ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 779 La vacilación de Shirley

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9835

Actualizado: 2019-11-26 00:18


"No soy idiota", Charles la provocó mientras la empujaba con una mirada fría y dura, así como la voz cargada de sarcasmo. Leila estaba aterrorizada, no podía controlar su nerviosismo. Un repentino sentimiento de terror avanzaba con fuerza por su pecho mientras miraba la expresión lívida de Charles; su instinto le decía que había algo fuera de lugar.

Intentó convencerse mentalmente de que había escondido a los niños de forma segura en un lugar secreto; buscarlos sería inútil y casi imposible encontrarlos. Charles debería tener grandes dificultades para averiguar el paradero de los niños.

Leila evitó apartar los ojos de Charles, pensó que al mantener el contacto visual, él no notaría la agitación que se apoderaba de ella. Detrás de su aspecto sereno, Leila estaba temblando por dentro. Entonces, preguntó con cautela: "¿Qué quieres decir?".

Charles, que parecía estar escudriñando su rostro y tratando de evaluar su reacción anterior, miró brevemente su reloj de pulsera y habló de una manera deliberadamente lenta: "Quiero decir, la policía está actuando; para esta hora ya han irrumpido en tu casa y rescatado a los dos niños. Entonces, ¿crees que todavía existe la posibilidad de que puedas volver a salvo?", dijo con una sonrisa irónica y sin humor.

"¡No! ¡Es imposible!", chilló Leila con total incredulidad. Su rechazo mental era tan fuerte que se quedó congelada; nunca esperó que Charles pudiera ser tan astuto, dejándola indefensa. Se había reunido con ella aquí solo para darle la oportunidad a la policía de salvar a los niños.

Recuperando la razón, Leila se enfureció y gritó: "¡Charles Lu! ¡Eres tan idiota! ¿Cómo pudiste engañarme? ¿Cómo te atreves?".

"¿Cómo me atrevo? ¡Por supuesto que me atrevo! La vida de los niños está en juego", replicó Charles en tono burlón mientras sacudía la cabeza con gran desaprobación. Agregó: "Leila, no sobrestimes tu habilidad".

El aspecto destrozado y derrotado de Leila no escapó de la atención de Charles mientras la observaba atentamente. Luego le preguntó: "¿Quieres ir sola o con uno de mis hombres?".

De repente, varios hombres de traje aparecieron detrás de Leila. Uno de ellos se acercó a Charles y urgió: "Señor Lu, tenemos que darnos prisa; la policía viene de camino".

"Entonces ve y llévatela, me encargaré de la policía", dijo Charles con indiferencia. Su rostro exudaba calma.

Los hombres se llevaron a Leila y tan pronto como sus figuras desaparecieron de su vista, Charles cerró los ojos un momento y dejó escapar un suspiro de alivio.

Los policías llegaron con Shirley antes de lo esperado pero Charles se inquietó cuando no vio a Charlie, su hijo. Le preguntó al policía con preocupación: "¿Dónde está el niño?".

"No se preocupe, está bien", contestó el policía con una sonrisa. "Cuando llegamos a la escena, el niño intentaba sacar a la niña de la habitación, envolviéndola en una sábana. Pero se cayó y se rompió el brazo accidentalment

o dolor. Pero no había nada que yo pudiera hacer para que se sintiera mejor. Me sentí mal por él porque es un hombre bueno y de buen corazón. Y él te quiere tanto; así que por favor, perdónalo".

"Isla...", Sheryl la interrumpió suavemente mirándola con la mirada entendida. Sheryl se encontraba metida en esta situación, estaba confundida. Tenía una mezcla de emociones que hacían que su mente estuviera aún más desordenada. "No quiero pensar en eso en este momento, por favor, dame un poco más de tiempo", concluyó con una voz suave; parecía que estaba pidiendo un poco más de paciencia.

Sabía lo doloroso que había sido para Charles en ese momento, pero ahora, muchas cosas habían cambiado. Le faltaba confianza para volver a estar con Charles; dudaba y no podía confiar en sí misma.

"Está bien, no te presionaré", dijo Isla con una sonrisa. Luego miró su mano y continuó pelando la manzana para Sheryl. Entonces dijo: "Sé que es asunto tuyo y la decisión es tuya. Sin embargo, quiero hacerte una sugerencia, porque no quiero verlos a ambos separados sabiendo que se aman tanto".

Sheryl permaneció callada mientras escuchaba las ideas de Isla. Sabía que su amiga estaba realmente preocupada por ella, pero no quería pensar en este asunto ahora. Todavía no estaba lista para considerar todas las cosas.

Charles sabía cuán devastada había estado Sheryl por la desaparición de Shirley, así que, después de que llegaron al hospital, envió apresuradamente a Charlie con otro médico para recibir un tratamiento adicional. Luego, tomó la pequeña mano de Shirley y la condujo a la sala de Sheryl.

La puerta de la sala se abrió de golpe y Shirley apareció en la puerta. Sheryl, que acababa de calmarse, sintió que las lágrimas comenzaban a brotar de sus ojos al ver la silueta de su hija. Sin poder evitarlo, comenzó a llorar de nuevo.

Pero cuando Shirley vio a su madre llorando, vaciló. Se quedó aturdida. Luego levantó la cabeza y miró a Charles.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir