ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 836 Aceptó su pedido

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9287

Actualizado: 2019-12-08 02:59


Sue paseó los ojos por la habitación mientras ordenaba sus pensamientos; había tantas escenas que seguían pasando por su mente. Pero eran solo ilusiones, y esto la hacía sentir aún más triste. Fijó su mirada en sus manos juntas en su regazo, y se tomó un momento para manejar sus pensamientos y emociones en conflicto. Luego, levantó la barbilla, miró fijamente a Sheryl y continuó en voz baja con un dejo de impotencia, "Pero aun así, tú y yo no somos lo mismo".

Sue rio por dentro con amargura. Sus palabras fluían sin prisas, "Tú y Charles pueden mantener su relación porque ambos se aman profundamente; pero mi relación con Anthony es una historia completamente diferente. Estoy locamente enamorada de él, pero ese amor no es correspondido. Él no me ama como yo quiero que lo haga. Quiero que me deje entrar en su corazón, pero como resultado, terminamos rompiendo".

"No, Sue, escúchame...", Sheryl agarró las manos de Sue entre las suyas, su mirada expresaba preocupación al mirar a Sue a los ojos. Con voz suave, dijo con sinceridad: "Llevo años estando con Anthony y conozco muy bien su personalidad. No dijo nada porque no está seguro de cómo se siente hacia ti; tienes que darle un poco más de tiempo. Eventualmente entenderá su propio corazón y se dará cuenta pronto de lo mucho que significas para él; confía en mí".

"No tienes que consolarme, Sher", dijo Sue mientras apartaba su mirada atenta de Sheryl y su sonrisa era cada vez más triste. "Nos conozco mejor; es para mejor que rompimos al principio".

Sue miró a Sheryl en tono de disculpa y dijo: "Ya es tarde, deberíamos descansar temprano". Su voz era suave y tranquila. Sheryl asintió distraídamente mientras la observaba de cerca; su mente estaba en otra parte mientras reflexionaba sobre sus pensamientos. Todavía quería decir algo para convencer a Sue de reflexionar sobre todo pero entendió que Sue ya no quería hablar de eso.

La sala estaba iluminada por las luces exteriores; el suave resplandor creaba un ambiente agradable y relajante para Sue. Era la noche más tranquila que Sue había tenido en mucho tiempo, pero aun así, su mente estaba completamente despabilada. Dio vueltas en la cama durante toda la noche, y finalmente casi a la madrugada cayó en un sueño profundo.

Cuando Sheryl se despertó Sue todavía dormía. Había esperado que Sue finalmente pudiera dormir bien, porque era lo que más necesitaba ahora; se movió con cautela para no crear ningún ruido innecesario, temerosa de molestar a Sue.

Como Shirley se fue a la cama muy temprano la noche anterior, también se despertó temprano por la mañana y fue a la habitación de Sheryl. Estaba a punto de tocar la puerta de la habitación, pero Sheryl la abrió antes; le sonrió a su hija con amor y le susurró: "Shh... Shirley, eres una

cuidara a Shirley y se dirigió sola a la compañía de Charles.

Aunque había realizado muchos ensayos aquí antes, Sheryl sintió un ligero cambio de actitud mental cuando vino esta vez.

Quizás era básicamente por el cambio en su identidad.

El personal de recepción sabía quién era Sheryl; una vez que entró en el edificio, la recepcionista la acompañó inmediatamente al ascensor con una sonrisa brillante en su rostro. Luego, llamó inmediatamente a la oficina de Charles para informarle de la llegada de Sheryl.

En su camino todos los que pasó junto a ella la saludaron calurosamente y aunque estaba un poco abrumada, por cortesía les devolvió la sonrisa a todos los empleados.

Después de unos minutos de saludar y sonreír sin parar, finalmente llegó a la oficina de Charles. Él estaba ocupado firmando algunos documentos, cuando Sheryl entró, levantó la vista para reconocer su presencia. Luego sonrió cálidamente y dijo: "Por favor, toma asiento, terminaré pronto".

"No te preocupes", dijo Sheryl y se sentó.

"En cuanto al lado del proveedor, recuerda observarlos de cerca, no dejes que vuelva a salir mal", le recordó Charles a David. Charles terminó pronto con el papeleo, le entregó los documentos a David y dijo: "Cierra la puerta cuando te vayas".

"Sí, señor Lu", respondió David, sin olvidar saludar a Sheryl antes de salir.

Sheryl miró torpemente a Charles, parecía un poco tímida. "No es que mi visita aquí sea algo turbio; la forma en que le dijiste que cerrara la puerta probablemente provocará algunos malentendidos".

"Realmente no importa", dijo Charles mientras le sonreía; no le importaba lo que otros pensaran. En realidad estaba bastante encantado de que Sheryl hubiera venido a buscarlo por su propia voluntad, así que sonrió y le preguntó con ternura: "¿Cómo es que tienes tiempo para venir a verme hoy?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir