MoboReader> Fantasía > Apoteosis

   Capítulo 4 Método de refinación de armas (Segunda parte)

Apoteosis By En Ci Jie Tuo Palabras: 7960

Updated: 2019-06-10 00:02


La última pieza de una pequeña lámina de oro se abrió paso en su cuero cabelludo para entrar en el cerebro de Zen, que sintió como si le hubieran golpeado con un enorme martillo de hierro. Todo su cuerpo tembló violentamente cuando los fragmentos de la lámina de oro se unieron antes de emanar una luz brillante.

Después de que la luz dorada se fuera desvaneciendo gradualmente, estos pequeños fragmentos de oro penetraron en el cuerpo de Zen. Algunos recuerdos, que no le pertenecían, surgieron de la nada.

"Método Estupendo de Refinación de Armas..."

"El Primer Método de Refinación de Armas Antiguas..."

"Usa la carne como arma. Utiliza tu cuerpo como alma, templa y practica a fondo, limpia el organismo para obtener una gran vitalidad..."

'¿Este es el método de refinación de armas?'

A pesar de que Zen no sabía cómo refinar un arma, tenía claro que convertirse en un maestro de refinación de armas era una carrera gratificante. El Clan Luo, aunque poseía grandes recursos financieros, ni siquiera podía contratar a un maestro de refinación de armas del nivel más bajo. Eso era suficiente para demostrar lo ventajoso que era ser un maestro de refinación de armas, pero ¿usar la carne como arma? ¿Qué significaba eso?

'¿Este método implica que necesito refinarme a mí mismo para ser un arma efectiva?'

Tan pronto como se le pasó a Zen ese pensamiento por la cabeza, algo increíble sucedió.

Su temperatura corporal ascendió bruscamente. Sorprendido, inhaló profundamente al sentir calor y luego frío, y después calor nuevamente.

¡Mucho calor! Estaba incómodo cuando la temperatura de su cuerpo aumentó. Pronto sintió como si se estuviera quemando de adentro hacia afuera, y corrió rápidamente al tanque de agua que estaba al final del sótano. Ahí era donde le dejaban agua para que la usara en sus rutinas diarias.

Se metió en el tanque sin pensárselo dos veces, y cerró los ojos mientras su cuerpo se iba hundiendo. El agua a su alrededor comenzó a chisporrotear.

Mientras el agua burbujeaba y se espumaba, el tanque comenzó a temblar. Al poco tiempo el vapor comenzó a salir del tanque. Antes de que el cuerpo de Zen pudiera enfriarse, todo el agua del tanque se había evaporado. El sótano entero se llenó de niebla.

El agua no logró bajar la temperatura corporal de Zen; por el contrario, sintió como si la temperatura de su cuerpo todavía estuviera aumentando. Incapaz de soportarlo más, se retorció en el fondo del tanque vacío. Poco a poco aparecieron grietas en la piel de Zen y una luz roja oscura, como un trozo de hierro al rojo vivo, se abrió paso.

Dio vueltas en el fondo del tanque mientras la niebla se arremolinaba a su alrededor.

No solo su cuerpo, la mente de Zen también estaba experimentando cambios increíbles.

De repente se le vino a la cabeza un enorme horno negro con nueve relieves de dragón en la pared.

Cada dragón estaba pintado de diferentes colores: turquesa, negro, blanco, morado... Los dragones habían dejado al descubierto sus colmillos y parecían estar arañando el aire a su alrededor.

Ocho de ellos cerraron los ojos mientras que el dragón que estaba en el fondo abrió los suyos y miró fijamente a Zen.

Con ojos profundos que reflejaban la experiencia y la sabiduría de haber sobrevivido decenas o cientos de millones de años, el dragón miró a Zen sin emoción. Él podía sentir el poder que emanaba del dragón.

"Chirriando, chirriando, y chirriando..."

El alma de Zen temblaba ante su intensa mirada. Pronto sintió como si su alma se abriera de par en par.

Justo cuando Zen notó que cada centímetro de él estaba a punto de romperse, escuchó unos susurros provenientes del dragón. Entonces el horno gigante giró sin parar y las llamas se encendieron en el horno.

Una gigantesca llama negra se elevó.

Zen nunca había visto algo así antes. La llama parpadeaba ferozmente en el oscuro y silencioso sótano. ¡Por un momento Zen sintió como si se fuera a quemar el mundo entero!

MoboReader, bring tons of novels with you.
Free toDescargar Manobook

El horno gigante cubrió a Zen y, poco después, sintió que el fuego ardiente envolvía su alma. Sucedió tan rápido que no tuvo tiempo de maravillarse con lo que estaba presenciando.

Cualquier otra persona hubiera sido devorada por la llama. Sólo alguien muy especial sería capaz de soportar el dolor de su alma ardiendo. Zen no podía perder el conocimiento ante ese dolor insoportable porque era el sufrimiento de su alma y todo sucedía en su mente. Lo único que podía hacer era apretar los dientes y esperar que terminara lo antes posible.

"Ah, ah, ah, ¡déjame morir!"

Pronto Zen alcanzó su límite y empezó a gritar de dolor. Habría hecho cualquier cosa, incluso abrazar a la muerte, para aliviar el dolor que sentía, pero para él la muerte era un lujo. En ese estado una persona no podía hacer nada, ni siquiera morderse la lengua para suicidarse.

Tan pronto como su alma no pudo soportar más dolor y estaba a punto de romperse, el horno emitió un brillo colorido para reparar de inmediato el alma de Zen.

Quemando, aplastando, reparando y luego otra vez quemando, aplastando y reparando...

El ciclo torturador parecía repetirse interminablemente.

Zen no sabía cuánto tiempo continuaría ese dolor mortal, hasta que finalmente se detuvo.

Respiró hondo y le dio la bienvenida al alivio. Apenas tuvo tiempo de recuperarse de la experiencia cuando descubrió que de su alma emanaba una luz dorada.

Después de un buen rato, Zen finalmente se fue espabilando lentamente.

En su mente el horno gigante había dejado de girar, pero la llama negra no se extinguió. El fuego estaba bajo control y se veía menos aterrador.

Zen ya había comprendido que su alma y su cuerpo habían sido refinados en ese horno.

En el gran mundo las maravillas nunca dejaban de suceder. Algunos maestros de refinación de armas empleaban todo tipo de formas extrañas para refinarlas. Cometían innumerables asesinatos para recolectar sangre humana y usarla en la refinación o, peor aún, algunos incluso robaban almas de humanos para alimentar a sus armas, convirtiéndolas así en una especie de arma maligna.

No obstante, esta teoría de refinación de armas abogaba por refinar el propio cuerpo de una persona y convertirla en un arma mágica. Zen nunca había oído hablar de eso antes. Parecía una locura...

La desgracia puede ser una bendición disfrazada y viceversa. Después de calmarse, ¡Zen pensó que lo que le había sucedido no tenía por qué ser algo malo!.

Un arma mágica necesitaba pasar por cinco etapas en este mundo, siendo la primera la etapa de arma misteriosa. Después de esto, el arma se convertiría en un arma espiritual, un arma fabulosa, un arma sagrada y un arma divina sucesivamente. Cada una de estas etapas se dividía en grados superiores, medios e inferiores. Todos tenían un valor extremadamente alto.

El cuerpo de Zen acababa de ser refinado en un arma mágica. Aunque estaba en el nivel más bajo de un arma misteriosa, se sintió poderoso.

Era extraño pensar que era un arma mágica. La cara de Zen reveló una sonrisa amarga.

Cuando se volvió para mirar por el único conducto de ventilación del sótano, Zen vio que estaba amaneciendo. Había estado tan consumido por su experiencia que había perdido la noción del tiempo.

A pesar de su noche de insomnio y la extraña y desgarradora experiencia, Zen no estaba cansado, sino sentía su espíritu descansado e incluso elevado.

Se tranquilizó después de respirar profundamente. Toda la ansiedad que había prevalecido la noche anterior había desaparecido. Lo que decía el libro era totalmente cierto, todo sucedería según el destino. Incluso comer y beber estarían predefinidos. Solo teniendo una mente estable uno podría lidiar con cualquier dificultad.

Después de limpiar cuidadosamente las cenizas del libro quemado y poner el tanque de agua a su lugar original, el sonido de la puerta del sótano abriéndose llenó el silencio. Zen frunció el ceño. Era la hora de recibir una paliza.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top