ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 523 BM Corporation

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9227

Actualizado: 2019-10-05 01:39


A Leila no le importaba que Charles hubiera concertado una cita con Aron y su esposa; sabía que todavía tenía tiempo suficiente para lograr su plan.

Charles permitió que sus empleados salieran temprano del trabajo esa noche, lo cual fue una buena noticia para David y Alice, que así podrían aprovechar un tiempo de calidad juntos. Ya tenían todo planificado: cenar temprano y ver una buena película de comedia.

A Leila, por otro lado, no le importaba mucho tener tiempo libre. Le sonrió a Charles en agradecimiento y continuó con su trabajo. Mientras David iba a arrancar su auto, Alice había limpiado su escritorio y se preparaba para irse cuando vio a Leila todavía en su silla. Sorprendida, dejó el abrigo y se acercó a Leila: "¿Cómo es que estás aquí todavía?".

"Me quedan algunas tareas por terminar, pero tampoco tardaré mucho", respondió Leila con cortesía. "Adelante; no te preocupes por mí". Luego forzó una sonrisa rápida y volvió a sus archivos.

"¿Necesitas ayuda?", preguntó Alice un poco preocupada. Recordó que Leila tenía un niño que la esperaba en casa. Quizás si pudiera ayudarla a terminar su trabajo más rápido, Leila podría irse antes a casa para estar con su hijo.

Leila, sin embargo, no estaba muy interesada en obtener ayuda. Le sonrió a Alice una vez más y respondió: "Está bien, yo puedo manejarlos. Esta es una buena oportunidad para que David y tú pasen una tarde relajante juntos; No pierdas tu tiempo aquí conmigo, tengo esto bajo control".

"¿Pero, no tienes a tu hijo en casa esperando?", preguntó Alice, más sorprendida aún por su negativa. Le había ofrecido ayuda sinceramente y no podía entender por qué Leila no la aceptaba, así que insistió: "Tu hijo es muy pequeño, ¿verdad? Deberías ir a casa temprano a cuidarlo. Puedo ayudarte; no es un problema para mí".

Como si se despertara de un trance, Leila levantó de inmediato los ojos hacia el reloj de pared y exclamó: "¡Oh, no! Tengo que ir a buscarlo a la escuela, me llevaré estos archivos a casa".

"Está bien entonces", respondió aliviada Alice. Estaba bastante contenta de que Leila no se quedara más tiempo en la oficina. "Trae a tu hijo aquí algún día; me gustaría conocerlo", agregó con entusiasmo.

"Está bien, lo haré", respondió Leila con una media sonrisa. Tan pronto como Alice se fue comenzó a guardar las carpetas que necesitaba llevar a casa con ella.

Si no fuera por el niño, no dejaría el trabajo hasta después de que Charles lo hiciera. Pero no quería llegar demasiado tarde para recoger a Charlie.

Un repentino sentimiento de culpa comenzó a superarla, ya que solo había estado haciendo lo estrictamente necesario en el trabajo. No estaba dando todo de sí en esos días y Charles merecía más. Interrumpiendo sus pensamientos, Charles

Autumn los había dejado antes de saber que Isla estaba embarazada. ¡Qué no daría ella para que Autumn viera a Amanda ahora! Amanda había sido su principal consuelo después de las tristes noticias sobre Autumn, su linda y pequeña sonrisa hacía que cualquier preocupación fuera un poco más tolerable. Cada vez que la miraba, de alguna manera encontraba fe en que Autumn estaba bien, donde quiera que estuviera.

'Tal vez Dios nos envió a Amanda para que ella pudiera llenar el vacío que dejó Autumn', pensó.

"¿Qué pasa?", preguntó Charles al notar la cara seria de Amanda. Acercándose, la miró atentamente a los ojos con una sonrisa tranquilizadora.

Con un puchero, Amanda respondió: "Mamá me dijo que solo puedo casarme cuando sea mayor. Padrino, ¿puedes decirme cuándo creceré?".

Charles no pudo evitar reírse. Sin embargo, no quería que ella se sintiera avergonzada así que rápidamente la miró con una gran sonrisa y dijo: "¿Y por qué estás pensando en eso ahora? ¿Quieres casarte? Dime, ¿de qué chico te has enamorado?".

"Deja de decir tonterías, Amanda", dijo su padre enojado. A Aron no le gustaba escucharla hablar así, era demasiado joven para pensar en el matrimonio y sintió que era inapropiado que lo dijera frente a Charles, especialmente después de lo que les había dicho en casa.

Amanda ladeó la cabeza levemente, intentando ablandar el corazón de su padre con su linda mirada y luego dijo: "No dije nada malo".

Sus palabras hicieron que Aron se sintiera más avergonzado aún y también un poco molesto. Confundido y con el ceño fruncido, Charles intentó aclarar: "¿Qué te pasa?".

"Déjame explicar", intervino Isla. Suspiró y continuó en un tono avergonzado, "La última vez que te vio, Amanda me dijo que cuando creciera, quería casarse contigo. Entonces, Aron le preguntó por qué y ¿adivina qué contestó?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir