ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 509 El hombre que se parece a mí

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 7577

Actualizado: 2019-10-02 03:42


Leila no podía esperar para estar con Charles después de que Chris se fuera, y tenía que recoger a Charlie del jardín de infantes a las 3 en punto de la tarde.

Los grandes ojos brillantes del niño se parecían mucho a los de Charles, y ella se había encariñado mucho. Después de recogerlo, fue al mercado a comprar costillas de cerdo y pollo de primera calidad, que eran la comida favorita del niño.

"Come más", instó Leila a Charlie cuando lo vio soltar los cubiertos. El pequeño Charlie se parecía a Charles, no solo en apariencia sino también en personalidad, y, al igual que Charles, hablaba poco, pero era muy inteligente para su edad, además, tenía un aspecto sofisticado y un aire de realeza. También tenía una mente aguda y madura para un niño de tres años.

"Si te gustan, mamá hará más costillas de cerdo y pollo para ti mañana", le dijo a Charlie con una tierna sonrisa, y, al verlo sentado a la mesa mirando todo serio, lo dio mucha ternura.

"Estoy lleno", dijo el niño, tomando un pequeño sorbo de agua, luego se limpió la boca regiamente con la servilleta e hizo ademán de dejar la mesa.

"¡Charlie, espera!", Leila lo miró tímidamente y dijo: "Quiero hablar contigo".

Aunque parecía increíble, siempre se sentía tímida y humilde frente a Charlie, un niño de tres años, quien nunca la llamó madre y por eso ella siempre se sentía como su niñera a pesar de que lo crió como su hijo desde bebé.

De repente, Leila se enderezó, intentando actuar de forma estricta y recordarle a Charlie que ella era su madre, pero el frío desdén del niño mientras la miraba la hizo cambiar de opinión de inmediato. Charlie la intimidó y ella supo en su corazón que siempre sería solo su niñera.

Agarró algunas frutas y las colocó en una bandeja frente al niño, quien las comía delicadamente con su tenedor como un noble. 'Charlie se ve tan lindo', pensó mientras lo miraba con asombro.

Se veía tan lindo que quería abrazarlo y besarlo, pero su aire distante la hizo renunciar a la idea, porque sabía que odiaba estar cerca de nadie, por eso, si intentaba abrazarlo o besarlo, tenía miedo de que le arrojara las frutas por la cabeza, por lo que nunca cedió a este impulso.

Entonces, para mantener la paz, siguió sentada inmóvil en su silla.

Cuando el

miento', se prometió Leila.

En estos días, Charles era solo una sombra del hombre que conocía en el pasado, todavía parecía guapo y aristocrático, pero estaba más delgado y demacrado. Después de unos tragos, por fin empezó a llorar y gritar el nombre de Autumn repetidamente, esta situación fue desgarradora para Leila.

Ella extendió los brazos y lo sujetó a Charles con fuerza, murmurando suavemente sobre su cabeza, "Silencio cariño, no estés triste, estoy aquí".

Charles estaba demasiado borracho y no era consciente de su entorno, pero las palabras de Leila parecieron tranquilizarlo. Después de un rato, lo llevó a su casa.

En Dream Garden se encontró con Chris, luego un criado vino a llevar a Charles a su habitación siguiendo las instrucciones de Chris, quien se dirigió a Leila y le dijo: "Te has acercado a mi hermano en poco tiempo, has estado planeando lo suficiente".

Leila reaccionó al desprecio en la voz de Chris: "Creo que has entendido mal, Charles me invitó a tomar una copa, y no lo rechacé porque parecía muy triste y deprimido. Espero que puedas ayudarlo a dejar de beber, ya que se está volviendo muy serio, y, si no se detiene pronto, dañará su salud".

"Creo que será mejor que lo cuides tú misma, ya que creo que no hay ninguna posibilidad de que Autumn vuelva con él", dijo Chris en un tono resignado. "Si realmente tomas en serio lo de él, ¿por qué no aprovechas la oportunidad esta noche? Sabes qué hacer para que él ya no encuentre ninguna excusa para rechazarte".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir