ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 814 Un beso inesperado

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9307

Actualizado: 2019-12-03 00:15


Como hombre, Roger podía entender perfectamente la razón detrás de la hostilidad de Charles hacia él, así que sonrió y respondió: "Quiero invitar a la señorita Xia a mi fiesta el día de mañana".

"¿De verdad?", Charles levantó las cejas y preguntó, también trató de sonreír pero no pudo ocultar su molestia. "Me pregunto si puedo tener el honor de ser invitado también...", exclamó él.

"¿Usted?", Roger espetó sorprendido, no esperaba que Charles le preguntara eso. Evidentemente le daba un poco de vergüenza, sin embargo, él lo arregló con una sonrisa y agregó: "¡Por supuesto! Es un honor tenerlo como mi invitado, Sr. Lu. Es sólo que creí que estaría demasiado ocupado como para tener tiempo para una fiesta, no quería presionarlo si...".

"Sr. Han, hoy te debo un favor, me ayudaste mucho. La fiesta es importante para mí, así que definitivamente haré tiempo para ir mañana, sin importar lo que pase. Bueno, claro... a menos que no quieras que esté allí", dijo Charles. La cortesía de Charles en su discurso no coincidía con la expresión de su mirada y Roger no era un tonto que no pudiera darse cuenta de ello.

Charles resultó ser una de las personas más influyentes en la Ciudad Y, por lo que Roger tenía muy claro que no podía tener tanto éxito sin su ayuda, aunque Sheryl fue la persona que lo ayudó directamente, la influencia de Charles jugó un papel muy importante.

Roger recordó las historias de Rachel, aunque era una mujer prominente, Charles la había hecho pedazos de la noche a la mañana.

Roger sabía muy bien que si hacía enojar a Charles provocaría un golpe mortal en su carrera.

"Me siento halagado, no puedo decirle lo afortunado que me siento, Sr. Lu. Es realmente un honor para mí, le enviaré una invitación más tarde", dijo Roger con una sonrisa. "Espero verlos mañana, señorita Xia y Sr. Lu, tengo programada una filmación después de un tiempo, así que necesito despedirme ahora, ¡nos vemos!", añadió él.

"¡Hasta luego!", Charles se despidió de Roger con una sonrisa cortés. Después de que Roger se alejó, Charles se giró hacia Sheryl y le preguntó: "¿Lo conoces bien? ¿Por qué aceptaste su invitación a la fiesta?". Había preocupación en su voz mientras hablaba con ella.

"¿Por qué? ¿Hay algún problema?", Sheryl se sorprendió al ver que Charles era tan especulativo. Ella no podía entender por qué la actitud de Charles cambió tan drásticamente en cuestión de segundos, él había sido muy gentil y amable cuando Roger estaba allí. Entonces, ¿por qué Charles se enojó tanto cuando Roger se fue? Sheryl lo miró con confusión, él mantenía una expresión sombría y la contemplaba en silencio. Ella comenzó a pensar mucho si había hecho algo mal y de alguna manera se sintió culpable frente a Charles. Sheryl dijo: "Como él me invitó, no pude encon

Sheryl podía contar sus pestañas y sentir su cálido aliento, ambos se miraron fijamente a los ojos.

Ella estaba muy nerviosa, podía sentir su corazón latir contra su pecho como si quisiera salir de su boca, de hecho, incluso podía escuchar el latido de Charles.

Sheryl tragó saliva y respiró hondo, luego movió las manos para alejar a Charles, pero él las agarró con fuerza. Con las cálidas manos de Charles abrazándola y sus suaves respiraciones cayendo sobre su rostro, ella sintió como si estuviera comenzando a derretirse lentamente.

Sheryl entró en pánico y se sonrojó, parecía una niñita vulnerable. Ruborizada, ella le preguntó: "¿Qué...? ¿Qué estás haciendo? ¡Suéltame!". Sheryl no podía reconocer su voz mientras hablaba, cuanto más severa intentaba sonar, más suave y más dulce se escuchaba.

"¿Y si no lo hago?", la voz de Charles se volvió pesada cuando sonrió de forma perversa.

"Tú estás...", Sheryl frunció el ceño. Sin saber qué hacer, ella sólo podía preguntarle: "¿Qué quieres hacer?".

Charles se rio en voz alta y respondió: "Te llamé Autumn justo ahora porque ese es el nombre de mi esposa y no necesito pedir el permiso de mi mujer si quiero besarla, ¿verdad?".

Sheryl se paralizó en su asiento y lo miraba en un estado de perplejidad. Antes de que ella pudiera tomar represalias por lo que él había dicho, sus labios fueron sellados por los de Charles.

De repente, Sheryl se encontró atrapada entre el fuerte abrazo de Charles y sus palabras incompletas fueron marcadas con sus amorosos besos, su lengua se deslizó en su boca explorando cada rincón desesperadamente y probó su olor con avidez.

Años después se encontraban una vez más, en este mismo momento el mundo a su alrededor había dejado de existir, eran sólo ellos dos, perdidos en su totalidad en el apasionado abrazo mutuo olvidando todo su entorno.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir