ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 831 No me iré

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 11151

Actualizado: 2019-12-07 10:24


"¿Alguna vez quisiste decirme?", Sheryl estaba furiosa con Sue. "Entonces, si no hubiera venido hoy, ¿nunca me lo hubieras dicho?", ella no pudo contener su ira mientras se señalaba a sí misma. "¿Acaso no soy digna de tu confianza? ¿Mis palabras no significan nada?", añadió Sheryl con molestia.

"Ya te lo dije muchas veces, esto es asunto mío", Sue suspiró profundamente y se pellizcó el puente de la nariz, frustrada por la reacción de Sheryl. Un minuto después, Sue giró los ojos hacia ella y dijo: "Por favor vete, aquí no hay nada que te incumba".

"¡No puedo irme! Ni me voy a ir", Sheryl sacudió la cabeza con firmeza. "Como dije antes, nunca te culpé por lo que pasó entre tú y Anthony", agregó ella.

Después Sheryl sonrió con ironía y agregó: "Yo... nunca estuve en posición de culparte en absoluto...". Ella dirigió su mirada hacia un lado mientras sus ojos mostraban una melancolía total. "Anthony... él fue mi novio durante tres años y es un gran tipo, pero... no sé... nunca me enamoré de él, especialmente cuando supe que podría haber hecho algo malo", declaró Sheryl.

Ella respiró hondo, miró a Sue a los ojos y continuó: "Nunca he albergado ningún sentimiento por Anthony, así que... quiero que persigas tu felicidad". Sheryl se rio débilmente y agregó: "¿Sabes? Nadie tiene derecho a quitarles la felicidad a los demás".

"Sheryl...", Sue sintió que le dolía el corazón ante las serias palabras de Sheryl mientras la miraba directamente a los ojos. "Sé que sólo quieres hacerme sentir mejor, pero yo...", explicó ella. Luego desvió la mirada de Sheryl y continuó: "Pero no puedo evitar sentir pena por ti... incluso me da vergüenza verte...". Después hizo una pausa y siguió con sus palabras:

"Quiero decir... has visto a mi familia...". Sue prosiguió y comenzó a frotar su brazo mientras mostraba una sonrisa amarga, "Tal vez esto es lo que merezco... es karma...".

"Oye, vamos, no te pongas así", Sheryl le sonrió con dulzura a Sue y puso una mano sobre su hombro. "No te preocupes, yo estoy aquí, no permitiré que ninguna de esas personas te ponga un solo dedo encima", añadió ella.

Sheryl no tenía idea de por qué estaba tan preocupada por Sue después de haber decidido ponerle fin a su amistad. Sin embargo, cuando Sheryl supo que la familia de Sue le había dado la espalda, de pronto ella pareció juntar las piezas en cuanto a lo que Sue había hecho sobre Anthony.

Sue soñaba en silencio con tener un hogar cálido y propio, ella deseaba ser amada y cuidada, ya que era lo que le había faltado durante toda su vida.

Esta era una de las razones por las cuales Sue estaba realmente indignada con Sheryl por su actitud hacia Anthony, Sue estaba increíblemente ofendida de que Sheryl hubiera tenido todo lo que ella siempre había querido, pero ni siquiera le importaba.

"Sher, no seas tan ingenua", susurró Sue. Los rostros de su madre y su hermano aparecieron en su mente y ella sintió que un escalofrío le recorría todo el cuerpo. 'Si tan sólo fuera así de sencillo estar con Anthony... pero parece que Peggy y Allen quieren destruir cada sueño que tengo...', pensó Sue con una sonrisa amarga en su rostro.

La mera presencia de Peggy y Allen nunca dejó de taladrar contra su cabeza la idea de que Sue nunca sería más que una mujer que alguna vez residió en un humilde pueblo y que un hombre

el departamento de la compañía y solamente un alojamiento temporal para ti". "Bueno, ya sabes cuán terriblemente inteligente puede ser mi madre, no pasará mucho tiempo hasta que descubra que le mentiste", Sue se cruzó de brazos, molesta. "Y también, esa chica que recogí, no le hablé, pero parecía ser muy astuta, no me gustaría pensar en lo que me pasaría si ellas se unen", añadió ella con preocupación.

Sheryl mostró una sonrisa de tranquilidad y colocó una mano sobre el hombro de Sue, "No olvides que estoy aquí para ti, ambas encontraremos una manera de lidiar con esas personas, tú y yo juntas". Los labios de Sue se estiraron hacia arriba con alegría al escuchar esto. "Sí, juntas", subrayó ella.

A pesar de que a ninguna de las dos se les ocurrieron buenas ideas sobre cómo enfrentar esto durante el tiempo que pasaron juntas, Sue sintió como si le quitaran una gran carga de encima cuando supo que ya no estaba peleando sola y que tenía a alguien en quien apoyarse.

La cena finalmente estuvo lista y por lo tanto Sheryl y Sue le pidieron a Peggy, Allen y Doris que vinieran a cenar.

Sheryl fingió no saber nada sobre el tema de Sue y lució una sonrisa brillante. "Tía Peggy, yo preparé la cena de hoy, ¡así que comamos!", exclamó ella.

"Oh querida, ¡apenas vienes y sin embargo aquí estás, cocinándonos una cena deliciosa!", Peggy se rio entre dientes con una expresión feliz y risueña.

"Ni lo menciones, tía Peggy", dijo Sheryl. Ella le devolvió modestamente la sonrisa y dijo: "¡Es lo menos que puedo hacer! Soy la mejor amiga de Sue, ¡así que su familia es como mi familia también!". Luego, Sheryl se apresuró hacia la mesa donde estaba Sue y le acercó una silla a Peggy, diciendo: "Así que por favor, ¡no te quedes ahí y comamos!".

Sue permaneció en silencio y continuó haciendo sus deberes tal como lo haría un robot. Peggy se erizó ante el silencio de su hija, pero mantuvo su furia bajo control porque estaban en compañía de Sheryl, después se sentó en la silla que ella le había acercado. Mirando a Sue bruscamente, Peggy gruñó, "Deberías aprender de la señorita Xia, si fueras la mitad de dulce que ella, quizás no sólo estaría sonriendo sino riéndome cuando me despertara de mi sueño".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir