ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 813 Una invitación de Roger

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9376

Actualizado: 2019-12-03 00:12


Sue no quería revelar todas las historias de su drama familiar, más que nada le avergonzaba hablar sobre eso, especialmente con Sheryl. Si Sue lo hiciera, sería inevitable que metiera a Sheryl en otro desastre y pensó que ya había hecho lo suficiente para causarle sufrimiento.

Sue miró a Sheryl con desdén y de repente su tono de voz se volvió indiferente: "Ya no somos amigas, ¿acaso lo olvidaste? Yo fui la tercera en discordia entre tú y tu novio, destruí tu relación con él. ¿Por qué sigues pareciendo preocupada por mí? ¿No deberías odiarme ahora?".

Mientras más amabilidad y cuidado le daba Sheryl, más incómoda se sentía Sue, ella no podía entenderlo.

Sue pensó una vez que podría haber trazado una línea final entre Sheryl y ella, que nunca tendrían nada que ver de nuevo, pero para su sorpresa, eso había sido inútil. Sheryl no actuaba resentida o irritada, en cambio, ella dijo rotundamente: "Acerca de lo tuyo con Anthony... jamás he pensado en culparte, ni siquiera por un segundo, pero si realmente no quieres que intervenga, entonces no haré nada al respecto".

Ella se detuvo por un momento y después continuó: "Sólo quiero decirte que si hay algo, aunque sea lo más mínimo en lo que pueda ayudar, entonces házmelo saber. Por favor, incluso si olvidas todo lo que sucedió entre nosotras, solamente ten esto en cuenta, ¿de acuerdo?".

"¡Es suficiente! ¡No necesito tu lástima! ¡No la necesito! ¡Ni de ti, ni de nadie!", Sue se burló mientras decía estas palabras. "Se está haciendo tarde, tengo que irme a casa", ella simplemente se dio la vuelta y se fue.

Ninguno de los arrebatos y la resistencia de Sue hizo que la preocupación de Sheryl se desvaneciera, ella no quería que la conversación terminara así. "Sé que eres una persona muy orgullosa, así que no me sorprende que no quieras hablar conmigo, pero está bien, no te culpo. Pero Sue, no estás sola ahora, tienes un novio que te apoya, si las cosas se vuelven más difíciles siempre puedes pedirle ayuda a Anthony, él te ayudará, estoy segura", dijo Sheryl.

Mientras Sheryl hablaba, Sue no se dio la vuelta ni una sola vez, ella sólo aceleró el paso cuando Sheryl terminó de hablar.

Tan pronto como Sue se perdió de vista, Charles se acercó a Sheryl, ella estaba aturdida, su mirada parecía perdida mientras contemplaba la puerta. "¿Qué pasó, cariño? ¿Estás aburrida?", Charles preguntó con curiosidad.

Él frunció el ceño y trató de mirarla a los ojos para aligerar su estado de ánimo, "Espera un segundo, te llevaré a casa después de que termine de despedir a mis socios comerciales".

"Gracias, pero no hay necesidad de hacerlo, está bien", Sheryl quería que Charles se quedara y él lo sabía. Charles era plenamente consciente de que una ocasión tan social no era del estilo de Sheryl, lo que él ofreció no era po

"Gracias, Roger, pero no te molestaré. Te ayudé porque teníamos un trato, no fue únicamente por amabilidad, aunque realmente sólo deberías agradecerte a ti mismo, eres quien eres hoy en día por tus propios esfuerzos, no por los míos. De hecho, ya me pagaste echándome la mano hace tres años, no tienes que seguir preocupándote por eso".

Sus palabras y su tono eran perfectamente educados, pero seguía siendo un rechazo. A Roger le molestó ver que ella se había vuelto tan distante, sin embargo, continuó ofreciendo: "Aun así, digas lo que digas, nunca olvidaré tu amabilidad y ayuda, sólo sé que estoy aquí para ti, ¿de acuerdo? Por si alguna vez me necesitas en el futuro".

Antes de que Sheryl pudiera responder, él cambió de tema, "Le pediré a mi gente que te envíe una invitación formal a la fiesta de mañana, sería un honor tenerte allí".

"Tenlo por seguro, acepto tu invitación y definitivamente estaré allí", respondió Sheryl con claridad.

"¿Fiesta? ¿Qué fiesta?", tan pronto como ella terminó su oración, Charles apareció de la nada. Si las miradas mataran, Roger habría muerto mil veces. De vuelta al escenario, Charles pudo ver por el rabillo del ojo a Roger tratando de coquetear con Sheryl, entonces los celos lo sobrepasaron tanto que concluyó su discurso lo más rápido posible y se dirigió rápidamente hacia ella, él se las arregló para escuchar algo sobre la invitación a una fiesta y apretó la mandíbula con coraje. Con los ojos todavía puestos en Roger, Charles dio un paso delante de Sheryl como para protegerla.

"Roger me estaba invitando a...", comentó ella. "Le estoy preguntando al Sr. Han", Charles la interrumpió mientras miraba a Roger.

Sheryl frunció los labios, era obvio que el tono de Charles era de molestia y ella pensó que lo mejor era no hacer nada para irritarlo más. Sheryl solamente suspiró en silencio para sí misma.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir