ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 597 Más de mil días y noches

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9168

Actualizado: 2019-10-20 02:34


Sue estaba parada sosteniendo la puerta con una mano, al mismo tiempo fruncía el ceño a Charles y Charlie. "¿Acaso me están siguiendo?", ella preguntó enojada. Se sorprendió al ver que Charles la había seguido a pesar de las palabras groseras e insultantes que le había dicho. A pesar de todo el cuidado y la precaución que había tomado Sue para evitarlos, ellos habían logrado averiguar el paradero de Sheryl y Shirley y aquí estaban parados justo frente a ella, afuera de la habitación del hospital.

"Sher", Charlie saludó a Sheryl. El niño se coló en la sala debajo del brazo de Sue cuando ella les obstruyó el camino. Charles seguía de pie en la puerta esperando para entrar.

Sue expresó su ira hacia él y dijo: "¿Puedes entender de una vez por todas lo que te he dicho? Te dije que te fueras. Mantente alejado de Sheryl, lo digo en serio, ¿por qué no puedes hacerme caso?".

Charles frunció el ceño ligeramente y respondió: "Estoy aquí para visitar a Shirley".

La niña que yacía convaleciente era su hija y él no estaba de humor para perder el tiempo discutiendo con Sue.

"¿Visitar a Shirley? ¿Por qué?", cuestionó Sue. Ella continuó con el sarcasmo en su voz, "¿Qué tipo de relación tienes con Shirley? ¿Por qué te preocupas tanto por ella?".

"Esa niña es...", Charles estuvo a punto de gritar que esa pequeña era su hija, pero se mordió la lengua y se tragó sus palabras.

"Mimi, deja que entre", la voz de Sheryl cortó la discusión entre ellos. Era realmente incómodo hacer una escena en un lugar público, con tanta gente pasando. Además, él visitó a Shirley por amabilidad, por lo que sería de mala educación detenerlo en la puerta.

"Pero...", Sue se quedó quieta y no estaba dispuesta a dejarlo entrar, aunque finalmente, Sheryl intervino y la hizo a un lado. "Adelante", le dijo ella a Charles.

Él entró y avanzó hacia la cama de Shirley. Charlie ya estaba allí, se inclinó sobre su hermana y le preguntó: "¿Qué te pasó?".

"Charlie, no te pares demasiado cerca de Shirley", le advirtió Sheryl a Charlie, que estaba de pie junto a su hermana convaleciente. "El doctor dijo que tenía gripe, tienes que tener cuidado", continuó ella.

Sheryl no echó ni un vistazo a Charles que estaba de pie junto a la cama de Shirley, giró la cara hacia Sue y dijo: "Necesitas volver a casa, ¿lo recuerdas? Nos has cuidado todo el día, ve a casa y tómate un descanso".

"Pero aquí...", Sue miró a Charles y a Sheryl, estaba preocupada por su amiga porque él estaba allí.

"No te preocupes, yo puedo con esto", exclamó Sheryl. Ella continuó con calma, "Además Amy llegará pronto, relájate, estaré bien".

Al escuchar esto, Sue lanzó un suspiro de alivio, le dio a Charles una mirada penetrante, luego se dio la vuelta y se

s avanzaba hacia Sheryl, ella seguía retrocediendo inconscientemente, de pronto, llegó el momento en que ya no había espacio entre los dos. Sheryl estaba parada con la cabeza agachada, la espalda contra la pared y atrapada entre los brazos de Charles, si levantaba la mirada, se encontraría con la barbilla de él. Sheryl podía percibir el dulce aroma familiar que despedía la piel de Charles y de nueva cuenta, ella se sintió atrapada en un gran dilema pues se sentía fuertemente atraída por él. Sheryl no se atrevió a mirar hacia arriba, se sonrojó y su corazón se aceleró, ella no sabía cómo ocultar sus sentimientos frente a él.

"Sheryl, ¿sabes qué es el amor?", ella escuchó a Charles por encima de su cabeza, su voz sonaba profunda y suave al mismo tiempo. Sheryl cerró los ojos con fuerza, tenía miedo de levantar la mirada. Con la cabeza aún agachada, ella extendió el brazo y trató de alejar a Charles, pero tan pronto como su mano tocó su pecho, él la cubrió con las suyas y el calor de su piel la hizo temblar.

Sosteniendo a Sheryl en sus brazos, Charles tenía un fuerte impulso de besarla apasionadamente para castigarla por desaparecer durante tres años, pero finalmente se detuvo. Entonces, él miró a la chica vulnerable en sus brazos, quien era completamente ajena a la realidad, ¿cómo podría haber olvidado todo? ¡Absolutamente nada parecía recordarle el pasado!

Sheryl se sonrojó y finalmente reunió fuerzas para alejarlo. "Suéltame, déjame ir, te lo pido por favor", dijo ella.

"¿Dejarte ir?", Charles sonrió con amargura. "Sheryl, te he estado esperando por tres años, ¡más de mil días y noches! Todos creían que estabas muerta, pero yo tenía fe en que volverías y ahora has regresado, pero me pides que te deje ir... ¿De qué está hecho tu corazón? ¿Acaso está hecho de piedra o hielo?", preguntó él.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir