ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 866 Quédate con el bebé

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 11157

Actualizado: 2019-12-14 00:28


Peggy sintió que le sacaban una pesada carga del pecho tan pronto como Sue decidió no llamar a la policía. Su ansiedad se transformó en euforia y alegría, mientras comenzaba a preguntarse quién era el padre. Entusiasmada, le preguntó: "Querida, dime, ¿es Anthony el padre del bebé?".

"¿De qué tonterías estás hablando?", espetó Sue. Acababa de lograr apartar a Peggy del tema de Anthony, pero con este embarazo, sabía que se había reavivado la esperanza secreta de su madre de que ella y Anthony pudieran casarse algún día. Sin embargo, en ese momento ni siquiera quería escuchar su nombre, así que dijo: "Mamá, estoy cansada y necesito descansar. ¿Puedes dejarme sola un rato?".

"No hasta que me digas la verdad", insistió Peggy, que no estaba dispuesta a abandonar el tema. Agarró el brazo de Sue y se aferró a él negándose a soltarlo.

"¡Sal!", gritó Sue, incapaz de tolerar más a su madre. "Vete antes de que llame a la policía y les diga que tu hijo y tú me agredieron hasta el punto de que casi pierdo a mi bebé. Me pregunto qué pensará la policía de eso y qué medidas tomarán".

"Tú...", farfulló Peggy, enfurecida por las palabras de Sue. Pero, Sue había tocado su punto débil, uno de sus mayores temores y sabía que no podía hacer nada. Sue sabía que Peggy haría cualquier cosa para proteger a su hijo y a sí misma, así que sus palabras tuvieron el efecto deseado.

De mala gana, Peggy salió de la habitación lentamente, tratando de descubrir el próximo movimiento de Sue. A juzgar por su reacción, Peggy estaba segura de que el bebé era realmente de Anthony. No podía dejar pasar esta oportunidad de oro, pero antes, tenía que estar cien por ciento segura de que él era el padre. En cuanto salió de la habitación y estuvo fuera del alcance del oído, sacó su teléfono y llamó a Sheryl.

Sheryl estaba trabajando cuando la llamada iluminó su teléfono. Miró la pantalla y se sorprendió al ver el nombre de Peggy. Aunque nunca había esperado recibir una llamada de Peggy a esa hora, la contestó de todos modos. "¿Tía Peggy? ¿Por qué llamas tan tarde? ¿Está todo bien?".

"Sher, lamento molestarte a esta hora, sé que es bastante tarde". Aunque las palabras de Peggy parecían casi sinceras, su tono decía lo contrario. Todo lo que quería en este momento eran respuestas.

"No es molestia, en absoluto", respondió Sheryl con cortesía. "¿Qué pasa, tía Peggy? ¿Le ha pasado algo a Sue?".

"Ustedes dos realmente son cercanas, realmente la conoces bien, casi mejor que yo", sonrió amargamente Peggy. "En ese caso, iré directo al grano, Sher, por favor sé honesta con esta anciana. ¿Qué pasa exactamente entre Sue y Anthony? ¿Estás segura de que son solo amigos, o hay algo más?".

"Tía Peggy, ¿qué quieres decir?", preguntó Sheryl con curiosidad. Como no sabía sobre el embarazo, no entendía por qué Peggy de repente le hacía esas preguntas y no tenía intención de divulgar ninguna información. Peggy pareció sentir la vacilación de Sheryl y le dijo: "Sher, por favor, esto es importante. Sue está embarazada".

Sheryl se congeló ante esas palabras, le tomó unos largos momentos recuperarse y le preguntó: "¿Dónde estás ahora?".

Con una sonrisa triunfal, Peggy le dio el nombre del hospital. ¡Su plan estaba funcionando! Sheryl llegó al hospital en menos de veinte minutos.

Peggy corrió hacia ella en cuanto la vio,

no continuó su oración.

Habían sido amigas durante muchos años y Sheryl la conocía muy bien. Sabía cuán fuerte y decidida podía ser Sue, y lo más importante, una vez que se hubiera decidido, nada en este mundo podría hacerla cambiar de opinión. Por eso Sheryl decidió callarse, a pesar de que no estaba de acuerdo con el pensamiento de Sue.

"Pero...", mirándola preocupada, Sheryl agregó: "Desafortunadamente, Peggy también sabe sobre el embarazo. No hay forma de que ella se mantenga al margen de esto y tengo la sensación de que ella le contará a Anthony. Si él no se entera de tu embarazo, puedes dar a luz en silencio sin que nadie lo sepa. Pero si se entera, las cosas definitivamente se pondrán un poco desordenadas".

"Tengo la sensación de que va a ser mucho más que 'un poco' desordenado", bromeó Sue. Luego su expresión se volvió seria y le dijo a Sheryl con determinación: "Como dije antes, el bebé es mío y no me importa lo que él diga. Solo estoy preocupada por mi familia. ¿Cómo puedo lograr que mi madre y Allen se mantengan al margen de esto?", suspiró Sue con impotencia. "Si no fuera por ellos, por el accidente, ni siquiera sabrían sobre este embarazo. Incluso si lo sospecharan, no tenían absolutamente ninguna prueba y podría haberlos evitado hasta que nazca el bebé. Pero ahora saben con certeza que estoy embarazada, y definitivamente investigarán mi relación con Anthony. Y cuando se enteren, van a explotar la situación, definitivamente. Que...", "Sue, deja de preocuparte. Relájate", interrumpió Sheryl rápidamente, viendo lo nerviosa que se estaba poniendo Sue. "No pueden moverse tan rápido. Todavía tenemos tiempo para intervenir y prevenir sus acciones. Todo lo que tenemos que hacer es asegurarnos de hablar con Anthony primero".

"Pero...", Sue frunció el ceño. Estaba perdida en sus pensamientos, envuelta en una preocupación tras otra. Sheryl la miró a la cara y un pensamiento juguetón apareció en su cabeza, que era la manera perfecta de distraer a Sue. "Bueno, Sue, intenta dejar de preocuparte por ahora, ¿de acuerdo?", sonrió Sheryl. "Dijiste que quieres quedarte con el niño, ¿verdad? Bienvenida al primer paso de la maternidad. Por el bien del bebé, no te estreses demasiado".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir