ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 775 No tengas miedo

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 6760

Actualizado: 2019-11-25 00:31


"No creas que nadie te va a reconocer solo porque tienes una cara diferente", se mofó Leila, "Eres Yvonne. No importa cuántas caras te cambies, sigues siendo Yvonne. Charles nunca se enamorará de ti".

"¡Solo cállate!", después de su regreso, era la primera vez que Holley se volvía loca de esa manera. Respiró hondo y dijo: "¡Leila, no lo olvides! Estamos en el mismo barco. Si realmente me acorralas y eliges traicionarme, ¿has pensado alguna vez en lo que sucederá después?".

Leila no respondió, reflexionaba sobre lo que dijo Holley.

Holley se mofó con frialdad y le dijo al otro lado del teléfono: "Si Charles llega a saber que soy Yvonne, definitivamente no me perdonará. ¿Y entonces? ¿Has pensado en lo que sucederá después? Después de todo esto, Charles vivirá feliz con Sheryl. Las dos terminaremos sufriendo y tendremos que enfrentarnos a mucha vergüenza. ¿Es esto lo que quieres?".

Al escuchar las palabras de Holley, Leila frunció el ceño y le preguntó: "¿Qué es exactamente lo que quieres ahora?".

"Si yo estuviera en tu situación, no le diría nada a Charles, ni te traicionaría", dijo Holley con calma.

Leila se burló: "No seas alarmista aquí. Tienes miedo de que te traicione, ¿verdad? Yvonne, si no quieres quedar atrapada conmigo, será mejor que me eches una mano. Tendrás que ayudarme en caso de que Charles no me deje libre".

"Leila, ¿por qué aún no lo entiendes?", dijo Holley con una sonrisa irónica: "Si no me traicionas, al menos yo puedo vengarme por ti después de que entres en la cárcel. Si no, todas estamos acabadas. ¿De verdad podrías soportar ver a Sheryl y a Charles vivir felices para siempre?".

Leila no respondió a esto. Holley dijo: "Tenlo en cuenta. Si realmente quieres traicionarme, no tengo más remedio que aceptarlo".

Holley en realidad estaba apostando por el odio de Leila hacia Sheryl.

Después de colgar el teléfono, Leila reflexionó durante mucho tiempo, pero no encontró ninguna respuesta posible.

La verdad era que no podía aceptar ver a Charles vivi

y repentinamente se estremeció. Sentía como si las palabras de Charlie le atravesaran el corazón y se quedó entumecida al mismo tiempo.

"Bueno, ya veremos. Tengo algo que hacer ahora, así que te veré cuando vuelva". Leila remarcó lo que dijo y salió de la habitación en un intento por ocultar sus emociones.

Charlie se acercó a Shirley, tan amable como un hermano mayor para preguntarle si estaba bien. Se aseguró de que casi no había heridas en el cuerpo de Shirley y lanzó un suspiro de alivio y dijo: "¡No tengas miedo! Estoy contigo y no dejaré que te lastimen de ninguna manera".

Shirley sollozó y luego se echó a llorar. Frente a esta situación, Charlie no sabía qué hacer. Él le sonrió y la consoló: "No llores, mi pequeña Shirley. Estoy aquí contigo y no dejaré que nada le pase a mi preciosa hermana".

"Yo... Extraño mucho a mi madre", era su primera frase en muchos días, pero desafortunadamente, Sheryl no estaba allí para escuchar las palabras de su hija.

Charlie mantuvo a Shirley en sus brazos para protegerla y le dijo: "No te preocupes, pronto saldremos de aquí".

Debido a la comodidad del brazo de Charlie, Shirley se fue calmando poco a poco. Y, después de un rato, se durmió en sus brazos sintiéndose segura.

Poco a poco oscureció afuera. Casi a la hora de la cena, Leila llegó con dos tazones en sus manos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir