ManoBook > Urban romance > Amanecer Junto a Ti

   Capítulo 5 Una noche desgarradora

Amanecer Junto a Ti Por Yue Xia Xiao Hun Palabras: 6090

Actualizado: 2019-10-14 00:05


El auto aceleró en la oscuridad, y gradualmente desapareció en la nieve.

En el interior, Brian apretaba los labios y fruncía el ceño. La atmósfera en el vehículo era sombría, como si se acercara una fuerte tormenta.

"¡Estaciónate!", ordenó de repente Brian en voz baja, evidentemente enojado.

Tony lo miró por el espejo retrovisor, y aunque estaba un poco confundido, disminuyó la velocidad y se detuvo de todos modos.

Enseguida, Brian salió del auto, se paró junto a la cerca en la carretera y miró hacia adelante. Sus ojos miraban directamente hacia el aeropuerto de Ciudad A.

Mientras tanto, el viento bailaba y alborotaba su cabello, revelando así sus negros ojos melancólicos, los cuales lucían como dos brillantes ágatas.

La nieve continuaba cayendo con fuerza, y los copos giraban en el cielo oscuro como una miríada de plumas.

El invierno era tan frío que era insoportable estar al aire libre, especialmente de noche, pero Brian se quedó quieto como una estatua, como si estuviera entumecido por el frío. Por su lado, Tony observaba en silencio como la nieve caía sobre los hombros de Brian. Sabía que no podía hacer nada para ayudarlo.

De repente, el sonido de un mensaje de texto en el teléfono móvil de Brian rompió el silencio de la noche y llamó su atención, así que bajó la cabeza para leerlo. Decía:

"El amor nunca será mi prioridad. Entonces... Lo siento, pero ahora tengo que decirte adiós. Olvídame, mi amor. Tu Becky".

Brian se quedó mirando las palabras, y no pudo evitar sonreír con ironía. Sus ojos estaban fijos en la pantalla, como si a través del teléfono pudiera ver la expresión en el rostro de Becky mientras decía esas palabras.

Brian apretó el puño, rechinó los dientes y luego cerró los ojos ligeramente. Parecía devastado, y nubes de depresión y pesadez lo rodeaban.

Después de un rato, finalmente soltó su teléfono. La tristeza que se podía ver en su hermoso rostro se disipó paulatinamente, y su expresión se tornó vacía, sin ningún signo de emoción.

Luego, echó un rápido vistazo en dirección del aeropuerto, y un segundo después se vio la vuelta y dijo: "Vamos".

"Está bien", respondió Tony sin dudar. Una vez dentro del auto, intentó leer el rostro de Brian desde el espejo retrovisor, pero solo pudo ver sus fríos ojos oscuros. Luego, puso en marcha el motor y condujo de regreso a la ciudad.

Se estaba haciendo tarde, la fuerte nevada parecía no detenerse nunca, y en el borde de la carretera ya había acumulado al menos diez centímetros de nieve.

Los caminos parecían vacíos, pero el Casino Gran Noche todavía estaba lleno de gente; tanto, que gritos, vítores, así como voces furiosas resonaban dentro.

Por otro lado, un grupo de chicos era expulsado por unos guardias de seguridad, lo cual llamó la atención de algunas personas dentro del salón principal, incluida Molly. Al ver la escena, Molly suspiró, sacudió levemente la cabeza y pensó en lo irónica que había sido su vida.

Su padre había pedido dinero prestado a un prestamista

debido a su adicción al juego, mientras que su madre enfermó por trabajar duro para pagar sus deudas. Y ahora, ella estaba trabajando en este casino para pagar las facturas médicas de su madre y la matrícula de su hermano.

Pensando en ello, una sonrisa amarga apareció en su rostro a la vez que caminaba hacia el mostrador con cansancio. Una vez allí, vació sus bolsillos y entregó las fichas que había recibido como propinas de los jugadores de esa noche, para cobrarlas.

"¡Guau! ¡Tienes mucho hoy!", le dijo Hogan, el empleado del mostrador, y agregó: "¡Tienes 1.340!".

Al escuchar esto, los ojos de Molly brillaron de emoción; parecía realmente feliz, así que tomó el dinero y dijo: "¡Te prometo que mañana te traeré un bocadillo!".

"¡Oh gracias! ¡Lo esperaré con ansias!", respondió él con una sonrisa.

"Me tengo que ir. ¡Adiós!", dijo Molly agitando su mano alegremente, y enseguida puso el dinero en sus bolsillos. Después de terminar su turno nocturno, se fue directamente al vestuario, se cambió de ropa y salió del casino.

Una vez afuera, se estremeció del frío, sobre todo porque una ráfaga de viento y nieve la golpeó. Sin embargo, miró los copos que caían por todos lados y una sonrisa de tranquilidad apareció en su rostro. Encantada por el clima, extendió las manos y atrapó uno de los copos, y como quería mirarlo más detalladamente, se acercó a una farola y lo puso contra la luz. Mientras el copo se derretía en su palma, sonrió dulcemente y pensó para sí misma:

'La vida no es tan mala después de todo... Al menos puedo ganar suficiente dinero para pagar los gastos médicos de mi madre y la matrícula de mi hermano, y eso es suficientemente bueno para mí.

¡Correré, subiré, me elevaré! ¡Nada me detendrá!', declaró para sí misma.

De repente, su teléfono comenzó a sonar. Rápidamente, lo sacó de su bolso, miró el número y se dio cuenta de que nunca lo había visto antes. Un poco confundida, respondió: "¿Hola?".

"¿Está Molly por allí?", preguntó la voz al otro lado de la línea. Era la voz de un hombre, y su tono la hacía sentir extraña y extremadamente incómoda.

Ante esto, frunció el ceño y se sintió aún más confundida. "¿Quién es?", preguntó, un poco nerviosa.

"Si no quieres que tu padre muera, ¡ven al bar de la calle Qingyang en media hora!", dijo el hombre con un tono frío sin responder a su pregunta. "Por cierto, no soy paciente esperando a la gente", agregó amenazadoramente.

"¡Aaaaah!".

Justo cuando el hombre dejó de hablar, sonó un grito de terror en el fondo, y al escuchar esto, Molly se aterrorizó, sobre todo por las cosas que comenzó a imaginar. Abrió los ojos, su cara parecía extremadamente ansiosa, y temblando de miedo y preocupación, gritó: "¿Qué le hiciste a mi padre?", luego, agregó de prisa: "¡Oye, espera un minuto!", pero

la llamada terminó abruptamente. La preocupación que sentía se intensificó, pero no tenía tiempo para pensar; así que sin perder un segundo más, llamó un taxi, subió rápidamente y dijo: "Calle Qingyang, por favor".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir