke dentro de la sala.

"Aquí estoy", dijo Pamela dócilmente, sin saber qué hacer a continuación. Burke le sonrió y luego se dirigió hacia Leila: "¿No estabas insistiendo en saber qué tipo de relación teníamos Pamela y yo?".

Él se acercó a Pamela, tomó su mano efusivamente y le dijo a Leila: "Bueno, Pamela es mi novia. Ahora espero que puedas dejar de acosarme. Será mejor que nos mantengamos alejados el uno del otro. Aquí lo nuestro ya ha terminado".

"No, estás mintiendo", respondió Leila con incredulidad ante esta repentina revelación. 'Burke está enojado conmigo, así que está usando a Pamela para obligarme a ir. Pero no me rendiré tan fácilmente', ella estaba decidida. Se tranquilizó y continuó: "Burke, ya no es gracioso. Nosotros nos vamos a casar, entonces ¿cómo es posible que estés saliendo con ella?".

Con nervios, Burke agarró la mano de Pamela, sus palmas estaban empapadas de sudor. Para deshacerse de Leila, no tuvo más remedio que usar a Pamela como peón. Se iba sintiendo más ansioso al pensar que Pamela pudiera desaprobar esto y que saliera lastimada por su acto.

Entonces, Pamela apretó su mano, casi como una señal, lo que hizo que Burke se sintiera muy aliviado.

"No te lo voy a repetir dos veces. Tú y yo hemos terminado. Nunca volveré contigo. De ser posible, incluso me gustaría olvidar nuestro pasado. Te recomiendo encarecidamente que hagas lo mismo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir