ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 766 Un momento embarazoso en el elevador

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9268

Actualizado: 2019-11-23 00:43


Las palabras de Sheryl dejaron atónito a Anthony, quien nunca había esperado confrontarla de esta manera.

Después de hablar con Sheryl, se dio cuenta de que había perdido la última esperanza de estar con ella tras haberse acostado con Sue.

"Tú... ¿tú lo sabes?", dijo él titubeando. Retiró la mano y bajó los ojos para evitar mirar directo hacia los ojos de Sheryl.

"Anthony, no soy estúpida", dijo ella en tono de burla: "Podrían considerarse accidentales las dos veces anteriores en las que pasaste toda la noche en su casa. Pero en esta ocasión llevas muchos días quedándote allí, y por eso sé que es imposible que no hayas hecho nada con ella. Anthony, no te culpo por traicionarme. No tengo excusas. Ahora que has elegido estar con Sue, debes amarla con toda tu alma. Ella es diferente a las demás mujeres. Ha pasado por muchas dificultades y espero que la trates bien".

"Así que ya no te importo, ni siquiera un poco, ¿verdad?", los labios de Anthony se curvaron en una sonrisa amarga. Se sintió tan desconsolado cuando vio que Sheryl no se arrepentía y que era capaz de aceptar su relación con Sue sin dudarlo.

Ella soltó una risa sarcástica y dijo: "Anthony, ya no tiene sentido... preocuparse por eso. ¿Acaso a ti te importaba antes de acostarte con Sue?". Sheryl lo miró directo hacia los ojos. Una vez más, Anthony bajó la mirada para evitar el contacto visual con ella. Por un momento hubo silencio entre ellos y finalmente Sheryl fue quien habló: "Ya me tengo que ir. Cuídate".

Sue solía ser su mejor amiga y había estado soltera durante mucho tiempo. Como ella había sido un gran apoyo para Sheryl durante los últimos tres años, esta misma había sido testigo de todas las dificultades por las que había pasado. Y también sabía que Sue amaba tanto a Anthony que estaba dispuesta a hacer todo por él. Realmente deseaba que ella tuviera una buena vida.

Ahora que Sue y Anthony estaban juntos, Sheryl pensó que debía alegrarse por ella.

Pero de repente se dio cuenta de que en realidad no conocía a Anthony, en absoluto. 'Entonces, ¿Sue podrá ser feliz con él? ¿Anthony le dará el tipo de amor que se merece?', se preguntó Sheryl.

Luego, rápidamente trató de ignorar los pensamientos respecto a Anthony y Sue. Eso no era asunto suyo, además, en ese momento tenía que concentrarse en Shirley hasta el día que volviera a ser ella misma.

Se acercó a Shirley, la cargó en sus brazos y se dirigió hacia su casa. Nancy la había estado esperando durante bastante tiempo. En el momento en que vio a Sheryl llevando a Shirley, se acercó a ella apresuradamente y le dijo con preocupación: "Sher, ¿dónde estuvo? Me llamó hace una hora diciéndome que ya estaba de camino. ¿Qué fue lo que le hizo tardar tanto?".

Nancy se acercó a ella y le ayudó con

ndente que Shirley y Charlie se parezcan tanto, se ven casi idénticos".

Nancy sonrió y agregó: "Las personas que no los conocen podrían pensar que son hermanos gemelos".

Al escuchar esto, Sheryl perdió el sentido por un instante y en un descuido dejó caer sus palillos al suelo. Sintió que su instinto trataba de decirle algo, pero no pudo entenderlo con claridad.

"¿Que pasó? ¿Está demasiado caliente?", preguntó Nancy con preocupación. Le echó un vistazo a Sheryl, observándola levantar los palillos del suelo.

"Estoy bien", Sheryl sonrió de mala gana y fingió sentirse cómoda. Pero en el fondo, cada vez se sentía más inquieta.

Después del desayuno, Shirley tiró de la manga de Sheryl para instarla a que salieran de la casa.

Sheryl tenía previsto reunirse con Isla para cenar. Ella planeó elegir un regalo para su hija Amanda mientras daba un paseo por el vecindario con Shirley. Se sentía muy emocionada ya que finalmente se reuniría con Isla.

No había visto a Isla en tres años. Tantas cosas habían cambiado en estos últimos tres años. Isla se había convertido en madre. La última vez que se habían visto, Isla era una novia recién casada. Ahora también conocería a su hija.

Cuando llegó al elevador, la puerta estaba a punto de cerrarse. Ella gritó para que se detuviera, y logró que el elevador lo hiciera. Cuando la puerta se abrió y Sheryl dio un paso adentro, vio a Sue parada dentro del elevador.

Sheryl se quedó inmóvil y optó por quedarse afuera del elevador mientras que Sue se quedaba adentro. Ambas, que en algún tiempo fueron mejores amigas, no sabían qué decir. Las dos se sintieron muy avergonzadas.

Finalmente Sheryl habló primero: "¿Vas a salir?".

"Sí", Sue asintió ligeramente con la cabeza y le dijo a Sheryl: "Mi pie ahora se encuentra completamente recuperado. Es hora de volver al trabajo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir