ManoBook > Romances > Los Besos de Jacob

   Capítulo 1038 ¿Te gusta ella

Los Besos de Jacob Por Elephant Palabras: 7806

Actualizado: 2020-11-22 00:33


Dina se quedó estupefacta cuando Bill mencionó de repente el nombre de Emily, mientras que el miedo y el resentimiento se instalaban en su corazón, la mujer apretó los dientes y trató de forzar una sonrisa, aunque el odio de su mirada apenas se podía disimular.

"Bill, ¿en serio te gusta ella?", le preguntó Dina con cautela, pensando en lo mucho que le había costado convertirse en su amante y en que, a pesar de soportar su gordo y repugnante cuerpo amontonándose encima de ella todas las noches, ese hombre consideraba que no era lo suficientemente buena para él.

¡Ahora resultaba que quería tener también a Emily como amante, a esa mosquita muerta, que siempre se hacía la víctima!

'¡Maldita sea! ¿Acaso me está tomando el pelo?', se lamentó la mujer en su interior y luego pensó: '¿Cómo diablos podría compararse conmigo esa perra tan fea de Emily?'.

"¡Sí! Es que con solo mirar esa carita, me pone. ¡Si pudiera tenerla aunque sea por una noche, entonces podría morir en paz!", dijo Bill, quien estaba tan cautivado por la idea de tener a Emily que ni siquiera notó el cambio de expresión de Dina, y es que, al fin y al cabo, ella solo era un juguete del

stado.

La verdad era que, después de haber trabajado para Darren durante tantos años, aún temía que se desquitaría con él en cualquier momento y, aunque estaba acostumbrado con su temperamento, cuando las cosas se ponían realmente mal, aún le daba escalofríos su terrible mirada.

"¿Atascados en el último paso?", repitió Darren lentamente después de identificar el punto más importante que las palabras del asistente le habían transmitido, dando golpes con las yemas de los dedos sobre el escritorio. Finalmente, cuando su intensa mirada se había vuelto más oscura que nunca, dijo, "Eso es cosa de Jacob, ¿verdad?".

Darren no era tonto y sabía que, además de Seamus, Jacob era el único que podía hacer algo así.

Como Seamus era su cómplice, era imposible que se autosaboteara de esa manera, por lo que solo podía haber sido Jacob.

"Sí...", asintió el asistente en voz baja, sin atreverse a mirar a Darren a los ojos y temblando intensamente mientras hacía todo lo posible por reprimir su abrumadora necesidad de salir corriendo de allí.

"Ya veo. Dile a la Junta Directiva que yo me encargaré. ¡Ahora lárgate!", le dijo Darren en un tono indiferente.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir