ManoBook > Urban romance > Amanecer Junto a Ti

   Capítulo 1253 La saga de Edgar 8 Del amor al odio

Amanecer Junto a Ti Por Yue Xia Xiao Hun Palabras: 7593

Actualizado: 2020-06-30 00:15


Solo había usado la mitad de la página después de que reescribiera el informe por última vez. Después de comprobar la hora, había tomado la decisión de escribir apenas una página.

"¡Señor!".

"¡Adelante!", respondió Edgar sin levantar la cabeza mientras garabateaba sobre algunos papeles en su escritorio.

A medida que se acercaba a él, Maggie miraba con desprecio la parte superior de su cabeza, maldiciéndolo en silencio, hasta que finalmente habló: "Señor, ¡he terminado el informe!".

Él no respondió sino que continuó escribiendo como si no la hubiera escuchado hasta que, unos cinco minutos después, finalmente se detuvo y revisó la hora. Eran las 10:18. Entonces levantó la cabeza para mirar a la soldado y tomó el documento de sus manos.

Ella ya estaba preparada para ver cómo volvía a romper el documento, ya que parecía ser el nuevo método del hombre para vengarse, y en su mente estaba planeando escribir una carta anónima a su padre para demandar al capitán.

"Está bien, puedes retirarte".

"¿Qué?", Maggie estaba tan ocupada conspirando en su cabeza en el momento en el que escuchó la sorprendente respuesta de Edgar que no se lo pudo creer y lo miró con incredulidad.

"¿Qué? ¿Quieres escribirlo de nuevo?", preguntó él con voz fría al tiempo que volvía a concentrarse en escribir sus propios informes.

Los labios de Maggie se curvaron ligeramente y se puso de pie de inmediato, respondiendo: "¡No, señor!".

"Está bien, puedes retirarte", repitió él con indiferencia.

"¡Señor!".

"¿Qué?".

"No lo entiendo. ¿Por qué mi informe fue aceptado esta vez y no antes?", Maggie estaba confundida; no sabía la razón por la que él había roto sus informes anteriores sin siquiera leerlos con detenimiento, mientras que este, que había sido escrito arbitrariamente, lo aceptó con facilidad.

Edgar curvó sus labios en una sonrisa fría y respondió: "Lo que quería no era un texto bellamente redactado y sin sentido, sino algo práctico y significativo".

Luego levantó la hoja de papel que ella le había entregado y agregó: "Guardaré esto y veré si puedes cumplir los compromisos que redactaste aquí".

Maggie era una chica terca y no escatimaría ningún esfuerzo para demostrarle su capacidad a alguien que la despreciara de alguna manera.

onces se encogió de hombros y respondió: "En nada. Estaba pensando en cómo mejorar la dirección de la resistencia al viento de las balas durante los disparos".

El hombre era el vicecomandante de la Brigada de Estrategia de la Guerra Nueva, tenía más de treinta años. Además, se había matriculado en la academia militar poco después de unirse al ejército y, gracias a su arduo trabajo y su naturaleza amable, se había ganado el afecto de todos los miembros de aquella brigada.

"¿Y ya encontraste la manera?".

Elijah recogió la bala del escritorio con una expresión curiosa y empezó a reflexionar en voz alta: "El alcance efectivo de este rifle de francotirador no supera los 1000 metros. Si se cambia...", Hizo una pausa y miró a la muchacha con inquietud.

"Entonces su alcance efectivo debería mejorarse a 1500 metros, como mínimo", agregó él. Maggie arrugó la frente y respondió: "Además de eso, prometo que atravesará el blindaje".

Sorprendido por su confianza, los ojos de Elijah se abrieron con incredulidad. "¡Eso es imposible!", refutó él.

"¿No crees que es solo un sueño descabellado?". Maggie sonrió y agregó: "Al principio también creí que era imposible, pero estoy convencida de que cualquier dificultad puede ser superada por el ingenio humano". Sus ojos se iluminaron mientras continuaba: "Si puedo cambiar la desviación de la trayectoria de la bala para mejorar su alcance efectivo, entonces podremos aumentarlo para cualquier rifle de francotirador. Sería un avance muy interesante".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir