ManoBook > Otros > Perdidamente enamorado

   Capítulo 2 Adaptada a Bts

Perdidamente enamorado Por Lala-Sula Palabras: 7453

Actualizado: 2021-03-04 19:12


Narra Nam

Estaba tranquilo en casa, concentrado en mis cosas, siguiendo mis rutinas cuando algo o más bien alguien me sacan de mi estabilidad emocional, de mi zona de confort.

Y allí estaba ella, la mujer que quise desde pequeño, mi primer amor y mi primera desilusión amorosa. Se veía hermosa, más hermosa de lo que la recordaba y es que ya llevaba un año sin verla, aunque podía verla (sabiendo la relación tan estrecha que hay entre su familia y la mía) no quería hacerlo, verla iba a hacer que me doliera más su traición, sus mentiras. Y a pesar de que aún la amo, no puedo perdonarle, definitivamente no lo haré. Después que me traicionó viene aquí con su cara inocente como si nada hubiera pasado.

¿Pero qué esperabas? —Pensó— si no te pidió explicaciones de por qué le terminaste a hace un año o ahora es porque ella sabe la verdad, pero quiere hacerse la inocente o más bien no quiere afrontar lo falsa que es.

Pero me las va a pagar, si quiere trabajar aquí, cerca de mí le causaré mucho dolor.

Ese Namjoon que siempre la protegía y amaba no está ya —se repetía así mismo para creerlo—.

Al día siguiente

Narra Eun-Yeong

Me desperté, con mi cara hinchada de tanto llorar.

¿Porque me afecta tanto? —se dijo así misma — Porque lo amas —se respondió—.

— ¿Porque ha cambiado tanto? No sé qué le hice, hace un año me terminó y lo acepte pensando que estaría muy ocupado con sus compromisos y por qué no era en su disquera permitido que los integrantes de la banda tuvieran novias, además, estaba pasando por mi propio dolor y no quería ser un estorbo. Pero ahora no entiendo, al parecer mi hipótesis era errada, simplemente me terminó por que ya no me amaba.

Narradora

Su cara se entristeció sabía que ese pensamiento era lo más cuerdo de pensar en estos momentos y es que para Eun-Yeong la reacción de Namjoon era por eso, sólo que aunque lo pensará no quería aceptarlo totalmente hasta que él se lo dijera de sus labios, aunque sabía que eso la iba a matar, quería tener una luz de esperanza de que su primer amor no haya acabado.

Narra Eun-Yeong

Decidí alistarme a la espera de que traía este nuevo día.

— Lista —me dije—. A la pelea, que digo al trabajo —bromee para mí misma—.

Dos horas después.

Me encontraba caminando de un lado al otro arreglando detalles, ser asistente es un trabajo difícil, pero no me importaba porque estaría cerca de Namjoon.

Alguien me golpea.

— L-o sient-to —dijo el rubio levantándose del suelo—, no vi por donde corría —sonrió levemente—.

— Lo siento, también estaba distraída.

— Ven acá, desgraciado —Grito Suga— ni se te ocurra comerte mi postre porqué ya sabrás lo que te pasara.

— Lo siento, me tengo que ir mi vida depende de ello —dijo mientras se metía a la boca una de las galletas que tenía—.

— ¡Maldito! Morirás hoy —grito—.

Pero ya Tae se había ido.

Yo sólo me eche a reír, parecían unos niñitos, al parecer aunque Tae no es el menor de edad en el grupo, hace travesuras como si lo fuera.

— Estos niños —Dijo Jin—, cálmate Suga yo sé hacer galletas, te cocinare unas mucho mejores que esas—dijo tocándole el hombro—.

Dijo el pelinegro que había observado la situación desde la parte de atrás de Suga.

Vaya, pareciera que fuera la madre y Suga y Tae los niños, definitivamente son como una familia, mi pregunta es ¿Serán normales o no?

Dos meses después.

Narra Eun-Yeong

Y aquí estoy, ya adaptada a los chicos y como tal a mi trabajo, me alegra servir tanto en mi trabajo y hacerme tan cercana a los chicos, a veces cocino con Jin —todavía me sorprende que sea el único que sabe cocinar y muy bien cabe resaltar—.

Otras veces Hoseok intenta enseñarme a bailar pero mis pasos de baile parecen los pases para invocar el inframundo, tener dos pi

es izquierdos es poco para mí, por lo que Hoseok se ríe de mí y yo literal me enojo —obvio se burla de mí— pero ese enojo dura cinco segundos ya que ver a Hoseok rojo a punto de morir de la risa basta para que el enojo se me quite.

Y otras veces Tae me arrastra con sus travesuras que hacen enojar a Suga —no entiendo cómo le encanta meterse con él, a mí me daría miedo—.

Hace dos semanas fuimos a una granja en el que se iba a grabar varios episodios pero pasaron cosas que no estaban planeadas

Flashback

Y aquí vamos en una camioneta voy con el resto del equipo y en otra están los chicos.

La granja quedaba muy apartada de la ciudad, por lo que el trayecto no era nada rápido, todo el equipo estaba literalmente muerto, porqué ellos no se duermen, se mueren.

En cambio yo estaba planeando con Tae algo para asustar mucho a los chicos en las noches —Lo sé, me contagie de las travesuras con Tae, claro está hasta cierto punto—.

Llegamos a la granja, cada uno llevaba su equipo ya que juntos éramos más de doce personas y llevar equipaje de estas uno sólo o dos eran misión imposible.

El trayecto de donde nos dejaba el carro hasta la granja era tan lejos que llevaríamos dos horas caminando, lo que hizo que los chicos se lamentará, más que todo Suga que le encantaba más dormir que comer y claramente dos horas caminando retrasaba su sueño reparador.

Y allí estábamos más que emocionados Jung Kook y yo, ya que podríamos aprovechar para tomar fotos a la naturaleza que nos rodeaba que era inmensamente hermosa.

Jung Kook y yo estábamos tan preparados en el tema que teníamos nuestras cámaras profesionales, tomando fotos a cada cosa que nos llamará la atención. Lo cual bastaron 30 minutos para habernos perdido del resto.

Y es que claro nos concentramos tanto en nuestras fotos que nos perdimos de lo que nos rodea.

— Jung Kook ¿Dónde quedaron los demás? —digo preocupada—.

— No otra vez, me dejaron otra vez —Exclamó—.

— C-c-como que otra vez —dije alterada—.

— Sí, ya es normal, me entretengo en mis fotos por lo que me pierdo del grupo, sólo hace falta llamar y lis...

— Aquí no hay señal —Le interrumpo—.

— Oh Dios —se coloca las manos en la boca del asombro— había olvidado completamente eso.

Rodé los ojos, es normal que olvide cosas si no están relacionado con la música o la fotografía seguramente no llamará la atención de Jung Kook.

— Sería bueno que nos quedáramos donde estamos, no conocemos el lugar y nos podremos perder más, será mejor que esperemos a que se den cuenta que faltamos

Jung Kook asintió.

Por otra parte ya en la granja.

— Haber, haber —dice Jin— quédense quietos para poder contarlos —dijo contándolos al señalarlos— un momento, ¿Dónde está Jung Kook?

Todos se miraron y rodaron los ojos.

— Otra vez se distrajo tomando fotos —dijeron al unísono—.

— Un momento —dice Tae— también falta Eun-Yeong.

Todos se miran y se dan cuenta que lo que dice Tae es verdad.

— Justo ahora que la necesito para mis planes se va a perder —dijo recordando la ayuda que necesitará para hacer las bromas—.

— Oye —lo golpea Jin en la cabeza— preocúpate por que no conocen el lugar y están perdidos, sabrá Dios si están juntos.

Tae se sobo la cabeza

— Lo sé —dijo— también me preocupo por eso, sólo que primero me preocupo por mis planes, que son importantes y necesitan de Eun-Yeong para ejecutarse.

— Vaya —dice Jimin— necesitas organizar tus prioridades amigo —dice tocando la cabeza de tae cariñosamente—.

Mientras todos hablaban Namjoon estaba pensando en cómo buscar a Eun-Yeong en un lugar que no conocían y a quien debía avisar.

Ya va a oscurecer y si no se encuentra pronto encontraremos a Eun-Yeong hecha un mar de lágrimas y miedos —pensó— será mejor que me dé prisa.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir