MoboReader> Fantasía > Apoteosis

   Capítulo 366 La bandera de orden

Apoteosis By En Ci Jie Tuo Palabras: 12654

Updated: 2019-12-03 00:02


Después de un largo período de ataques fallidos, Langdon finalmente pasó de la ofensiva a la defensiva, formando un grueso escudo al congelar capas de armadura en su piel.

"¡Ah! Mi Armadura de la Tierra puede resistir la fuerza de un golpe de un guerrero del Nivel de Iluminación del Alma. Eres muy fuerte, pero, ¿qué puedes hacerme ahora?", se burló. "Nadie puede romper mi armadura sin la ayuda de su vitalidad de vida".

Originalmente, Langdon no tenía intenciones de usar esa táctica, pero los talentos surgían en gran número durante la Competición de Todos los Picos, por lo que muchos medios tenían que ser utilizados en momentos críticos para revertir una determinada situación, y si no la hubiera usado en esa ocasión, definitivamente hubiera sido derrotado.

Al ser su primer oponente, Langdon no era muy fuerte, pero aun así Zen estaba impresionado al ver que dominaba tantas técnicas.

"¿Realmente puedes soportar la fuerza de un golpe de un guerrero del Nivel de Iluminación del Alma?".

Después de echar un vistazo a su Armadura de la Tierra, una pequeña sonrisa apareció en los labios de Zen. "En ese caso, déjame intentarlo. Probemos los límites de mi fuerza", se burló.

"¡Puño aplastante!".

En un movimiento repentino, Zen se deslizó hacia un lado y su fuerza aumentó mientras movilizaba la mitad de la fuerza de las escamas de dragón.

Su cuerpo físico era mucho más fuerte que el de la gente común, sin mencionar lo que pasaba cuando se combinaba con la fuerza de las escamas de dragón. La mitad de la potencia de las escamas de dragón era capaz de aumentar su poder corporal docenas de veces.

¡Puf!

El sonido que hizo el puño de Zen al golpear la Armadura de la Tierra de Langdon sonó como si hubiera golpeado el suelo. Se suponía que la vitalidad de vida terrestre de Langdon era una buena defensa, pues supuestamente su Armadura de la Tierra imitaba las características del suelo, por lo que podía soportar el peso de cualquier cosa, y al recibir un impacto, podía extender instantáneamente su fuerza ofensiva por toda la armadura, debilitando así el poder de ataque del oponente.

¡Thud, thud!

Al ser golpeado por el puño de Zen, Langdon tuvo que retroceder dos pasos, y su rostro se enrojeció. Asumir que la fuerza de Zen ya había alcanzado su límite fue un movimiento equivocado de su parte, pues bajo su poderosa fuerza, su vitalidad de vida rodó por el cuerpo de Langdon y emitió un gran poder, lo que le dificultó ponerse de pie y lo hizo sentir que su Armadura de la Tierra estaba a punto de colapsar.

"¿Cómo puede ser esto posible?". Debido a que Langdon había sido un hombre fuerte toda su vida, sabía lo difícil que era aumentar la fuerza incluso en una fracción cuando se estaba en condiciones límite. '¿Cómo es posible que el poder de Zen aumente tanto en un instante?

¿Acaso no ha llegado ya al límite de su fuerza? ¿Será que es infinitamente poderoso... y antes no había ejercido mucha fuerza?'. Langdon estaba perplejo.

Sin perder el ritmo, Zen movilizó la mitad de la fuerza de las escamas de dragón y golpeó la Armadura de la Tierra de Langdon una vez más.

¡Thud!

Después de ese fuerte golpe, unas grietas comenzaron a formarse en la gruesa armadura, y parecía que podría comenzar a romperse en pedazos en cualquier momento.

La cara de Langdon se puso enfermamente rojiza y después de haberse contenido por un tiempo, ya no pudo evitar derramar una bocanada de sangre.

En este punto, se dio cuenta de que no tenía sentido continuar, y al ver a Zen levantar el puño, listo para lanzarse de nuevo, levantó los brazos y gritó apresuradamente: "¡Árbitro, árbitro, me rindo!".

"¡Zen es el ganador, Langdon ha perdido!".

El árbitro pronunció los resultados de la competencia con un rostro serio.

Como su

o discípulo que hubiera alcanzado ese nivel que fuera más trabajador y más diligente.

Si Mack lograra terminar de desplegar el orden de batalla, su efectividad de combate mejoraría enormemente, lo que inevitablemente afectaría a Yehudi, y ante eso, este último decidió tomar medidas tan pronto como su oponente mostró la bandera de orden, de modo que una lanza blanca apareció en sus manos al instante, con la que posteriormente golpeó a Mack rápidamente.

"Eh, ¿sabe usar la lanza?", preguntó el Maestro Wen, ya que nunca antes había visto a Yehudi usar una lanza y estaba perplejo.

Los discípulos de Pico de Llovizna se miraron interrogativamente.

En su memoria, Yehudi nunca había usado armas anteriormente, ya que había aceptado muchos desafíos de los discípulos internos de Pico de Llovizna, y en ellos siempre había usado el boxeo, sin embargo, tan pronto como comenzó la competencia, sacó un arma. Su lanza blanca no era de baja calidad, sino un arma espiritual de grado medio.

"¡Ah! Parece que Yehudi tiene secretos muy bien guardados", se rio el Maestro Wen. Estaba claro que había mantenido oculta su habilidad con la lanza para usarla en la Competición de Todos los Picos. En el Arte de la Guerra se decía que "conocer a tu enemigo como a ti mismo garantiza la invencibilidad", y por el contrario, cuanto menos sepa tu enemigo sobre ti, mayores serán tus posibilidades de éxito.

No obstante, otro maestro de Pico de Llovizna sacudió la cabeza y le dijo al Maestro Wen: "No cantes victoria aún. Yehudi usó su lanza al principio, lo que demuestra que tiene miedo del orden mágico de Mack, pues de no ser así, habría dejado la lanza para usarla en el siguiente combate".

"Tienes razón, pero la competencia acaba de comenzar y el resultado depende de la actuación de Yehudi", respondió el Maestro Wen.

De vuelta en el campo de batalla, la lanza de Yehudi atravesó el aire, pero al final resultó que Mack no solo era bueno con el orden mágico, sino que también tenía buenos reflejos, ya que esquivó la lanza como un pez que nada cómodamente entre las rocas.

Al no acertar ningún golpe, Yehudi ya no siguió la figura de Mack, sabiendo que lo más peligroso no era él, sino su bandera de orden, pues una vez que el orden mágico fuera desplegado, sus posibilidades de éxito se reducirían considerablemente.

Sabedor de ese hecho, Yehudi se giró para apuñalar la bandera de orden contra el suelo queriendo destruirla, sin embargo, cuando la apuñaló con su lanza, su expresión cambió repentinamente.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top