ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 838 Éxito

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10956

Actualizado: 2019-12-08 02:59


Mirando profundamente a Sue, Sheryl continuó: "Entiendo. Después de todo, ella es tu madre y no podemos cambiar eso pero, si te resulta difícil tomar una decisión, podemos actuar como si nunca hubiéramos hablado de esto y simplemente seguir con mi plan original. Si algo sale mal, podemos tomar medidas. ¿Qué te parece, Sue?".

El ambiente entre ellas se sentía pesado y Sheryl pudo percibir la indecisión de Sue. Sin embargo, Sheryl trató de aliviar las preocupaciones de su amiga: "Mimi, no pienses demasiado en ello. Esas personas saben qué hacer y no matarán a Peggy de verdad, pero la aterrorizan lo suficiente para que aprenda su lección".

Pasó un momento hasta que finalmente tomó su decisión, y levantó la cabeza, mostrando coraje y resolución en sus ojos.

"Bien. Seguiré lo que el señor Lu ha arreglado para mí".

Nunca le molestó que Peggy y Allen se hubieran aprovechado de ella, pero ahora que habían ido aún más lejos, Sue no iba a dejarlo pasar así. La codicia de ellos era insaciable, y ahora se había sumado al equipo una cuñada astuta. La situación agravaría si Sue permanecía sin hacer nada.

Aunque siempre era una chica de buen corazón, Sue finalmente se puso firme y decidió defenderse. "Con respecto al dinero", comenzó a decir Sue, "Me aseguraré de devolvértelo. Pero, ya sabes, Sher, soy nueva aquí y no hay forma de que reúna a un grupo de personas que estén dispuestas a hacerlo por mí. ¿Podrás ayudarme a encontrar personas que puedan hacer esto, Sher?", preguntó Sue.

"Por supuesto. Como dije, estoy aquí para ti", dijo Sheryl. "Entonces, centrémonos en esto, ¿de acuerdo?". Asintiendo con la cabeza en respuesta, Sue apretó los puños con fuerza. "Me han tratado como si fuera un animal. No tendré misericordia por ellos. Nunca más dejaré que se salgan con la suya. He aprendido mi lección y es hora de que ellos también aprendan la suya". Encantada con la demostración de destreza de Sue, Sheryl sonrió. "¡Genial! No te preocupes, yo me ocuparé de esto por ti, ¡así que no tienes que preocuparte por nada!", dirigiéndose a Sue, Sheryl continuó: "Ah, ¿y el dinero? No tienes que pagar un solo centavo por ello. Tu madre y tu hermano pagarán por ello".

"Está más allá de su capacidad", respondió Sue. Un pensamiento golpeó a Sue y fue que, no importaba lo mal que Peggy y Allen la hubieran tratado, seguían siendo familia. ¿Cómo podría Sue soportar la idea de verlos sufrir delante de sus narices? Nadie quería mancharse las manos, así que todo lo que podía hacer era ofrecer un trato por una vida tranquila y sin molestias. Para Sue, eso no tenía precio.

"Definitivamente te devolveré el dinero, Sher", le afirmó Sue. Al ver cómo estaba decidida a devolverle el dinero, Sheryl supo que no podía decir que no. "No será fácil, pero espero que seas paciente conmigo al respecto", añadió Sue, riendo débilmente mientras lo hacía.

Innumerables veces Sheryl había ayudado a Sue durante estos años. Era como si Sheryl fuera la única persona que la había considerado como familia. No existían palabras para expresar lo mucho que Sue estaba agradecida con Sheryl. A pesar de lo agradecida que estaba por apoyarla, ella quería darle algo a cambio, y era pagar esa cantidad.

Todos sabían que 500.000 no era, de ninguna manera, una pequeña suma

manos. "Dios mío. Actuaba como si fuera a morir si se quedara más tiempo". Sue sonrió con ironía y suspiró.

Acariciando el hombro de Sue, Sheryl trató de consolarla. "Está bien. No es la primera vez que conoces sus verdaderos colores, así que no lo sientas. Ni siquiera merece tu atención ni tus emociones".

En cuanto a Sheryl, Sue tenía una sonrisa grabada en su perfil, pero no era de felicidad. Más bien, era una sonrisa de lástima. "No me siento herida. Me da pena", respondió Sue.

Tan pronto como Sue terminó su oración, giró sobre sus talones y volvió a subir las escaleras. A pesar de sus palabras, Sheryl sabía que Sue estaba triste. Como amiga de Sue, Sheryl decidió no seguir a ella por las escaleras y decidió darle su espacio personal ya que Sue necesitaba tiempo para asimilar sus emociones, después de todo.

A partir de ahí, Sheryl encontró el tiempo para enviarle la nota a Charles y lo dejó para que se encargara de todo, ya que tenía plena confianza en ella.

A pesar de tener una bonita casa para vivir, Sue todavía tenía que ir a trabajar todos los días. No todo fue malo, ya que con Sheryl, Sue no estaba sola.

Al darse cuenta de que Sue y Sheryl estaban terriblemente unidas entre sí en comparación con el pasado, Holley rápidamente le pidió a Sue que entrara a su oficina para llegar al fondo de las cosas entre Sue y Sheryl. En el momento en que llegó Sue, Holley no dedicó ni un segundo para que Sue la saludara y lanzó la pregunta de inmediato: "¿Qué te ha pasado?"

"¿Qué?", Sue respondió con una expresión confusa. "¿De qué está hablando?".

"Estoy preguntando por ti y Sheryl", Holley frunció el ceño. Las preguntas seguían llegando. "Creo que te lo he dicho todo, ¿no? ¿Desde cuándo Sheryl y tú volvieron a ser amigas?", Holley escupió, sus palabras cada vez más firmes. "¿No tienes miedo de que ella...".

"Señorita Ye", Sue interrumpió a Holley. Con los ojos llenos de resolución, Sue continuó: "He cometido un gran error. Sher nunca fue la persona que creí que era. La había malinterpretado gravemente. Sheryl es una mujer de buen corazón y me duele saber eso ahora, ya que estaba cegada por mi propio juicio. Lo lamento muchísimo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir