ManoBook > Urban romance > La Novia Sustituta

   Capítulo 877 Traigo un mensaje

La Novia Sustituta Por Mi Lu Palabras: 11727

Actualizado: 2019-12-16 07:24


La brillante luz del sol rebotaba en las paredes blancas y pulcras del pasillo, el espacio era tranquilo y pacífico, salvo por unas pocas voces que hablaban junto a la puerta. "Abuela, yo me encargo de esto", le dijo Charles a Amy. "Shirley me dijo que tiene un poco de hambre, ¿podrías cocinar algo para ella, por favor?", agregó él.

"De acuerdo, enseguida le preparo algo", Amy asintió y entró en la casa.

Charles simplemente le echó un vistazo a Anthony y luego preguntó: "¿Qué estás haciendo aquí?".

"No estoy aquí por Sheryl", explicó Anthony al sentir la hostilidad de Charles. "Mira, escuché que Sue está esperando un hijo mío, así que... quiero verla y hablar con ella", continuó él.

Charles no tenía idea de que Sue estaba embarazada, sin embargo, había escuchado algunas historias sobre ellos. Él se burló de la respuesta de Anthony y dijo: "¿Hablar? ¿Hablar acerca de qué?".

"Yo...", Anthony hizo una pausa, tenía que admitir que estaba sorprendido por el agresivo interrogatorio de Charles.

"Anthony, si yo fuera tú no estaría aquí, en cambio, trataría de ayudarla a resolver sus problemas ahora mismo, si no puedes hacerlo entonces no mereces hablar con Sue", dijo Charles en un tono serio después de unos minutos. No obstante, esta no era la respuesta que Anthony parecía esperar.

"¿Quién te crees que eres?", Anthony lo cuestionó, pues Charles lo había hecho enojar con el sermón que le dio. "¿Qué sabes sobre Sue y yo? ¡No sabes absolutamente nada! ¡Nunca pienses que puedes juzgarme!", él continuó hablando con coraje.

"No conozco mucho de su relación exactamente", Charles comenzó. "Pero al menos sé que casi se volvió loca por lo que sucedió en su familia, sé que su madre le pidió dinero y que su querido hermano incluso la golpeó, también le prometí a Sheryl que resolvería el desastre por ella, pero, ¿tú? ¿Qué has hecho?", preguntó él.

Charles respondió con desprecio mientras sus ojos miraban a Anthony con desdén, luego se acercó hacia él y agregó: "No quiero entrometerme en tu relación con Sue, pero ella no está de humor para tratar contigo en este momento, ¡será mejor que te vayas de inmediato!".

Después de escuchar las acusaciones de Charles, Anthony se sumió en sus pensamientos y de repente se dio cuenta de que tenía razón, él no había hecho nada por Sue, ya fuera como amigo o como el padre de su bebé.

"Entonces... ¿Sue está bien ahora? ¿Cómo está el bebé?", Anthony preguntó con un tono avergonzado. Él se sintió culpable después de los cuestionamientos de Charles, ¿y cómo podría no estarlo? Anthony no merecía ver a Sue porque las acusaciones en su contra eran ciertas. Sin embargo, eso no significaba que él abandonaría el intento de saber cómo se encontraba ella en este momento.

"Yo tampoco lo sé, acabo de llegar aquí", Charles admitió mientras se rascaba la cabeza. Al ver la expresión irritada de Anthony, él trató de tranquilizarlo diciendo: "Pero estoy seguro de que ella estará bien ya que Sheryl y Amy la están cuidando".

"Vaya... eso me hace sentir mejor", el alivio se reflejó en la respuesta de Anthony. Él miró a Charles a los ojos y habló suavemente: "Tienes razón, no merezco verla ahora mismo, pero... ¡probaré que Sue puede confiar en mí a través de mis acciones!".

"Espero que no sólo lo digas y que también lo hagas...", las gruesas cejas de Charles se arquearon dudosamente mientras comentaba.

"¡No solamente estoy hablando en vano, lo prometo!", Anthony respondió en un tono firme para disipar las preocupacione

eran tener algo de privacidad para hablar.

"¿Ves? ¡Asustas a mi amiga con tu presencia!", Sheryl miró a Charles y se burló de él con los ojos llenos de alegría.

"¡Ja! ¡Me las vas a pagar!", Charles respondió con un tono serio y fingió estar enojado con ella. Su voz parecía aún más exigente cuando preguntó: "Dime, ¿por qué estabas tan feliz cuando escuchaste la declaración de Anthony?".

"Yo...", Sheryl tartamudeó y su rostro se ruborizó por la vergüenza. "Estoy feliz por Sue", ella respondió finalmente en voz baja.

"¿Viste que Sue era feliz? ¿Por qué te sentías contenta si en realidad ella no estaba feliz?", ante su respuesta, Charles pareció irritarse aún más.

"¿Qué? ¿Acaso estás enojado conmigo?", Sheryl preguntó y trató de calmarlo mientras miraba su rostro molesto pero atractivo.

"¿Enojado? ¡Por supuesto que no!", Charles simplemente se burló, negando la acusación.

"Relájate, puedo explicarlo", dijo Sheryl con cautela, lo único que podía hacer ahora era medir sus palabras para tranquilizar a Charles. "Es sólo que pensé que Anthony finalmente creció y está dispuesto a asumir sus responsabilidades, entonces me sentí feliz por Sue. Mi amiga ha estado esperando este día por mucho tiempo, no pensé en los demás, sólo en Sue, ¡no te enojes conmigo!", ella razonó y lo miró con los ojos suplicantes.

Las cejas de Charles se arquearon de curiosidad cuando vio el rostro ansioso de Sheryl. "¿De verdad?", él le preguntó en un tono burlón.

"¡Por supuesto que es verdad!", la voz de Sheryl era solemne porque estaba hablando con sinceridad, no se dio cuenta de que Charles sólo se estaba burlando de ella hasta que vio su sonrisa malvada.

"¡Oye! ¿Cómo puedes hacer eso? ¡Estás jugando conmigo otra vez! ¡Te voy a dar una lección!", los ojos de Sheryl se abrieron cuando lo acusó. Ella se abalanzó sobre Charles y lo empujó hacia atrás en el sofá, atrapando su cuerpo con su peso, sin embargo, en el momento siguiente, él la volcó rápidamente y la sostuvo debajo de su cuerpo, esta vez Charles era el que estaba encima de Sheryl.

Sus ojos se encontraron por un momento antes de que Charles se inclinara lentamente, Sheryl vio que su rostro se acercaba cada vez más al suyo, hasta que casi pudo sentir su aliento en los labios y su corazón latía tan rápido que estaba a punto de salirse de su pecho.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir