ManoBook > Romances > Los Besos de Jacob

   Capítulo 786 Cuándo la veremos

Los Besos de Jacob Por Lan Ke Ke Palabras: 12139

Actualizado: 2020-09-16 00:12


Después de lo sucedido, muy dentro de sí, Tyron tenía cierto temor de que algo malo pudiera pasarle a Emily nuevamente, por lo que inmediatamente se encargó de que las personas más confiables y responsables a su servicio vigilaran rigurosamente su habitación.

Ella aún no se había despertado debido al fuerte somnífero que Poppi le había suministrado, pero además del efecto de la droga, la mujer también había sufrido un fuerte trauma.

Ya habían transcurrido dos días desde el incidente, cuando Tyron fue contactado por su familia. Aunque aún no estaba seguro de dejar sola a Emily, comenzó a sentir que un terrible cansancio lo inundaba, debido a que había estado cuidando a la mujer sin descanso durante los últimos días, por lo que decidió que necesitaba recuperar su energía para así poder protegerla y defenderla de cualquier amenaza.

En cuanto llegó a la residencia Fang, Tyron se frotó las sienes, siendo presa de un fuerte cansancio y un intenso dolor de cabeza debido a la falta de sueño. Estaba a punto de subir a su habitación a descansar cuando una hermosa mujer, que bajaba felizmente las escaleras, lo interceptó sorpresivamente.

"¡Tyron! ¡Has vuelto!". Carol alegremente le dio la bienvenida a su sobrino en cuanto lo vio, deteniéndose unos instantes frente a él, con una sonrisa en el rostro.

"¿Cómo estás? ¿Tienes hambre? ¿Quieres que le pida a alguien que te prepare algo de comer?".

Tyron no se atrevió a mirarla a los ojos, por lo que volteó en todas direcciones, mientras agitaba la mano y respondía: "No, tía. Solo ve arriba y descansa. Yo estaré bien".

La sonrisa inmediatamente desapareció del rostro de Carol, mientras un vestigio de desilusión brillaba en su mirada. "Oh, bien…".

"Tía, ahora subiré a mi habitación. Si el tío o tú necesitan algo, pueden llamar al ama de llaves, estoy seguro de que ella podrá ayudarlos con cualquier cosa que necesiten", Tyron dijo abruptamente, pues lo único que deseaba en ese momento era desaparecer de la feroz vista de la mujer cuanto antes, para así poder refugiarse en la comodidad de su dormitorio.

En cuanto él se dispuso a marcharse, Carol lo detuvo de inmediato. "¡Espera un momento!". Entonces hizo que Tyron se diera la vuelta hasta quedar frente a ella.

Carol vaciló por un momento, pero después de recuperar el valor, se apresuró a hablar, temerosa de que su sobrino fuera a impacientarse debido a su silencio. "¿Cuándo podremos ver a Emily? La otra vez nos dijiste que...".

Carol se detuvo, mientras tragaba saliva con dificultad, pues tenía miedo de que Tyron fuera a molestarse si ella seguía insistiendo.

Entonces la mujer recordó cómo su sobrino les había prometido que verían a Emily al día siguiente de su llegada, tan solo para después retractarse, debido a un repentino cambio de opinión, ante lo cual solamente les informó que no podrían reunirse con ella por un tiempo, debido a que no era el momento apropiado. Su tía no sabía lo que había sucedido, ni cómo Tyron había determinado que el momento no era el apropiado, pero ya había pasado mucho tiempo desde ese entonces, su esposo y ella ya habían estado un buen tiempo en ese lugar, y ya habían comenzado a impacientarse a medida de que pasaban los días y no podían ver a Emily. Mientras más tiempo esperaba, Carol se sentía más impaciente y asustada.

Aún evadiendo su mirada, Tyron respondió evasivamente, "Lo siento mucho, tía. Es culpa mía por no haber hecho los arreglos necesarios. A últimas fechas hubo un problema con las lesiones de Emily, por lo que su familia ha estado muy al pendiente de ella. Por eso no he logrado encontrar la oportunidad de que se

igirse hacia su auto, pero entonces escuchó pasos a sus espaldas, que inmediatamente lo hicieron voltear, alarmado.

"¿Quién está ahí?", preguntó.

El hombre de pronto vio a Poppi, quien lo miraba con ojos indefensos. "Señor, lamento haberlo asustado, vine aquí con mis compañeros de clase, pero me perdí. ¿Sería tan amable de llevarme de regreso a la ciudad?".

Poppi parpadeó coqueta, aunque en el fondo sentía una gran repulsión hacia el hombre.

Él la miraba preguntándose qué hacía una joven tan bella en un lugar tan inhóspito. A pesar de su aspecto desaliñado y la suciedad de su rostro, su belleza era muy evidente.

El hombre pensó que la chica se había aproximado a él justo después de haber orinado, y creyó que quizá hasta lo había espiado. Entonces se le ocurrió una idea de inmediato. Después de mirar a su alrededor y descubrir que no había más rastro de vida humana cerca, se dio la vuelta para mirar a la mujer.

"Pero qué pena que una chica tan linda como tú esté vagando sola por este lugar. Por suerte venía pasando por aquí, y justo voy de regreso a la Ciudad Jingshi. ¿Dónde están tus compañeros de clase? ¿Crees que deberíamos buscarlos para volver todos juntos?".

El rostro de Poppi se iluminó tan pronto como lo escuchó decir que ambos se dirigían al mismo sitio, a pesar de que él no quería que ella notara lo tentado que estaba en ese momento.

"¿En serio? ¿Se dirige hacia allá? ¡Vaya, eso es genial! ¡Qué bueno! ¿Podría llevarme con usted de regreso a la ciudad? Yo después contactaré a mis compañeros. Aunque creo que ya deben estar allá".

Al escuchar que la mujer estaba sola, el hombre se sintió aliviado. "¿En serio? Bueno, de acuerdo. Puedo llevarte conmigo, pero con una condición".

"¿Cuál?", Poppi preguntó sorprendida, mientras su corazón se aceleraba, y su ceño se fruncía, ante el mal presentimiento que la inundaba.

"Oh, es algo muy simple, pequeña. Como siempre conduzco solo, a veces me siento triste. ¿Podrías hacerme algo de compañía?". Antes de que Poppi pudiera reaccionar, el hombre inmediatamente la tomó en sus brazos, mientras con su grasienta mano recorría audazmente su pecho.

"¡Suélteme!".

Asustada por el repentino atrevimiento, Poppi comenzó a forcejear hasta lograr liberarse del hombre.

Pero al mismo tiempo, se escucharon unas voces cercanas que la dejaron estupefacta.

"¡Rápido! Parece que hay alguien por aquí. ¡Vayan a ver!".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir