ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 869 Scar

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 9305

Actualizado: 2019-12-15 00:02


"Peggy Li, ¿verdad?", Scar la miró de una manera inexpresiva.

"Sí", Peggy contemplaba el suelo mientras respondía, sin atreverse a sostener la mirada del hombre. Ella indagó las causas en su cerebro, pero no se le ocurrió ninguna razón por la cual un grupo de hombres de aspecto feroz podría buscarla, así que preguntó: "Lo siento pero, ¿qué hacen aquí?".

"La persona a la que estamos buscando es Peggy", respondió Scar con los ojos aún puestos en ella, luego de eso, él no dijo ninguna palabra más, empujó a la mujer a un lado y entró en la casa.

"¿Qué está pasando aquí?", Doris miró a Allen en busca de una respuesta. "Por favor dime, ¿qué rayos está sucediendo? ¿Acaso vienen por ti? ¿Saliste y jugaste de nuevo? ¿Le debes dinero a alguien y estas personas te están buscando?", ella hizo mil preguntas debido a los nervios.

"No, no, dejé de jugar y apostar desde hace mucho tiempo", Allen negó sacudiendo la cabeza. "Dijiste que no te gustaba que yo jugara, así que hice lo que dijiste, no me he atrevido a entrar en el casino desde entonces. Solamente he estado contigo, ¿cuándo podría tener la oportunidad de jugar si estoy todo el tiempo a tu lado?", explicó él.

"Entonces, ¿qué está pasando ahora?", Doris preguntó mientras señalaba con el dedo a los hombres altos y fuertes que se abrían paso. "Dime, ¿entonces por qué vinieron todas estas personas aquí?", ella estaba perpleja.

"Yo...", Allen tartamudeó buscando las palabras indicadas, sin embargo no sabía cómo explicar la situación. "Realmente no tengo ni idea, no conozco a estas personas, no sé por qué están aquí", él no podía dar una explicación certera a lo que estaba ocurriendo.

Allen se enojó y se ofendió, esta era su propiedad, era su hogar, ¿cómo se atrevía esta gente a irrumpir en su casa sin su consentimiento? Él se paró frente a Scar y lo desafió, "¿Quién demonios eres? ¿Y qué diablos haces aquí? ¿Crees que este es un lugar donde puedes ir y venir a tu antojo? Saca tu maldito trasero de aquí o los patearé a todos. ¿Acaso no ves que estamos comiendo? ¡Has arruinado la comida de mi familia, idiota!".

"¡Mejor cierra la boca, pedazo de mierda!", un chico de aspecto rudo parado junto a Scar lo maldijo, mientras empujaba a Allen hacia atrás, lucía tan despiadado como si no dudara en matarlo en ese mismo instante.

"¡Allen, cállate!", Peggy le gritó a su hijo, ella podía ver que estos hombres eran sujetos temibles. Todos estaban cubiertos de feroces tatuajes y parecían amenazantes, no eran cualquier persona de la calle, se notaba que estaban acostumbrados a intimidar a la gente.

Si Allen continuara con este tipo de actitud hacia ellos, seguramente perderían la paciencia y se pondrían agresivos, lo mejor que podía hacer era cooperar con lo que le pidieran.

"Ya veo, estab

lo posible para cazar a la gente que debía dinero, Allen casi quería llorar. "Me dijiste que no había absolutamente ningún problema con eso y mira cómo está la situación ahora, ¿a eso te referías con no tener problemas?", preguntó él.

"¿Ya terminaron de discutir?", Scar los interrumpió con impaciencia. "Si ustedes dos ya se calmaron, ¿pueden escucharme ahora?", añadió desdeñosamente.

Peggy y Allen no respondieron, pero se miraron confundidos.

"¿Qué está pasando? ¿Por qué tienen este papel?", Peggy se apresuró a preguntar, ya que tenía mucha curiosidad por saber más detalles.

"¿Papel? ¡Esos son quinientos mil dólares!", Scar comenzó a reír, como si realmente estuviera sosteniendo la enorme cantidad. "Díganme, ¿cuándo planean pagarme?", él los cuestionó con algo inesperado.

"¿Qué? ¿A qué se refiere?", Peggy fingió que no entendía, con la esperanza de escapar del destino de pagar el dinero.

"Oye, tía, he venido por lo que me debes", Scar respondió a su pregunta con molestia. "Antes de ponerme realmente impaciente, necesito que me devuelvas mi dinero, de lo contrario tendré que usar la violencia, no me culpes si tengo que recurrir a eso", añadió él.

"Realmente no tengo idea de lo que está hablando", continuó Peggy. "Pedí prestado algo de dinero, pero fue Sheryl quien nos facilitó esa cantidad y le escribí ese pagaré a ella, no entiendo por qué la nota está en sus manos. Si tengo que pagarle a alguien será a Sheryl, no a usted, ¿por qué me pregunta por el dinero?", argumentó ella.

Peggy se burló y luego continuó: "Aunque somos humildes, eso no significa que nos puedan engañar e intimidar fácilmente, no hemos hecho nada malo ni ilegal, si continúan en esta propiedad sin el permiso del propietario e incluso siguen con su absurda solicitud, no tendré más remedio que llamar a la policía en este mismo momento".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir