ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 593 Sher, ¿quién es ella

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10860

Actualizado: 2019-10-19 08:31


En silencio, Amy siguió a Sheryl y Sue. Sin embargo, hoy la suerte no parecía estar de su lado. Llevaban bastante tiempo esperando, pero no vieron pasar ningún taxi. Sheryl estaba frenética por la desilusión y el miedo.

Amy fue enviada aquí por su chófer, así que cuando vio el pánico en la cara de Sheryl, inmediatamente llamó a su chófer y le pidió que llegara lo más rápido que pudiera. Cuando el auto se detuvo frente a ellos, Amy rápidamente abrió la puerta e instó a Sheryl, quien parecía estar ahogándose en sus pensamientos, a que entrara al auto. "Vaya, ¿por qué te quedas ahí parada? ¡Apresúrate! ¡Sube ya al auto!".

A Sheryl ya no le importaba de quién era el auto. Lo único que le importaba era Shirley.

En cuanto Sheryl ingresó al Hospital Y, de repente algunas imágenes cruzaron por su mente. Recordó que cuando estaba embarazada, había venido aquí varias veces para chequeos prenatales. Alguien había estado a su lado durante esos momentos, pero desafortunadamente no podía descifrar quién era esa persona. Sheryl estaba inmersa en sus pensamientos.

Sue notó que los pensamientos de Sheryl parecían estar divagando por otro lugar, por lo que tiró de sus brazos para llamar su atención. Después ella preguntó: "Sher, ¿en qué estás pensando?". Cuando Sheryl no le respondió rápido, Sue no esperó más y solo llevó a Sheryl hacia la sala de pediatría.

Había demasiada gente y la fila era muy larga. Sheryl realmente estaba muy impaciente por ver cuanto antes al médico. Por el bien de Shirley, le suplicó con angustia a la anciana que estaba parada al comienzo de la fila: "Señora, por favor, ¿me permitiría registrarme primero? Mire, mi hija está inconsciente".

Con lágrimas corriendo por su rostro, Sheryl ya se veía abatida. Lamentablemente, la anciana era una arpía. Ni siquiera se conmovió por la lastimera apariencia de Sheryl. En lugar de ceder el paso, ella maldijo: "¿Qué estás diciendo? Si la vida de tu hija es preciada, ¿qué hay de mi nieto? ¿Su vida no tiene valor? Todos vienen aquí por situaciones de emergencia. Todos los que están aquí, esperando en la fila, también están enfermos. ¿Crees que sería justo si te dejara pasar primero? Si cualquiera pudiera simplemente entrar cuando quisiera, ¿por qué crees que seguiríamos esperando aquí en la fila durante tanto tiempo?", añadió ella con una sonrisa burlona. La anciana también había estado parada en la fila durante bastante tiempo. No era de extrañar que ahora estuviera de muy mal humor. '¿Cómo se atreve a pedirme esta joven mujer que deje que su hija pase primero a ver al médico? No es justo para mí y para los otros pacientes', pensó ella con desprecio.

"No me refería a eso. Yo solo...", Sheryl trató de explicar con impaciencia. Pelear con esta anciana era lo último que querría hacer. Lo único que realmente deseaba en este momento era ver al médico. Al ver la situación, Sue se enfureció. Ella interrumpió a Sheryl y le gritó a la anciana: "¡Maldita seas, vieja bruja! Estás tan llena de porquería. No nos importa si nos dejas o no entrar primero. Mi...".

Pero antes de que Sue pudiera terminar sus palabras, fue interrumpida por la ira de la enfermera. Se levantó de su asiento en el mostrador de recepción y les gritó: "¡Ustedes dos, deténgan

ntía confundida al ver al doctor Hu aparentemente perdido en sus pensamientos. La voz de Sheryl esta vez trajo al doctor Hu de vuelta a la realidad. Sabía que Sheryl antes había dicho algo, pero no lo escuchó y le preguntó: "¿Qué?".

"¿Ya puedo entrar a verla?", preguntó Sheryl mientras lo contemplaba.

"Claro, puede pasar. Después de que ella sea dada de alta, solo evite llevarla a lugares concurridos. Eso podrá reducir el riesgo de infección", aconsejó el doctor Hu con un toque de preocupación sincera en su voz.

"Está bien, lo entiendo, doctor Hu. Muchas gracias", dijo Sheryl obedientemente y asintió con la cabeza. Haber llevado a Shirley al parque de atracciones fue lo que la causó la enfermedad, por lo que Sheryl se prometió a sí misma que no volvería a hacerlo.

Después de que Sheryl y Sue se fueron para ir a visitar a Shirley, el doctor Hu acudió con Amy y le preguntó: "Señora, esta niña...".

No terminó su oración a propósito, pero Amy ya podía deducir lo que él quería decir. Sonriendo de manera radiante, Amy dijo: "Le agradezco por haberla cuidado".

Amy no admitió directamente que la niña era su bisnieta. Pero sus acciones y su actitud revelaron la verdad.

"No se preocupe, cuidaré bien de ella. Dígale al señor Zhao que cuando yo esté libre, iré a visitarlo", respondió el doctor Hu con firmeza. Sabía que debía haber una razón por la cual Amy aún no revelaba su parentesco con Sheryl y Shirley. De todos modos, no era asunto suyo. Su única preocupación sería la niña, ya que era su paciente ahora.

"Está bien", respondió Amy con una leve sonrisa. Cuando el doctor Hu se fue, Amy siguió a Sheryl y Sue hacia la sala de Shirley. Anteriormente, mientras estuvo en la casa de Sheryl, Amy no tuvo la oportunidad de ver el aspecto de Shirley porque la niña tenía una fiebre muy alta y la llevaron rápidamente al hospital. Pero ahora que Shirley se había despertado, Amy finalmente vio bien su rostro.

"Sher, ¿quién es ella?", le preguntó Shirley a Sheryl mientras miraba a Amy con curiosidad. Shirley no les temía a los extraños. De esa manera, aunque era la primera vez que la veía, ya pensaba que Amy era amable y gentil.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir