ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 545 Hijo del Sr. Lu

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8688

Actualizado: 2019-10-10 00:12


"Por favor cuida a Chris en mi ausencia, tengo algunos asuntos que atender", recordando que había prometido llevar a Charlie a aprender ajedrez, Charles se excusó con la promesa de volver más tarde. Ahora que Autumn se había ido, Charlie era su única motivación para seguir adelante.

En su camino a la casa de Leila, Charles pasó por un popular restaurante para comprar una variedad de desayunos para Charlie, todavía no sabía qué tipo de comida le gustaba, así que compró diferentes estilos.

Al llegar a la puerta principal de la casa, Charles tocó el timbre, todavía en pijama, Charlie le abrió la puerta.

"¡Papá!", Charlie gritó emocionado, arrojándose hacia los brazos de Charles. Dejando las bolsas de comida en el suelo, Charles le dio a Charlie un abrazo exuberante, su corazón se llenó de euforia mientras abrazaba al niño.

Él estaba muy contento de que el niño lo hubiera aceptado como su padre sin reservas. "Te compré algo para desayunar, corre a darte una ducha y después vienes", dijo Charles revolviendo el pelo de su hijo juguetonamente.

Casi saltando de alegría, Charlie fue al baño a ducharse, salió unos minutos más tarde impecablemente vestido. Sus ojitos se abrieron de sorpresa cuando vio la mesa extendida con una variedad de platillos para el desayuno.

"¿Por qué compraste tanto, papá?", preguntó Charlie, perplejo. Al acercarse a la mesa, él decidió sentarse frente a su padre.

"No sabía qué tipo de comida te gustaría, así que compré diferentes tipos sólo para estar seguro, después de hoy, sabré lo que debo comprar la próxima vez", dijo Charles sonriendo con pesar.

El sonido proveniente del comedor despertó a Leila, salió de su habitación y encontró a Charlie sentado a la mesa disfrutando del desayuno con Charles, sin creerlo, se frotó los ojos para asegurarse de que estaba viendo correctamente. Al levantar la vista, Charles notó a Leila y dijo brevemente: "Llevaré a Charlie conmigo después del desayuno".

"Mmm... está bien", respondió Leila, secretamente feliz de que las cosas funcionaran como había planeado. Sabiendo que Charles se estaba apegando a Charlie, Leila no podía estar más feliz, cuanto más se acercaban, más le gustaba.

Ella sabía que Charles no podría darle la espalda a su propio hijo, eso significaba que mientras él creyera que Leila era la madre de Charlie, sus vidas estarían entrelazadas. Tarde o temprano, Charles no tendría más remedio que aceptarla.

"Espera", dijo Leila recordando algo, "Puedes sacarlo hoy, pero debes prestar atención a lo que come, es alérgico a las papas, así que no lo dejes comer nada con p

a empresa. Tengo que volver para una reunión importante en este momento, había planeado ir a la biblioteca contigo después del almuerzo, pero...", explicó Charles.

"Papá, ¿puedo ir contigo?", Charlie preguntó emocionado, pues quería ver dónde trabajaba su padre. "Quiero ver tu oficina", agregó él, mirando expectante a su padre.

"¿Quieres ir allá?", preguntó Charles, sorprendido por la petición de Charlie. Él frunció el ceño, mirando dudoso a su hijo, estaba pensando en enviar a Charlie a casa temprano y luego ir a su oficina después de dejarlo. Pero ahora, al escuchar la petición de su hijo, Charles exploró las posibilidades en su mente.

Sabía que su personal se sorprendería si aparecía con Charlie a cuestas.

Mirando los atentos ojos de su hijo, Charles no tuvo el corazón para rechazarlo, finalmente asintió y le dijo a Charlie: "Bien, pero es aburrido quedarse en mi oficina, ¿estás seguro de que quieres ir?".

"Sí, sí quiero ir, traigo unos libros por si me aburro", le aseguró el pequeño a su padre. La verdad era que Charlie no quería irse a casa, le gustaba estar con su padre y disfrutaba de su compañía, incluso si sólo estaban sentados juntos en silencio.

Asintiendo, Charles sabía que no había excusa para rechazar la solicitud de Charlie.

'Además, la gente de mi compañía se enterará eventualmente de Charlie, así que, ¿qué hay de malo en traerlo ahora?', pensó Charles.

Como era de esperar, en el momento en que Charles entró al vestíbulo con Charlie a su lado, las noticias comenzaron a extenderse como un incendio forestal, todos especulaban sobre la identidad del pequeñito. Para sorpresa de todos, una vez que lo miraron más de cerca, vieron que el niño era la viva imagen del Sr. Lu.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir