ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 532 Charlie escapó de la escuela

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8245

Actualizado: 2019-10-07 06:35


Al ver a Sheryl acercarse con bebidas y una hamburguesa, Charlie obtuvo la respuesta a su pregunta. Sin embargo, todavía quería escucharlo de ella.

Al ver la expresión taciturna de Charlie, ella le explicó: "Hola, te compré algo de comida".

Una gran sonrisa se extendió en el rostro de Charlie al escucharla. De repente, Sheryl se dio cuenta de que Charlie debía haber pensado que lo había dejado sin despedirse.

De alguna manera, le gustaba este niño notable, instintivamente, sintió una extraña conexión con él y un fuerte impulso de cuidarlo.

Bromeando, le preguntó: "¿Por qué te veías nervioso? ¿Tenías miedo de que me fuera sin decírtelo?".

Charlie se sonrojó un poco y evitó la mirada de Sheryl. "¡Por supuesto que no! No me importas", dijo tratando de sonar indiferente.

"No tienes que admitirlo si no quieres", dijo Sheryl, sintiéndose complacida y sonrió para sí misma en secreto. Sabía que a él le importaba aunque intentaba parecer indiferente.

Espontáneamente, le dio un fuerte abrazo y le preguntó alegremente: "¿Tienes hambre? Por favor come antes de que la hamburguesa se enfríe". Sheryl colocó una hamburguesa envuelta en las pequeñas manos del niño.

Charlie era por lo general muy estricto con la comida y nunca comía comida chatarra como hamburguesas, pero Sheryl le había comprado esta hamburguesa y no quiso rechazarla. Se sintió feliz de ver el afecto en los ojos de Sheryl cuando lo miraba.

Sentado junto ella, le dio un pequeño mordisco a la hamburguesa. Se sorprendió del buen sabor de esta hamburguesa y comenzó a comer en serio.

"¿Faltas a la escuela a menudo?", preguntó Sheryl con curiosidad. Abrió una lata de refresco y la puso a su lado.

Charlie asintió y dijo un poco avergonzado: "Ya aprendí los conocimientos que se enseñan en la escuela, prefiero pasar mi tiempo en lo que me gusta".

Aunque sonaban increíbles tales palabras de un niño tan pequeño, ella supo que le estaba diciendo la verdad. El libro que lo vio leer era demasiado avanzado para su edad.

Sin embargo, lo miró a Charlie con severidad y dijo: "Si ya sabes lo que enseñaron en la escuela, debes decírselo a tu madre. No vuelvas a faltar a la escuela, de lo contrario, tu maestro y tu madre se preocuparán por ti".

Sheryl sabía que podía llegar a él con sus palabras, así que trató de persuadirlo para que no adoptara el hábito de faltar a la escuela.

Inclinando la cabeza, Charlie la miró directamente y dijo: "A mi madre no le im

i habitación ahora".

"¡Espera!", llamó bruscamente Leila. Charles la había estado evitando últimamente, delegaba la mayoría de los trabajos que tenía que terminar con Leila a David y eso hacía que ella se sintiera frustrada. Quería hablar con Charles sobre Charlie, pero él nunca le daba la oportunidad.

Había decidido contarle todo a Charles y presentarle a Charlie, pero antes de eso, tenía que hablar con Charlie para que él supiera qué debía hacer mañana por la noche.

"Charlie, quiero decirte algo...". El sonido del teléfono interrumpió sus palabras, era la maestra de Charlie. La maestra se quejó de su ausencia hoy y le advirtió a Leila que si Charlie continuaba fallando a la escuela, sería expulsado; le dijo que se tomara el asunto en serio.

Charlie obviamente estaba escuchando la conversación con su maestra. Leila miró el teléfono mientras pensaba que, una vez que Charlie se reuniera con su padre, tendría que cambiar de escuela de todos modos. "He estado ocupada recientemente y esa es la razón por la que envié a Charlie a su jardín de infantes. Si ordena que abandone la escuela por un asunto tan trivial, creo que no hay necesidad de que siga allí. Lo enviaré a un mejor jardín de infantes cuando terminen las vacaciones de verano", le dijo con arrogancia a la maestra.

Colgó el teléfono y se volvió para mirar a Charlie. "No tienes que ir a la escuela mañana".

La cara de Charlie se iluminó ante la noticia. "¡Bueno!", respondió con placer. ¡Por fin! Asintió con la cabeza, conforme. A decir verdad nunca quiso ir a la escuela y ahora se había cumplido su deseo, podía dedicar su tiempo a lo que le gustaba.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir