ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 845 Mantener el secreto

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9329

Actualizado: 2019-12-10 00:12


"Está bien", respondió Sue apresuradamente y se dio la vuelta. Había una clara ansiedad en su rostro que no podía evadir los ojos de Sheryl. Ella notó el cambio en el comportamiento de Sue cuando se dio la vuelta repetidamente mirando rápidamente hacia la puerta de entrada. Luego, cuando de repente se dio cuenta de que el rostro de Sheryl estaba lleno de preguntas, trató de calmarse y pretender ser normal. Entonces intentó explicarse: "Pensé que llegaría tarde".

"Sue...", Sheryl la miró con el ceño fruncido. No necesitaba que le dijera que algo andaba mal con ella, así que le preguntó con voz preocupada: "¿Qué te pasa?".

Sue parecía terriblemente nerviosa. Sheryl la acarició y le aseguró que podía confiar en ella. Sue se tomó unos minutos para superar su indecisión, luego apartó a Sheryl y, en susurros, para que nadie pudiera oír, le dijo: "Cuando llegué, Peggy y Doris me estaban esperando en la puerta".

"¿Qué?", Sheryl frunció las cejas, estaba sorprendida de escuchar que habían seguido a Sue hasta la oficina. De manera que le preguntó: "¿Para qué vinieron aquí?".

"Por dinero", respondió Sue, dejando escapar un profundo suspiro, y luego añadió: "Dijeron que Doris necesitaba ir a un chequeo en el hospital, así que necesitaban dinero. Recuerdo que acaban de pedirte 500 mil, ¿verdad?".

"¡Ahora sí que están cruzando los límites!", dijo Sheryl frunciendo el ceño. Esperaba que Sue no les hubiera dado el dinero, por lo que preguntó con voz seria: "¿Y? ¿Les diste el dinero?".

"Sí, tuve que hacerlo", Sue asintió con la cabeza, indefensa. Luego agregó: "¿Cómo podría negarme? Peggy siempre amenaza con extorsionarme cada vez por más dinero. Ella dijo que si me negaba a cumplir con sus exigencias, me humillaría aquí delante de todos mis colegas en esta compañía. Ella me trata muy mal en casa, lo que yo puedo tolerar porque sucedía a puerta cerrada, ¡pero no podría tolerarla en mi lugar de trabajo!".

Sheryl miró a Sue a los ojos y sintió pena por ella. Quienquiera que tuviera familiares y parientes como ellos, solo podía entender lo desesperante y agotador que podía ser.

Ella recordó su propia situación en el pasado; de hecho, experimentó lo que estaba pasando Sue en ese momento. Todos los amargos recuerdos se iluminaban frente a sus ojos cuando su madre la maltrataba. ¡Cuánto la odiaba! Y, sin embargo, trataba de soportarlo en lugar de vengarse de ella, porque, después de todo, ella era su madre. Incluso si su madre hubiera terminado en un estado miserable, ella no tenía nada que ver con eso.

"Eso no está bien, Sue", le comentó Sheryl y, casi de inmediato, tuvo otra pregunta; de manera que ordenó sus pensamientos y le dijo: "Imagino que se irían después de que les diste el dinero, pero ¿por qué estás tan nerviosa?".

"Porque...", Su

e él?

Poco a poco, Peggy estaba cayendo en la trampa de Doris. Ella le preguntó: "¿Qué debemos hacer? ¿Tienes alguna idea?".

"Acércate a él ahora mismo y pregunta. Es así de simple", respondió Doris mientras le hacía un gesto a Peggy con la boca haciendo pucheros para que mirara a Anthony. Ella sabía que su truco funcionaba. El enfoque de Peggy ya había cambiado del hospital. Con el fin de dirigir su mente hacia Anthony, ella caminó hacia él y le preguntó: "Disculpa, ¿eres amigo de Sue?".

"¿Quién eres tú?", Anthony se volvió hacia ella y le preguntó.

"No te pongas nervioso, solo tengo curiosidad". Ella le dedicó una gran sonrisa y se presentó: "Soy la hermana de Sue. Estaba hablando con ella, y nos pareció extraño que se alejara en el momento en que te vio. ¿Es porque ella te debe dinero?".

"¿Eres la hermana de Sue?", preguntó Anthony frunciendo las cejas. Él comenzó a sospechar, ya que nunca había oído a Sue mencionar que ella tenía una hermana.

"Soy...", antes de que Doris pudiera decir algo más, Peggy se acercó y también se presentó con una sonrisa: "Sue es mi hija y ella es mi nuera. Encantada de conocerte".

Con los ojos llenos de expectación y codicia, Peggy pensó que definitivamente tendría suerte si Sue tuviera un amigo rico como él. Ella podría obtener una gran cantidad de dinero de todos los amigos ricos que Sue tenía y eventualmente comprar un apartamento en la Ciudad Y para Allen con ese dinero.

Con una sonrisa en su rostro, Peggy miró a Anthony y trató de calmarse. Luego le preguntó: "¿Tienes algo que hablar con ella?".

"¿Realmente te debe mucho dinero?", ella le miró a la cara para leer sus expresiones, pero no pudo entender nada. Luego dijo descaradamente: "Si es así, ve a pedirle el dinero. Nosotras no tenemos".

"No", dijo Anthony. Se sorprendió al ver por primera vez a la madre de Sue.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir