MoboReader> Romances Billonarios > Amanecer Junto a Ti

   Capítulo 394 La misma cama de hospital, una intimidad diferente (Segunda parte)

Amanecer Junto a Ti By Yue Xia Xiao Hun Palabras: 6096

Updated: 2020-01-14 04:45


Molly se acurrucó en los brazos de Brian, y se sintió abrumada por el olor a sangre y a él. Era un momento desagradable porque le recordaba lo que había sucedido esa noche, la sangrienta escena que había presenciado.

...

Esa fatídica noche, estaban en el helicóptero y Tony tenía el ceño fruncido. Miró a Brian y luego le dijo a Molly que él se había llevado el impacto del choque para protegerla, sobre todo cuando se golpeó contra la roca gigante. Había hecho todo lo posible para evitar dañarse en las partes vitales, pero aun así tenía los órganos internos heridos.

A pesar de que sufría un dolor tremendo, se las arregló para permanecer despierto, con el arma apretada con fuerza en la mano. De hecho, hasta que finalmente escuchó la voz de Tony y vio que se acercaba su figura no bajó la guardia; entonces, se desmayó.

Mientras tanto, Molly, cuyas pestañas temblaban de miedo, buscaba refugio en sus brazos. Recordaba a Tony diciéndole: "La verdad es que eres tal cual como el Sr. Brian Long había descrito, una molestia.

Si no fuera por ti, no estaría gravemente herido. Incluso cuando ya no podía aguantar más, logró mantenerse consciente. Srta. Molly Xia, si hubiera sabido que tu presencia terminaría colocándolo en una situación tan grave, te habría matado en secreto hace mucho".

Las palabras de Tony todavía sonaban frescas en su oído. Molly se agachó en los brazos de Brian, y las lágrimas se iban a derramar una vez más. Y es que sí, si no fuera por ella, Bri no habría resultado herido, y todo esto no habría sucedido.

"¿Qué estás pensando?", preguntó él, sintiendo su tristeza.

"Brian", sollozó, "¿No les has hecho promesas a todos? ¿Vas a cumplirlas sin importar cuál sea el costo?".

Brian levantó las cejas y respondió con frialdad: "¿Todos? Eh... Molly, ¿crees que hago promesas a c

el sexo y del placer.

Molly miró al hombre que tenía encima. Su vista se desvió hacia el vendaje manchado de sangre en el hombro izquierdo y volvió a cerrar los ojos. Ahora estaba satisfecha.

'Bri, lo siento. No puedo cumplir mi promesa. No quiero ser una molestia para ti y no quiero ser la tercera en discordia entre tú y Becky', se dijo a sí misma.

Entonces, cerró los ojos con fuerza y sostuvo la fuerte espalda de Brian. Gimiendo, igualó sus movimientos de buena gana, para quedarse con unos recuerdos preciosos.

Afuera, la nieve seguía bailando en el aire y, dentro de la habitación, todo era dulce y sensual. Los gemidos eran como una pieza de música.

Cuando terminaron, Brian la miró con dulzura, mientras ella dormía profundamente en sus brazos. La abrazó aún más fuerte, lo que le causó un dolor agudo en el hombro y en el abdomen magullado, recordándole así el sexo salvaje que acababan de tener. Pero el dolor no lo molestó en absoluto, solo le recordaba que Molly era la indicada.

"Molly, no me dejes", murmuró. Con los ojos cerrados y la barbilla apoyada en su cabeza, susurró: "Si te atreves a dejarme, te romperé la pierna para que nunca puedas huir de mí por el resto de tu vida".

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top