ManoBook > Urban romance > Amanecer Junto a Ti

   Capítulo 989 La saga de Aaron 127 Desaparición

Amanecer Junto a Ti Por Yue Xia Xiao Hun Palabras: 7578

Actualizado: 2020-04-09 13:15


Ximena seguía de buen humor la mañana siguiente, cuando se despertó después de un largo y hermoso sueño en el que su tía aparecía en su vida. Con un gran bostezo, abrió lentamente los ojos mientras el sol de la mañana se filtraba por la cortina transparente con motivos florales, bañando toda la habitación con una delicada luz dorada. Era como si el cielo le sonriera después de una intensa noche de lluvia, regalándole un hermoso día que hiciera juego con su actitud tranquila y alegre.

La mujer estiró sus extremidades perezosamente en la cama y giró la cabeza hacia un lado solo para descubrir que no había nadie allí. Estirándose, tocó la almohada con la mano y pudo sentir que todavía estaba caliente; a menos que Aaron estuviera fuera en un viaje de negocios o hubiera alguna otra circunstancia excepcional, ahora mismo debería estar acostado a su lado. Aunque estuvieran peleados, no había excepción. Esto quizás se debía a que, sin saberlo, ninguno de los dos estaba dispuesto a permitir que se abriera una brecha entre ellos.

Al rodar hacia el lado de su amado en la cama, una sonrisa descarada apareció de repente en su rostro a medida que recordaba lo sucedido la noche anterior. 'A veces es divertido jugar con él', pensó mientras salía de la cama y se dirigía al baño para lavarse y arreglarse. Una vez que estuvo lista, se dirigió hacia el comedor, tomó un desayuno ligero y salió de la mansión. Primero hizo una parada en 'Only Memory', donde organizó rápidamente las labores del día para el personal, y luego condujo hasta el lugar donde trabajaba Freya como niñera. Ximena quería comprarle a su tía una casa en esa área, para que pudiera estar más cerca de su trabajo; además, el lugar donde vivía ahora era peligroso y su casa estaba cayéndose a pedazos.

Cuando llegó a la dirección, estacionó el auto frente a la residencia de estilo occidental y, sentada en el asiento del conductor, miró por la ventanilla y pudo ver al mismo hombre que se encontraba ahí el día anterior llevando una bolsa al contenedor de basura.

De repente, un escalofrío recorrió su columna, obligándola a fruncir el ceño por un momento, pero no pensó mucho en ello y simplemente salió del auto para caminar hacia él. "Disculpe", lo llamó, haciendo que el hombre vo

ejó poniendo los ojos en blanco, "¡De haber sabido que era tan miserable, nunca le habría alquilado la casa!".

Ximena le frunció el ceño y abrió la nota que tenía en la mano para leer lo que estaba garabateado en ella, descubriendo que la mujer estaba diciendo la verdad. La tristeza comenzó a invadirla de inmediato, a medida que su corazón se iba rompiendo gradualmente. Al mismo tiempo, se sintió indignada por la forma en que esta mujer hablaba pestes de su tía, lo cual era evidente por la expresión en su rostro. Finalmente, abrió su bolso para sacar su cartera y entregarle una generosa cantidad de dinero. Acto seguido, la fulminó con la mirada y le advirtió: "Más le vale que mantenga todo en la casa tal y como está. ¡No se atreva a tocar nada dentro!". La mujer miró el fajo de dinero que tenía en la mano y no pudo ocultar su felicidad, con la codicia iluminando sus ojos; ante esto, Ximena se sintió terriblemente asqueada y agregó: "Si llego a encontrar que algo falta en la casa, ¡habrá graves consecuencias!".

"¡Está bien, está bien, está bien!", la mujer respondió a toda prisa, ignorando por completo el aparente asco en el rostro de su interlocutora y la amenaza en su voz, ya que el dinero en su mano era más que suficiente para hacerla feliz. Estaba prácticamente loca de alegría. Cuando Ximena entró en la casa, la mujer seguía regodeándose, sin poder creer su buena suerte, y murmuró para sí misma: "No lo puedo creer; el dinero prácticamente me cayó del cielo". Luego rio con alegría.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir