ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 722 ¿Qué quieres comprar

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8262

Actualizado: 2019-11-15 00:02


Anthony siguió bromeando con Junia todo el tiempo, haciéndola enojar tanto que ella no pudo evitar fantasear con estrangularlo y estaba impaciente por que llegaran a su destino.

Después de bajar de Southern City Mountain, Anthony llevó a Junia y a Laura a visitar la gruta. Después de una cena deliciosa, Laura se excusó y dijo que estaba cansada y que quería descansar un poco. La verdad era que ella solo quería darles a los dos la oportunidad de pasar un momento a solas.

La química que había entre Anthony y Junia era innegable, por lo que decidió que era hora de irse.

"Déjame llevarte, mamá", Anthony se levantó y corrió al lado de su madre.

"Está bien, cariño, no te preocupes por mí", Laura le interrumpió rápidamente. "El hotel no está lejos, podría dar un paseo y así tomar aire fresco".

Ella sonrió y continuó: "No soy tan enérgica como ustedes los jóvenes. Dale a Junia un buen recorrido por la ciudad y asegúrate de que llegue bien a casa. ¿Está bien?".

"Tía Laura, no se preocupe por mí", aunque Laura le había contado a Junia previamente lo que pensaba hacer, ella no se sentía bien al respecto. Así que continuó: "No tengo ganas de ir a ningún otro lado esta noche. Vi un cine de camino aquí, así que tal vez iré a ver una película. Anthony puede enviarla de vuelta, estaré bien sola".

"No, no, no hay necesidad de ello", Laura miró a Anthony y dijo: "En realidad, ir al cine es una buena idea. Anthony, ¿por qué no vas con ella para ver una película?".

"No, en serio, está bien", protestó Junia con una tímida sonrisa. "Prefiero ir sola".

Anthony recordó el error que había cometido anteriormente y decidió ver una película con ella para compensarlo, era como una disculpa a través de sus acciones. De manera que le dijo a Laura: "Mamá, por favor ten cuidado. Iré a ver una película con Junia. Llámame cuando hayas llegado al hotel a salvo, ¿de acuerdo?".

Las caras de Junia y Laura se iluminaron con sonrisas que mostraban su felicidad cuando escucharon lo que dijo Anthony.

En el cine, Anthony le preguntó a Junia qué peli quería ver. Junia escogió una película románica y Anthony se ofreció a comprar las entradas.

Antes de que pudiera siquiera darse la vuelta para unirse a la fila de entradas, Junia agarró el brazo de Anthony. "¿Estás... planeando... dejarme sola como la última vez? Si es así, dímelo ahora, realmente no me importa ver la película yo sola".

"Junia, te dije que fue un error que nunca volveré a repet

ando, le preguntó una vez más: "Si no quieres que lo haga, sé honesta conmigo. ¿Por qué estás aquí afuera?".

La expresión inquebrantable de Anthony convenció a Sue de que no había forma de escapar de la situación y finalmente admitió: "¡Oh, vamos, relájate un poco! Solo quería ir a comprar algo".

"¿Comprar algo?", le preguntó Anthony de manera sarcástica: "¿Y qué podría ser ese algo?".

"¡Toallas sanitarias!", le soltó ella. "¿Estás feliz ahora?", la voz de Sue subió de volumen por vergüenza y desconcierto.

No tenía intención de decir nada, pero Anthony había seguido presionando y presionando e incluso amenazándola, sin dejarle más remedio que decir la verdad.

Anthony quedó atónito y en silencio.

Él había pensado que había preparado todo para Sue, sin darle ninguna razón para tener que salir de la casa. Pero había olvidado que Sue era una mujer y necesitaba otras cosas también además de comida. Las cosas habían cambiado y ahora él era el que se ponía rojo de vergüenza.

"Y bien, ¿estás satisfecho con mi respuesta?", preguntó Sue enojada. "Ahora, si me disculpas, necesito ir a la tienda antes de que cierre".

"¿Por qué no me llamaste y me pediste ayuda? ¿Acaso no tienes mi número de teléfono?", frunciendo el ceño, Anthony le preguntó a Sue, estaba realmente perplejo.

"¿Para qué llamarte por esto? ¿Cómo me puedes ayudar?", se forzó a tener una expresión neutral, tratando de ocultar la vergüenza y la incomodidad que sentía. Ella amaba a Anthony, pero tener que decirle que estaba en su período la hacía sentirse incómoda.

Lo miró a los ojos y le preguntó: "¿Realmente me las comprarías si te llamo?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir