ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 533 Un parecido impactante

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8560

Actualizado: 2019-10-07 19:22


"Charlie, eres un buen chico", comenzó a decir Leila. "Hay algo que quiero decirte". Estaba un poco nerviosa y frunció el ceño mientras continuaba: "Mañana conocerás a alguien. Lo traeré aquí para que te conozca y espero que puedas hablar amenamente con él".

Leila no le dijo a Charlie con quién iba a reunirse, pero sabía que Charlie debía estar al tanto del hombre al que conocería.

Ante el anuncio de Leila, Charlie frunció el ceño. "¿Realmente te sientes tan ansiosa por estar con ese hombre?", preguntó el chico sin rodeos.

La pregunta y el tono de su voz conmocionaron a Leila. Sabía que Charlie podía ser directo, pero aun así no esperaba esta reacción. Y aunque el niño nunca se sinceró con ella, Leila siempre pensaba que Charlie deseaba estar con su padre.

"¿Cómo te atreves a preguntarme eso?", respondió ella. No tenía otra opción más que aclararle las cosas. "Ese hombre es tu padre. Nunca antes vino a verte porque no sabía nada de ti". Ella hizo una pausa para calmarse. "¿Estás enojado con él?".

Él no dijo nada. Ella continuó, ya que quería persuadir a Charlie para que aceptara esta situación. "Tu padre es un buen hombre. Si hubiera sabido que tenía un hijo, lo habría amado y cuidado bien".

En su corazón, Charlie no tenía dudas de que su padre lo amaría y lo cuidaría.

Pero estaba confundido por Leila y en cómo su padre nunca supo de su existencia.

"Si dices que él no sabía de mí, ¿qué hay de ti?", preguntó él con el ceño fruncido. "Estoy seguro de que él sabe de ti, ¿verdad?". Nuevamente las palabras de Charlie estremecieron a Leila, por lo que frunció el ceño con más fuerza. Incluso al saber cómo era su carácter, ella nunca esperó que un niño tan joven le hablara con dureza o que fuera tan elocuente.

Sintió un poco de vergüenza pero se calmó. "Charlie, no creo que lo entiendas", murmuró ella. "Eres nuestro hijo. Y estoy segura de que te ama mucho, y no tiene nada que ver con la manera que él me trata a mí", explicó Leila.

El chico suspiró después de escuchar a Leila. No era una reacción típica de alguien muy joven, pero él era diferente a otros niños de su edad. Él ya sabía la verdad detrás de sus palabras. El hombre no amaba a Leila. Charlie también era muy sabio para su edad. Estaba empezando a comprender que incluso si ella pudiera estar con ese hombre, nunca estaría feliz quedándose con él.

"Está bien, entonces sigue a tu corazón", dijo el niño sin mostrar emoción alguna. Con esas palabras, se volteó para regresar a su habitación.

Una cosa que hacía muy feliz a Charlie era el tener

o de decirle que en realidad la extrañaba y tenía muchas ganas de verla.

Aunque era un niño pequeño, tenía un fuerte sentido de orgullo.

Sue habló para romper el silencio. "Sheryl, ¿quién es él?" Ella se quedó mirando fijamente al joven visitante de Sheryl, pensando que le parecía bastante familiar y que lo había visto antes.

"Él es Charlie", lo presentó Sheryl con una sonrisa. "Nos conocimos ayer", agregó ella.

"Charlie, ella es Sue". Ella estaba mirando al niño mientras tocaba el brazo de su amiga.

El niño vaciló un poco, luego se dirigió hacia Sue y le dijo: "Mucho gusto, tía Sue".

"¿Qué? ¿Me acabas de llamar tía Sue?", dijo ella dando un grito ahogado. Rápidamente, ella corrigió: "Por favor, solo llámame Sue. Todavía soy una mujer joven". Ella fue tomada por sorpresa por la manera en la que el niño se dirigió a ella. Y sin importar lo mucho que intentara convencerlo, Charlie se negó a dirigirse a ella solo como Sue. Mientras tanto, Sheryl estaba divertida con su conversación y se rió.

Sheryl se excusó para ir a cambiarse de ropa y así poder llevar a Charlie a comer. De repente, Sue la jaló y le susurró: "Sheryl, ¿todavía te acuerdas del hombre que anteriormente te mencioné? El que tiró el desayuno que te compré, ¿lo recuerdas?".

Su amiga pensó por un momento y luego asintió con la cabeza. "Sí, lo recuerdo". Ella miró fijamente a Sue. "¿Pero por qué de repente mencionas algo que sucedió hace bastante tiempo?", preguntó ella.

Sue seguía mirando fijamente al niño. "Sheryl, escúchame". Ella respiró hondo antes de decir: "Este chico se parece mucho a ese hombre". Sue no pudo ocultar su agitación. "Es solo que estoy muy asombrada del parecido que tienen".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir