ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 835 Confesiones a altas horas de la noche

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 14292

Actualizado: 2019-12-08 00:12


Sheryl era una mujer cuyo corazón estaba lleno de compasión; ella siempre tenía buenas intenciones, incluso si eso significaba razonar con su abuela Amy, lo cual era un desafío que siempre prefería no tomarlo, pero la situación era diferente esa noche, porque esta vez tuvo que ser lo suficientemente resistente como para negociar con su abuela ya que insistió en llevar a Sue a casa. La pobre mujer que Sheryl acogió era demasiado tímida para rechazar su considerada oferta. Cuando finalmente llegaron a casa, Amy tenía los brazos cruzados; estaba haciendo todo lo posible para no sucumbir a las emociones y no expresar ningún sentimiento de remordimiento. Sue se sentía incómoda al entrar en la casa de Amy. Sheryl estaba tratando de ignorar la expresión de su abuela. Además, Sue sintió la tensión cuando Sheryl le pidió que fuera a la habitación de invitados y tomara una ducha. La mujer, que estaba agotada, siguió las órdenes de su amiga y, tan pronto como se fue, Amy no esperó para hablar sobre la situación que no podía ignorar. "Sher, ¿no es esta chica...? ¿Por qué la trajiste de vuelta a nuestra casa?", preguntó la anciana que claramente estaba angustiada.

"Ella es mi amiga, abuela, y, por favor, no te preocupes", explicó Sheryl nerviosamente. "Sobre lo de Anthony... bueno, en realidad no culpo a Sue por lo que pasó. El amor ya es algo muy complicado, y no creo que sea correcto culparla a ella tampoco".

La abuela estaba sorprendida por lo que le decía su nieta. Al escucharla, expresó sus propias ideas sobre la situación. "Pero ya sabes...", dijo Amy con las cejas levantadas. Estaba a punto de rebatirle a su querida nieta, pero en el camino se vio atrapada intentando buscar las palabras adecuadas para seguir la conversación, pero antes de que pudiera formular una idea o un pensamiento que le devolviera la sensatez a Sheryl, esta la interrumpió e intentó hacer que su abuela sintiera simpatía por Sue. "Créeme cuando te digo que es absolutamente una mujer a la que hay que compadecer, abuela", explicó ella con la esperanza de convencer a su abuela. "No puedo no hacer nada y dejar que siga así aunque sé que no tiene a dónde ir. ¿Crees que puede ir a cualquier otro sitio si la echas de aquí?".

La mujer mayor se confundió, "¿Por qué lo dices? ¿Pasó algo? ¿Qué le pasó para que te compadezcas de ella?". Claramente aturdida, la anciana se tomó su tiempo para hacer una pausa y se volvió más abierta a la situación; Amy pensó que tal vez su nieta debía tener una buena razón para lo que había decidido hacer. Sin embargo, la anciana tenía muchas preguntas, así que bombardeó a la joven con ellas, queriendo saber las respuestas de todas. Si iba a abrir su casa a personas en las que no podía confiar, entonces primero debía llegar al fondo de la situación.

Sheryl sabía que si quería que su abuela estuviera de acuerdo con la gran decisión de llevar a Sue a casa, tenía que contarle la historia completa, con paciencia y sin omitirle ningún detalle. De lo contrario, sería muy difícil para ella lograr que ella se convenciera de que lo que estaba haciendo era lo correcto.

Sheryl le contó la triste historia de Sue a su abuela en cuestión de minutos, que estuvo muy atenta escuchando. La joven concluyó la historia con un suspiro, sintiendo aún simpatía por lo que Sue tuvo que sufrir. Nadie quiere recibir los maltratos, sobre todo, por parte de las personas cercanas, lo que sin duda causará una mayor sufrimiento. Una vez más convenció a su abuela para que permitiera que Sue se quedara. Después de escuchar la vida miserable de la pobre chica, finalmente Amy aceptó que Sue se alojara en su casa. "Oh, siento haberla juzgado. Esa pobre mujer... Dile que puede quedarse todo el tiempo que quiera y que viva aquí como si fuera su casa hasta que encuentre otro lugar donde vivir".

Sheryl estaba feliz de escuchar las buenas noticias. "¡Gracias, abuela! Oh, sabía que podía contar contigo". La joven se alegró de que su abuela finalmente hubiera cedido a su favor.

La anciana no tardó mucho en cambiar su actitud, ya que como su nieta, también era una anciana de buen corazón. "Sue debe estar esperándote ansiosamente pensando en que yo no apruebo que esté aquí. Deberías subir a su habitación para asegurarle que no tengo nada en su contra,

rico. Los conozco y sé lo que pueden hacer, y lo harán. ¿Cómo se supone que voy a vivir una vida con Anthony si mi familia siempre nos estará respirando en el cuello?".

Al haber escuchado la gran confesión de Sue, Sheryl pensó en sus propias experiencias y después de dudar por un momento, finalmente decidió poner su nombre en la misma historia. "Mimi, la historia que te conté sobre Charles es solo la segunda parte. ¿Te gustaría escuchar también la primera parte de la historia?".

Sue parecía dudar pero asintió; no iba a ocultar su curiosidad.

Sheryl respiró hondo y recuperó la memoria, flashback tras flashback. Cuando reunió todos los elementos de su historia, se dio cuenta de que había sido Sheryl durante tanto tiempo que había olvidado recordar su vida como Autumn. Pensó cuidadosamente y recordó cada pequeño detalle, asegurándose de no perderse nada. Era como si estuviera volviendo a ver su película favorita en su mente; todavía era tan real y vívida para ella.

Estos recuerdos estaban tan profundamente arraigados en su alma que ningún poder en el mundo podría quitárselos.

Empezó a contarle a Sue sobre el matrimonio arreglado por Wendy y luego poco a poco se fue abriendo camino hasta llegar a todo lo demás: los esfuerzos de Rachel e Yvonne para separarla de Charles, el embarazo, la pérdida de memoria y todo lo demás. Después de una hora y media, Sheryl finalmente llegó a una conclusión: "Entonces, finalmente me acerqué al segundo capítulo, que fue la parte de la que convenientemente te hablé primero".

Sheryl forzó ansiosamente una sonrisa y le dio a Sue el consejo más importante que aprendió de todas sus crueles vivencias pasadas. "Mimi, yo era tan humilde como tú cuando me casé con Charles. De ninguna manera estaba segura. Estaba insegura y ansiosa porque nunca sería la mitad de la persona que Charles merece. Pero fue él quien me enseñó que el amor puede ser tan simple como amar, ni más ni menos, independientemente de todo lo que no sea amor. No eres diferente, Sue. Haz de Charles y de mí tu cuento con moraleja; te ilustramos lo que debes hacer en su lugar, ¿no?".

Mirando a Sue con los ojos de afecto, continuó persuadiendo a la joven que tenía delante para que ella expulsara todas sus preocupaciones. "Si realmente amas a Anthony, definitivamente no deberías rendirte. Estoy segura de que si lo dejas ir, lo lamentarás por el resto de tu vida".

Sue finalmente respondió: "No puedo creer que hayas pasado por tantas dificultades, debió haber sido duro". Luego sonrió, ya que todo tenía sentido para ella. Ahora, finalmente podía entender por qué Sheryl podía decir las cosas que decía.

'Ha pasado por mucho con Charles', pensó Sue para sí misma. 'Y también tienen hijos. El vínculo entre Anthony y Sheryl nunca será igual al de Charles y ella. No es de extrañar que ella lo quiera tanto'.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir