ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 843 Sheryl se pierde a sí misma

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 8956

Actualizado: 2019-12-09 02:28


"¿Por qué me miras así?", preguntó Charles volviendo la cabeza hacia Sheryl. Estaba bastante avergonzado por la forma en que ella lo miraba con los ojos de sospecha.

"En realidad, me parece muy extraño", respondió Sheryl con una tierna sonrisa, y añadió: "Hace un momento parecías borracho, ¡y ahora te ves completamente normal! No puedo entender si realmente estabas borracho o si solo estabas fingiendo".

Charles soltó una carcajada y dijo: "Si un hombre no tiene esta habilidad, le será difícil sobrevivir en esta sociedad, y podría ser manipulado por otros".

Sheryl permanecía callada cuando escuchaba hablar a Charles.

Ella sabía lo difícil que era para él lograr tanto éxito por sí mismo. No necesitaba que Charles hablara de ello, porque sabía lo mucho que había trabajado y luchado para alcanzar la posición en la que se encontraba en ese momento.

Sheryl lo miraba con admiración mientras dando paseos por las calles vacías de la Ciudad Y. De repente sintió cómo su corazón se derretía por él y se preguntaba si había sido demasiado dura con él todo este tiempo.

"Sher, hoy es el día más feliz para mí en estos tres años", le dijo Charles, quien volvió la cara hacia ella para mirarla, y luego agregó: "Contigo y los niños a mi lado, me siento bendecido. Hasta hace unos días, ni siquiera sabía si esto iba a pasar. En verdad, es la respuesta a una de mis más preciadas oraciones".

Sheryl le dedicó una cálida sonrisa y le dijo: "No te preocupes, todos estaremos contigo muy pronto".

Charles parecía muy emocionado cuando escuchó hablar a Sheryl. Tomó su mano inmediatamente y le preguntó: "Sher, ¿qué quieres decir con eso? ¿Estás diciendo que vas a volver a vivir conmigo?".

Charles dio un paso para acercarse más a ella y la miraba a los ojos. Nunca antes había mencionado ese tema con Sheryl porque no quería presionarla demasiado. Pero ahora que ella lo había hablado y, como una reacción que le provocó el vino que bebió, se armó de valor para hablar con el corazón.

Había estado esperando ese día por tanto tiempo.

"Yo...", Sheryl bajó la cabeza, un poco desconcertada, sin saber qué decir.

Al verla así, Charles no pudo evitar esbozar una amarga sonrisa. 'Tal vez es demasiado pronto. Puede que la haya presionado demasiado'.

Miró a Sheryl a los ojos y le dijo: "Relájate, Sher, no tienes que estar estresada. Solo te estoy preguntando. No voy a forzarte si aún no estás lista para volver".

No importaba cuán amablemente dijera estas palabras, no podía evitar sentir la pesadez de su corazón. Estaba listo para esperar hasta que Sheryl decidiera regresar, pero, ¿cuánto tiempo? No había respuesta a esta pregunta. En su rostro se

. Charles seguía mirando su rostro sintiendo todo lo que ella estaba experimentando en su mente y en su cuerpo.

Él suavemente le dio un beso en la frente.

Ese beso cálido la fue calmando poco a poco, y pudo sentir que toda la tensión y el pánico se desvanecían de su corazón. Ella descansaba en los brazos de él sintiéndose absolutamente relajada y segura. Entonces escuchó a Charles decirle al oído: "Sher, te amo".

La sostuvo suavemente en sus brazos, bajó la cabeza y la besó. Le chupó los labios y la lengua con destreza, y apretó los brazos que estaban sobre su cintura. Antes de que ella pudiera responder, fue absorbida por el calor de su cuerpo. Su gentileza la hizo sentir como si cayera en una suave bola de algodón.

Lentamente deslizó su mano desde la punta de su ropa, y sus suaves dedos se frotaron contra su cintura y se deslizaron a lo largo de ella. La sostuvo más cerca de su pecho y presionó con fuerza sus labios sobre los de ella, haciéndola sentir que no podía respirar. Cuando la palma de su mano acarició suavemente su cintura, dándole una sensación de hormigueo, Sheryl sintió la frialdad de sus dedos y de repente salió del trance. Luego se dio cuenta de lo que estaban haciendo en la calle.

Se sonrojó y dio un paso atrás, alejando un poco a Charles de ella. "Charles, no estamos en casa".

"¿Quieres decir que... podemos seguir haciendo esto en casa?". Cuando Sheryl se sonrojó se veía tan bonita que Charles no pudo evitar bromear con ella. Y cuando ella miró a Charles con la boca abierta, él se rio alegremente.

Aunque no era la primera vez que tenían tanta intimidad, Sheryl se sentía tímida. Tenía las orejas calientes y bajó la cabeza para calmar sus latidos.

Sheryl tardó un tiempo en sentir que su corazón volvía a la normalidad.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir