ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 501 Shirley

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8375

Actualizado: 2019-10-01 00:12


Anthony estaba desesperado por hacer cambiar de opinión a Autumn, así que se dirigió a Andy y le hizo saber su decisión. Andy quería decirle a Abby, pero Autumn se negó.

"Espero que puedas guardártelo para siempre", dijo Autumn con voz fuerte, y su rostro serio.

"¿Pero, por qué?", preguntó Andy frunciendo el ceño, mirando a Autumn algo confundido. "Desde que desapareciste, Abby ha sufrido mucho. Ella no puede comer ni dormir bien y continuamente se preocupa por ti. Ahora que te has recuperado, ¿por qué no vuelves y los sacas de la miseria en que están?", le reprochó Andy a Autumn.

"Lo siento por ser egoísta", contestó con tristeza Autumn, pareciendo culpable. "Quiero olvidar todo, por eso he decidido tomar esas pastillas. No puedo volver a vivir con ustedes por todos los recuerdos dolorosos. Quiero olvidar esa parte de mi vida. No puedo seguir viviendo así", dijo Autumn en un tono definitivo. Ella ya había tomado su decisión.

Andy sacudió la cabeza y preguntó: "¿Qué hay de Arthur y Amy? ¿Cómo puedes soportar verlos llorar por ti todos los días?".

"Yo...", Autumn vaciló, no sabía qué decir. Se sentía como una adolescente rebelde que no pensaba en nadie más que en ella misma. Podría sonar egoísta, pero en ese momento solo tenía un pensamiento en su mente: olvidarse de todo, mudarse a un nuevo lugar y comenzar su vida de nuevo.

"Pronto me olvidarán. Tal vez... nuestros caminos se crucen algún día", continuó Autumn con tristeza, su rostro desolado por el dolor. "No les he causado más que problemas desde que llegué a sus vidas. Estaban constantemente preocupados por mí. Espero que pases más tiempo con ellos y los cuides bien", suplicó Autumn.

"¿Estás realmente segura de esto?", preguntó Andy, mirando atentamente su rostro, con la esperanza de que cambiara de opinión y se olvidara de su ridículo plan.

"Sí, estoy segura", respondió Autumn con firmeza. En su mente, esa era la única opción que tenía. "Andy, hay una cosa más... quiero pedirte un favor".

Ella se acercó a Andy y le susurró al oído. Después de una ligera vacilación, él asintió con la cabeza. "Ahora que te has decidido, respetaré tu decisión. Guardaré tu secreto por ahora, pero cuando te acomodes, los traeré para que te vean", prometió.

"Es un trato", estuvo de acuerdo Autumn, sin discusión. A la única persona que pretendía evitar era a Charles. Esperaba no volver a verle mientras viviera.

Autumn le pidió a Andy que le diera una nueva identidad. Ella quería ir con un nuevo nombre, S

. Recientemente, Sheryl había estado entrenando a Shirley para dormir sola en una cama. Sin embargo, al parecer las cosas no salieron bien. Todas las noches, exactamente a la medianoche, su niña aparecía en su habitación agarrando su osito de peluche.

Al mirar su lindo rostro, Sheryl no tuvo el valor de alejarla. "Shirley, querida, tienes que aprender a dormir sola algún día", la arrulló abrazándola suavemente alrededor de su pequeño cuerpo.

"Lo haré cuando sea un mayor. Aún soy demasiado pequeña", dijo seriamente Shirley, observando a su madre con una mirada de pena en su rostro. "Sher, ¿cuándo te casarás con Tony?", le preguntó a su madre con curiosidad, mientras envolvía sus brazos alrededor del cuello de Sheryl.

Shirley significaba todo para ella. Se prometió a sí misma que le daría a su hija el mejor futuro que pudiera, y por eso trabajaba muy duro para ganar y ahorrar dinero.

Su hija era una niña muy buena y nunca le había dado problemas, ni siquiera cuando era bebé. No hacía berrinches como otros niños, y era muy cariñosa. Su único defecto era ser demasiado pegajosa.

Sheryl pensaba que su hija era perfecta. Tenía una cara delicada y un par de ojos negros y brillantes. Al mirarla a los ojos, Sheryl pensó en el hombre que siempre aparecía en su sueño. Ese hombre también tenía los mismos ojos imponentes. Pero, no podía recordar su nombre.

"Estoy hablando contigo, Sher. ¿En qué estás pensando?", preguntó Shirley. A diferencia de otros niños, Shirley nunca llamaba a Sheryl mamá. Ella siempre la llamaba por su diminutivo, Sher. Cuando era pequeña, también llamaba a Anthony por su diminutivo, "Tony". Y todavía lo llamaba así.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir