ManoBook > Urban romance > Amanecer Junto a Ti

   Capítulo 4 Escape inconsolable de ella

Amanecer Junto a Ti Por Yue Xia Xiao Hun Palabras: 5959

Actualizado: 2019-10-13 00:05


Cuando Eric Long escuchó las palabras de Brian, una sonrisa astuta apareció en su rostro. Su mirada se volvió seria y tranquila, no parecía haberle intimidado en absoluto. Entonces, con una ceja arqueada, preguntó: "¿Significa que quieres volver a la Isla Dragón?".

Brian Long levantó ligeramente las comisuras de los labios, apoyó la espalda contra la silla y dijo: "Si regreso allí, me aseguraré de apoderarme no solo del Imperio de Dragón sino del...".

Entonces se detuvo un momento y puso una mirada fría y seria. Su encantador rostro se había transformado, teniendo una mirada de desprecio que le hacía parecer a un leopardo preparado para atacar a su presa en cualquier momento. Su sonrisa siniestra y despiadada le daría escalofríos a cualquier persona que la viera. Luego continuó: "¡Control de la Isla Dragón!".

Eric Long bajó la cabeza mientras se burlaba de las abrumadoras palabras de Brian, que no habían causado ningún efecto en él. Nada de lo que pudiera decirle le pondría nervioso o le afectaría. Su mirada se oscureció, revelando osadía en sus ojos. Entonces con una actitud arrogante a la par que presuntuosa, contestó: "Bueno, ya que estás apostando por un precio tan alto... ¿por qué no comenzamos?".

Ligeramente asombrado, Brian Long centró su intensa mirada en él y pensó: 'Es tres años más joven que yo, pero ya no es tan imprudente e ingenuo como lo era antes. No debo subestimarlo. Es obvio que se ha convertido en un águila, lista para cazar cuando menos te lo esperas'.

En realidad solo estaban compitiendo por su derecho a cuidar a Becky. Las propiedades y el poder lo podrían recuperar fácilmente cuando quisieran. Además, esa no era una gran pérdida para ninguno de ellos.

"Hoy eres mi invitado, así que te daré la oportunidad de decidir cómo jugaremos", dijo Brian Long sin emoción mientras tomaba tranquilamente la copa de vino tinto que el camarero le había servido. Le dio un trago, y su exquisito y ligero sabor invadió su boca. Mientras ponía la copa sobre la mesa, un halo de misterio envolvió su sonrisa.

"Bueno, apostemos... a ver quién saca la carta más alta", dijo Eric con seriedad.

Brian Long le respondió encogiéndose de hombros. Ninguno de ellos era realmente bueno en el juego ni estaba seguro de poder ganar. Solo estaban apostando al azar y tentando su suerte en el juego. Tratando de poner nervioso a su rival, Brian dijo bruscamente: "Deberías saber que la suerte siempre ha estado de mi lado".

"¡Yo nunca pierdo!", respondió Eric Long con confianza. Luego se encogió de hombros, devolviendo el gesto que hizo Brian antes. La actitud de ambos hizo que la tensión en la habitación disminuyera y se respirara un ambiente más relajado y cómodo.

Entonces Brian Long miró sutilmente al crupier, quien los había estado observando desde el principio. Este comprendió de inmediato a Brian y abrió un nuevo paquete de cartas. Después de apartar todos los comodines comenzó a barajar con suma habili

dad.

Luego colocó las cartas en su mano y les preguntó educadamente: "Señor Brian Long y señor Eric Long, ¿podrían cortar, por favor?".

Una extraña sonrisa apareció de repente en el rostro de Eric Long. Agarró una ficha rápidamente y la lanzó hacia el crupier apuntando directamente a su codo. Tras un breve '¡ay!', las cartas saltaron en el aire y comenzaron a caer como una lluvia de papeles.

Tanto Brian como Eric permanecían sentados, mirándose con calma y sonriéndose el uno al otro. De pronto, como si se pudieran leer la mente, se movieron al mismo tiempo y extendieron sus manos para agarrar una carta cada uno.

Brian Long atrapó una más rápido que Eric. Puso una sonrisa maliciosa e inmediatamente la lanzó al aire. Esta impactó en otra que acabó en la mano de Eric Long. En ese momento la mano de Brian apareció de la nada y atrapó la carta que Eric Long quería.

Todo sucedió en un instante. Brian fue tan rápido que Eric Long apenas tuvo tiempo de reaccionar.

"Parece que la suerte está de mi parte", dijo Brian Long. La expresión de triunfo se reflejaba en su rostro. Le dio la vuelta a la carta sin prisas y, como era de esperar, reveló el as de picas.

Eric Long ni siquiera se molestó en mirar la carta que tenía en la mano, solo se limitó a farfullar molesto: "Nunca me haces caso...".

"Estamos jugando por ella. ¡Y todo lo que tenga que ver con esa chica lo trataré con seriedad!", dijo Brian firmemente mientras arrojaba con aire despreocupado la carta sobre la mesa. Luego continuó diciendo con determinación: "¡Ella no pertenece a nadie más que a mí!".

Eric Long, que no estaba dispuesto a ceder a ninguno de los argumentos de Brian, preguntó con total relajación: "¿Ah, sí?". Para Eric el juego aún no había terminado. Su rostro no mostraba ningún signo de derrota, sus ojos reflejaban astucia. Luego dijo lentamente: "Becky... ya debería haber llegado al aeropuerto".

Cuando Brian Long escuchó esas palabras, la satisfacción de su rostro se transformó inmediatamente en una expresión de incredulidad e indignación. Miró de cerca la cara de Eric Long y supo que no estaba bromeando. Luego, en voz baja pero enojada, preguntó: "¿Te pidió que me retuvieras para poder escapar?".

Eric Long se quedó en silencio, con una sonrisa pícara.

"¡Bien hecho, Eric, bien hecho!", gritó Brian frustrado. Sus labios temblaban de rabia mientras su mirada se volvía inexplicablemente cruel y llena de desprecio. Enfurecido, apartó la mirada de su hermano, abandonó su silla y salió de la habitación.

Mientras tanto Eric Long seguía jugando con la carta en la mano. Echó un vistazo a la puerta por la que Brian Long estaba saliendo y murmuró para sí mismo: "Me gustaría que supieras cuánto disfruté viendo tu cara enojada, Brian".

Pronunciando esas palabras sintió una gran satisfacción. Sin embargo, esa sensación le duró poco porque, de repente, frunció el ceño al experimentar un conjunto de emociones indescriptibles.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir