ManoBook > Romances > Momentos Inolvidables

   Capítulo 517 Esa mujer era una disoluta

Momentos Inolvidables Por Changdu Palabras: 9959

Actualizado: 2020-09-27 18:27


Vincent tenía mucha razón. No obstante, Lisa tenía ciertas dudas al respecto, puesto que Linda la había perdonado en esa ocasión. Además, realmente era consciente de que le había hecho muchas cosas crueles e imperdonables anteriormente.

Aunque Lisa creía que lo que su hermanastra poseía debía pertenecerle y que tenía derecho a competir con ella, no estaba del todo convencida con la idea de asesinarla.

Además, Linda tenía un embarazo de casi nueve meses, lo que provocó que Lisa dudara aún más, pues ella también estaba embarazada en esos momentos, por lo que podía entender la montaña rusa de sentimientos que seguramente estaba experimentando su hermanastra mientras esperaba a que nacieran sus bebés. Los cambios hormonales durante el embarazo podían provocar que la futura madre sufriera cambios de humor y que incluso llegara a tener comportamientos irracionales. No era fácil para ninguna mujer llevar en su vientre a un bebé durante nueve meses. Sin mencionar que era mucho más difícil si se trataba de dos. Teniendo eso en mente, Lisa se sintió indecisa y no tenía el valor suficiente para asesinar a Linda.

Cuando Vincent vio la expresión de duda en el rostro de su hermana, se sintió confundido y preguntó: "Lisa, ¿qué sucede?".

La mujer negó con la cabeza y respondió: "Nada. Es solo que en estos momentos Linda tiene casi nueve meses de embarazo, así que quizás sería mejor asesinarla después de que dé a luz. No hay necesidad de lastimar a sus bebés. ¡Ellos son inocentes y no tienen nada que ver con todo esto!". Vincent resopló y respondió: "Si esperamos a que dé a luz, nuestro plan se retrasará. Además, solo tendremos una oportunidad de matarla porque llegué a la conclusión de que el mejor momento para actuar será el día en que comience la labor de parto y la lleven al hospital. En ese momento puede que haya menos personas protegiéndola y de esa manera podremos deshacernos de ella más fácilmente.

Si no aprovechamos esa oportunidad para actuar, me temo que después de que dé a luz nos resultará imposible. Me enteré de que está esperando mellizos, así que estoy seguro de que la familia Mu le dará más atención y contratará más guardaespaldas para proteger a los tres una vez que los bebés nazcan".

"¿Pero no crees que sería muy cruel matar a sus mellizos? ¡Ellos no nos han hecho nada malo!". Lisa continuó sollozando en voz baja, pero se sintió un poco mejor después de que Vincent logró convencerla de seguir adelante con sus planes. En ese momento la mujer no pensó en Robert, y mucho menos se imaginó que estaba fuera de la habitación de Adam.

Vincent le dio unas palmaditas en la espalda mientras decía: "Estás un poco sensible porque tú también estás embarazada. Pero recuerda que ser misericordioso con el enemigo significa ser cruel con uno mismo".

Justo cuando Lisa estaba a punto de responder, la puerta del dormitorio se abrió de repente.

Cuando Lisa volvió la cabeza para ver de quien se trataba, vio a Robert de pie en la

ndo? ¡Eso es una reverenda tontería!", respondió Lisa mirando a Alice con crueldad. Finalmente se dio cuenta de que esa mujer la había acusado con Robert. Esa era la única explicación de por qué este último había regresado a casa inmediatamente después de haberse ido.

"Estoy diciendo la verdad. ¡Ha ido demasiado lejos! Usted es la mujer del señor Robert. Si la trata muy bien, entonces ¿por qué también se atrevió a seducir al señor Adam? ¿Cuál era su propósito al entrar en su habitación a altas horas de la noche?".

Desde que Robert y Adam eran pequeños, Alice había cuidado de ellos como si fueran parte de su familia, por lo que era natural que se pusiera a la defensiva y que se hubiera enojado cuando vio lo que les había sucedido a los hermanos desde que Lisa había llegado a vivir a la casa de la familia Huo.

Lisa abrió la boca, pero no pudo pronunciar una sola palabra. De hecho, el día anterior había ido a la habitación de Adam a altas horas de la noche. Como había un pasadizo secreto detrás de una pared de su habitación, el cual conducía al exterior, cuando Lisa llegaba a tener recaídas por las noches, podía salir de la casa en secreto para dirigirse a la clínica de rehabilitación y así recibir tratamiento para su adicción a las drogas.

Ese era el mejor momento para liberarse de su adicción a las drogas y solo tenía la oportunidad de salir de casa por las noches cuando su hombre dormía profundamente.

Decepcionado y enojado, Robert miró a Lisa, quien lucía igual que Linda.

Su rostro era muy hermoso, pero Robert sabía claramente que ella no era la verdadera Linda.

Pero en esos momentos eso ya no le importaba, pues había comenzado a aceptar tal situación. Después de todo, ella era la madre de su hijo, por lo que seguiría tratándola bien.

¡Pero al final resultó que esa mujer era una disoluta! Robert se sintió totalmente traicionado e incapaz de aceptar el hecho de que Lisa se había atrevido a seducir a su hermano, ¡en su propia casa!

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir