ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 522 ¿Estás libre esta noche

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 12899

Actualizado: 2019-10-05 01:39


Después de que Alice y David se fueron a almorzar, Leila se sentó sola en la sala de secretaría, estaba escribiendo algo en su computadora. Leila fingió concentrarse en el trabajo mientras toda su atención estaba en la oficina de Charles, ella podía ver la puerta por el rabillo del ojo y esperaba ansiosamente que se abriera. La puerta no se abrió hasta media hora después.

Leila se enderezó cuando escuchó que la entrada se abría. Ella apretó los dedos sobre el teclado y clavó los ojos en la pantalla para parecer ocupada, Leila nunca miró a Charles cuando salió de su oficina.

La sala de secretaría tenía un cristal transparente que la separaba de la oficina de Charles así que él pudo ver con facilidad que Leila estaba trabajando diligentemente. Cuando la vio sentada sola en su cubículo, le preguntó: "¿Por qué no fuiste con ellos a almorzar?".

"Sr. Lu", dijo Leila sorprendida y se levantó abruptamente cuando escuchó a Charles. Él no pudo evitar observar el sorprendente cambio en la actitud de Leila, la chica ardiente y desesperada había desaparecido para transformarse en una madre responsable. Bastante reservada, Leila miró a Charles y respondió: "Ellos están ocupados con su trabajo durante todo el día y rara vez tienen tiempo para salir, no quiero hacer un mal tercio. Más importante aún, todavía tengo algunos documentos por leer y como dice el proverbio, 'un gorrión lento tiene que comenzar temprano', sólo estoy tratando de ponerme al día".

Leila era más optimista que antes, ya podía ver la empatía en los ojos de Charles. Por lo tanto, ella frenó su naturaleza agresiva y fingió ser genuina, para Leila, esto sólo significaba retroceder un poco para finalmente dar el salto gigante que planeaba tener. Leila había aprendido a hacerse ceder ante los demás para obtener ventajas de Charles, de esta manera, ella creía que él tomaría la iniciativa de acercársele tarde o temprano.

"Es difícil trabajar con el estómago vacío, tienes que alimentarte", exclamó Charles con el ceño fruncido. Él la miró y dijo: "Vamos a comer algo, incluso yo tengo hambre".

Cuando Charles terminó sus palabras, le pidió a Leila que se levantara de su asiento y se adelantó antes de que ella pudiera reaccionar, Leila se levantó obedientemente de silla y lo siguió mientras salía de la oficina. Aunque ella saltaba de alegría en su interior, no dejó que la emoción apareciera en su rostro.

Charles fue con Leila a un restaurante cercano que había visitado a menudo con Autumn, después de la desaparición de su esposa, él se convirtió en un visitante frecuente de este lugar. No sólo porque los platillos de este restaurante se adaptaban al gusto de Charles, sino que también tenía algunos recuerdos invaluables con Autumn aquí. Cada vez que él venía a este lugar, sentía como si Autumn nunca se hubiera ido, ella todavía estaba allí a su lado.

Después de mucho tiempo, Charles visitó este restaurante con alguien más, por lo general, él ordenaba para sí mismo, así que ordenó su menú preferido. Hoy, mientras se sentaban, Charles le entregó la carta de menú a Leila siguiendo con la regla de que las damas iban primero y le dijo: "Mírala, puedes pedir los platillos que quieras".

Leila sonrió con dulzura y ordenó agradecidamente dos guisados. "¿Ella es su novia?", preguntó inesperadamente el gerente del restaurante. El encargado miró a Charles con curiosidad y sonrió al hacer la pregunta. Leila se sorprendió al ver cómo un extraño le hacía una pregunta tan personal a Charles.

Incluso él no pudo evitar expresar su incomodidad con el ceño fruncido. El encargado conocía muy bien a Charles ya que era un visitante frecuente de su restaurante, venía a cenar a menudo y siempre pedía el mismo platillo.

Él sabía que Charles visitaba este lugar porque extrañaba a su mujer. El gerente estaba realmente conmovido con este gesto, no podía

rles nunca habría cenado en un lugar tan pequeño y eso, por supuesto, significaba que se habría perdido muchas delicias de las que había explorado durante sus encuentros gastronómicos con ella.

En ese aspecto, Autumn jugó un papel importante en lograr muchos cambios en la vida de Charles.

Durante estos últimos tres años desde la desaparición de Autumn, Charles exploró muchos de estos lugares de comida en la carretera que ofrecían deliciosos alimentos a un costo muy bajo. A él le encantaba cenar en estos sitios, había decidido que llevaría a Autumn a cenar a estos restaurantes si pudiera volver a verla algún día. La sola mención de Autumn y asumir su posible presencia le dio a Charles el ímpetu para continuar con su vida, incluso si venía con una etiqueta de "una vez más".

"Suena muy romántico, realmente no esperaba que aceptaras comer en un lugar tan discreto", respondió Leila diplomáticamente. Sus ojos se entrecerraron con un toque de celos, ella se dio cuenta de que incluso si lograba su objetivo de casarse con Charles, nunca sería capaz de tomar el lugar de Autumn en su corazón, el solo pensar en eso le dolió tan profundamente como si le clavaran una aguja en lo más profundo de su ser. Leila sintió la abrumadora sombra de Autumn sobre su cabeza a pesar de que no estaba físicamente presente y sólo la hizo ponerse enfadada de celos.

"Acabas de decir que la comida en estos lugares siempre sabe bien. Sr. Lu, tengo una petición presuntuosa", dijo Leila con una sonrisa. Charles vio a Leila y se sorprendió al encontrarla mirándolo inmóvil.

"¿Qué es?", preguntó él sonando bastante confundido y escéptico sobre lo que podría estar en su mente.

"No comas ansías Sr. Lu", Leila miró sus ojos ansiosos y le sonrió con tranquilidad. Un instante después, ella continuó, "Sr. Lu, ¿recuerdas que me prometiste cenar conmigo cuando dejé tu compañía hace varios años?".

"Sí, todavía lo recuerdo", dijo Charles mientras asentía ligeramente con la cabeza. Él podía recordar su promesa, pero después de eso sucedieron tantas cosas una tras otra, que nadie tomó la iniciativa de mencionarla y se quedó sin resolver. "¿Por qué lo mencionas ahora?", preguntó Charles

"Sr. Lu...", exclamó Leila. Ella dudó por un momento y luego preguntó con suavidad: "¿Estás libre esta noche?". Finalmente Leila habló con Charles con el corazón en la mano y lo miró con una expresión llena de esperanza en sus ojos. Desafortunadamente para ella, Charles sacudió la cabeza ligeramente y rechazó su invitación cortésmente, "Gracias, pero estoy ocupado esta noche".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir