ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 870 Dinero

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 10036

Actualizado: 2019-12-15 00:12


"¿Llamarás a la policía? ¡Excelente! Me encantaría verte hacerlo. ¡Vamos, adelante, sólo inténtalo!", Scar respondió con una risa burlona. Después de eso, continuó, "Es indiscutible que tienen que pagar lo que deben, ¿acaso hay alguna ley que establezca lo contrario de esto? Estoy aquí para tener de regreso lo que es mío y no hay nada de malo con eso, si la policía interviene, seré yo quien tenga la ventaja".

Al escuchar estas palabras, Peggy frunció el ceño con confusión y mirando a Scar, decidió que debía resolver esto de cualquier manera. Ella sabía claramente que estas personas no responderían a su pregunta si mantenía la misma actitud, por lo que suavizó su tono y habló: "Señor, me gusta decir lo que pienso tal como lo siento, no quiero ocultar mis emociones, pero me disculpo sinceramente si dije algo que le disgustó, espero que acepte mis disculpas. Para ser honesta, estoy realmente confundida en este momento, no tengo idea de qué pasó, ¿podría por favor... explicarnos amablemente este asunto?".

"Esa era la actitud que esperaba", Scar se mofó. "El asunto es bastante simple, me quitaron el dinero que te prestó Sheryl y se supone que debo recuperarlo. Yo tengo el pagaré, por lo tanto, he venido para informarte de que tienes que devolverme el dinero", explicó él.

Scar le echó un rápido vistazo a Peggy antes de centrar su atención en Allen y sin dudarlo, continuó: "Sheryl me prometió que mi dinero estaría de vuelta en un mes, si no me equivoco ya ha pasado una semana, ¿estás listo para pagarlo dentro de un mes?".

"Para tu información, ella es quien te lo prometió, ¿no crees que deberías estar persiguiéndola en lugar de estar molestándonos aquí?", Allen lo refutó con ira. "No tenemos nada que darte, ¡si quieres tu dinero, entonces encuéntrala!", él no pudo evitar gruñir con enojo.

"Maldito mocoso, ¿qué tipo de actitud es esa?", Scar lo interrumpió antes de que pudiera ponerse más agresivo, sin dejar que Allen desahogara por completo su furia, varios hombres se adelantaron y lo agarraron. Al ver este espectáculo, Scar sonrió con astucia y dijo: "Estás hablando de una manera bastante irrespetuosa, creo que es hora de enseñarte algunos modales, de lo contrario, en el futuro alguien te dará una lección más dolorosa, veamos qué podemos hacer".

Mientras él hablaba, los hombres empezaron a golpear brutalmente a Allen y no mostraron piedad, al ver la escena frente a ella, Peggy estaba aterrorizada pero no se atrevió a ayudar a su hijo. En cambio, ella sólo pudo suplicar, "Por favor deténganse, paren esto, sólo déjenlo ir".

Peggy se sintió extremadamente desanimada al ver que golpeaban a su querido hijo, a pesar de sus ruegos, los hombres no mostraron signos de detenerse. Después de respirar hondo, Peggy reunió algo de coraje y tuvo la intención de caminar para ayudar a Allen, justo cuando estaba a punto de moverse, otro hombre la empujó con fuerza, así que no tuvo más remedio que ver a su hijo sufrir mientras ella luchaba por soltarse.

"Est

poco más, "Mamá, ¿puedes decir algo? ¿Qué vamos a hacer? ¿Cómo vamos a lidiar con eso?".

"¿Por qué gritas? ¿No ves que estoy pensando?", Peggy alzó la voz con impaciencia. Ella ya estaba molesta por el hecho de que tenía que devolver el dinero que inicialmente pensó que era gratis, además de eso, esta suma astronómica de intereses la había puesto de mal humor. Como si no fuera suficiente, su estúpido hijo siguió molestándola en lugar de ayudarla, su mente estaba llena de problemas.

En este momento Doris no tenía interés en descansar, lentamente, ella se asomó por la puerta del dormitorio para confirmar que Scar y su gente se habían ido.

"¿Qué demonios está pasando aquí?", Doris preguntó. Al ver que Allen bajaba la mirada, ella se dio cuenta de que no le daría ninguna respuesta, entonces lo ignoró, se acercó a Peggy y dijo: "Tía Peggy, he estado pensando acerca del dinero que prometiste darle a mi familia... lo quiero ahora".

Mirando a Peggy, Doris afirmó: "Ese dinero me pertenece".

"Doris, ¿por qué tienes prisa?", respondió Allen. Una vez que escuchó la palabra "dinero", ya no pudo quedarse quieto y se apresuró a hablar, él sabía que no podía dejar que su madre lo resolviera sola. "Ahora toda la familia está hecha un desastre, no es un buen momento para hablar de esto. Primero necesitamos resolver este asunto de manera urgente, después de eso pensaremos en lo tuyo, lo que necesitas ahora es regresar a tu habitación y descansar bien", argumentó Allen.

"No", respondió Doris con firmeza. Con su dedo apuntando a Allen, ella dijo enojada: "Sólo estoy reclamando lo que me corresponde, tú prometiste que me darías dinero, así que, ¿dónde está? Además me prometiste un lugar donde vivir. ¿Dónde está la casa? Déjame preguntarte, ¿ustedes dos están tratando de engañarme?".

"¿Cómo es eso posible?", Allen habló mientras jalaba de las manos a Doris. "Tú me conoces bien, sabes que te amo con toda mi alma, ¿cómo podría engañarte?", él explicó con temor a perderla.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir