MoboReader> Romances Billonarios > Amanecer Junto a Ti

   Capítulo 409 El bebé es su única esperanza (Segunda parte)

Amanecer Junto a Ti By Yue Xia Xiao Hun Palabras: 6583

Updated: 2020-01-17 02:39


La enfermera frunció el ceño y quiso decir algo, pero cuando vio a Molly acostada en la mesa del quirófano, se calló y asintió en silencio.

Pronto, regresó a la habitación con la medicina en la mano. Era un anestésico hecho de la combinación de algunas drogas leves que Elias había desarrollado cuando estaba investigando sobre drogas anestésicas. Podría ser el tipo que menos daño causase al cuerpo humano.

El Dr. He estiró su mano enguantada y tomó el tubo que sostenía la enfermera. La droga cristalina brillaba a la luz.

En ese momento, alguien entró a la habitación.

El doctor levantó la cabeza y vio a Felix cerrando la puerta detrás de él. Entonces, dejó la droga en una caja con cuidado y Felix le preguntó con mirada seria: "¿Hay alguna noticia del Sr. Brian Long?".

El doctor sacudió la cabeza en respuesta. De hecho, todos sabían que no era fácil encontrar a alguien que estuviera dispuesto a donar sus ojos en solo cinco horas. Y, sin embargo, no tenían otra opción que esperar, esperar a que ocurriera un milagro.

*

Brian había enviado a todos sus hombres; todo el personal de Bolsa de Valores de Emp y de la Gran Noche estaba buscando donantes de ojos sanos por toda la Ciudad A. Esa movilización urgente causó dudas entre quienes los observaban en secreto.

"¿Ya está aquí?", preguntó Edgar, quien no mostró interés cuando Bill le contó lo que hacía Brian. Supuso que lo estaban haciendo debido a la enfermedad de Becky.

Bill hizo una pausa por un momento hasta que descubrió quién era 'ella': "La Srta. Xia aún no ha aparecido".

Edgar golpeó la mesa de la oficina con sus finos dedos. Tras recibir la noticia de que a Molly le había llegado la carta, no se había alejado ni un paso de su oficina en el Ayuntamiento. Como la conocía muy bien, suponía que seguramente ella acudiría a confirmar el contenido y, entonces, la persuadiría para que dejara a Brian y volviera con él.

No obstante, todavía no había aparecido.

Edgar s

embargo, nunca había pensado que pasaría por momentos tan desesperados en su vida.

*

"Dr. He, solo nos quedan diez minutos", informó la enfermera con mirada seria tras consultar el temporizador.

Tanto Felix como el Dr. He miraron el reloj en la pared e intercambiaron una mirada antes de girarse hacia la puerta a la vez. Todavía esperaban un milagro.

El ambiente en la sala de operaciones se estaba volviendo cada vez más intenso. Tal vez se habían sentido conmovidos por la triste súplica de Molly y las lágrimas sangrientas que caían por su rostro. O quizás era porque sabían que la operación decidiría el destino de dos chicas jóvenes. Todos contenían la respiración y esperaban a que Brian regresara, aunque era casi la hora.

El temporizador seguía contando, y el número que indicaba el tiempo restante cambió de diez minutos a nueve... Ocho... Siete... Tres minutos... La tensión se notaba en las mejillas de todos. Cuando solo quedaba un minuto, se podía ver cómo la decepción aumentaba en sus ojos.

Finalmente, el temporizador emitió un pitido al llegar a cero.

El corazón de cada uno de ellos se estrujó al escucharlo.

"Prepárense para la operación", instruyó el Dr. He de forma muy profesional, reprimiendo sus emociones, "Dr. Felix, por favor, inicia la operación de inmediato".

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top